La cultura tiene su avenida en San Ramón

Iniciativa abre las puertas a artesanos para que den a conocer sus productos los primeros domingos de cada mes.

Hace un año comenzó como un proyecto con grandes ambiciones pero con cierta timidez, porque desconocían la respuesta de los convocados y del público local.

No obstante, pasada la prueba de fuego, el proyecto Avenida Cultura, de la Municipalidad de San Ramón, está en crecimiento y sirve de inspiración para otros ayuntamientos.

Actualmente, más de 75 artesanos se dan cita los primeros domingos de cada mes para mostrar y vender sus productos a las decenas de ramonenses y procedentes de otras partes del país, que asisten a conocer los llamativos productos de estos creadores.

Desde las 7 a.m. y hasta las 5 p.m., los primeros domingos de cada mes se convierten en una fiesta para la cultura, y los visitantes pueden adquirir las artesanías, disfrutar de presentaciones culturales con grupos locales y vivir un día de cultura fuera de San José.

La cultura tiene un espacio asegurado, como esto jóvenes músicos del cantón. (Foto: cortesía de Avenida Cultura)
La cultura tiene un espacio asegurado, como esto jóvenes músicos del cantón.
(Foto: cortesía de Avenida Cultura)

La iniciativa contempla también la promoción de actividades saludables, con el fin de darle una visión integral a la cultura, explicó Elizabeth Vega, la gestora del mencionado proyecto.

“Ya tuvimos la visita de representantes de la Municipalidad de Liberia, que querían ver cómo es que habíamos organizado Avenida Cultura, porque ellos piensan hacerlo allá. Imagínese el impacto que puede tener en un lugar como Guanacaste”, resaltó Vega.

A pesar de que el proyecto es impulsado por el municipio, Vega aclaró que antes de lanzarlo obtuvieron todos los permisos, tanto del ayuntamiento como del Ministerio de Salud, con el afán de tener todo en regla y evitar contratiempos.

Cuando empezaron con Avenida Cultura, el día elegido para mostrar los productos y promover actividades culturales fueron los terceros domingos, pero en consenso con los participantes llegaron a la conclusión de que era mejor los primeros domingos del mes.

Por esa razón cambiaron a los primeros domingos de cada mes, ya que en esas fechas los eventuales clientes disponen de más dinero y, aunque este punto no es el más relevante, sí les interesa que los artesanos puedan vender sus productos.

El folclore también ha tenido cabida en esta  propuesta para artesanos y artistas en San Ramón. (Foto: cortesía de Avenida Cultura)
El folclore también ha tenido cabida en esta
propuesta para artesanos y artistas en San Ramón. (Foto: cortesía de Avenida Cultura)

“Es importante destacar que los que participan con sus creaciones en Avenida Cultura no tienen que pagar nada, porque la idea es que cuenten con un espacio para dar a conocer sus productos”, puntualizó.

De acuerdo con Vega, como la idea ha tenido tan buena acogida local, a ellos les llegan artesanos de diferentes partes del país, en especial de la provincia de Alajuela, pero la propuesta está diseñada para los creadores del cantón de San Ramón.

Avenida Cultura es una especie de Feria del Agricultor, pero centrada en las más variadas creaciones de los artesanos, cuyo principal problema, agregó, es que no disponen de un mercado para dar a conocer sus productos.

Para Vega, este es un punto clave y uno de los principales argumentos a la hora de crear el programa, dado que en el país hay decenas de creadores que, con gran habilidad, elaboran sus productos, pero que carecen de la plaza adecuada para darlos a conocer.

La situación no era distinta en San Ramón y de ahí que se pusieron el “overol” en busca de una solución que permitiera fomentar la cultura y, a la vez, favorecer la creatividad de sus artesanos.

Además de la Municipalidad de Liberia, también la de Acosta visitó a los organizadores de San Ramón, para impulsar una iniciativa similar.

“Sería muy bonito que otras municipalidades lo hagan, que el nombre se dé a conocer y que los artesanos tengan su oportunidad de que la gente sepa lo que hacen”, comentó.

UN TESTIMONIO

Grace Gómez, de la Cima de San Ramón, desde hace 15 años se dedica a crear muñecas de trapo, las cuales promocionaba solo en distintos momentos del año en su casa. Ese era su mercado. Con Avenida Cultura la vida le dio un vuelco, porque ahora cuenta con un espacio en el que no solo vende, sino que hace contactos con clientes de diferentes partes del país y con otros artesanos.

“Siempre estoy esperando que llegue el domingo de Avenida Cultura, porque es una alegría compartir con la gente y, sobre todo, con los otros artesanos. En mi caso, algunas de mis muñecas −que son personalizadas y únicas, porque no hay dos iguales− hasta se han ido a Alemania”, dijo con orgullo.

Avenida Cultura le ha abierto una puerta que esperó por casi dos décadas. “Para nosotros ha sido una iniciativa excelente, porque nos permite entrar en contacto con mucha gente”, expresó.

Sus muñecas alcanzan, algunas, los 70 centímetros; doña Grace las crea milímetro a milímetro con la certeza de que no es un producto industrial, sino más bien una creación única y particular, para que alguien se lleve a casa como un recuerdo de su San Ramón natal.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Establecerían normativas para garantizar calidad del servicio.

Desde el año 1990 Costa Rica se inscribió en el juego de la globalización, cuando se adhirió al Acuerdo General Sobre Aranceles Aduaneros

Desde hace años, un grupo de esforzados educadores recorren los pasillos de la Asamblea Legislativa en pos de una ley que les permita

Semanario Universidad