Marc Ellis, teólogo israelí: “Los judíos también hacemos una limpieza étnica con los palestinos”

“El futuro de Israel y del judaísmo depende, de manera fundamental, del tratamiento que le dé a los palestinos y de un completo redireccionamiento

“El futuro de Israel y del judaísmo depende, de manera fundamental, del tratamiento que le dé a los palestinos y de un completo redireccionamiento del proceso de paz”, aseguró en una conferencia, hace un par de años, Marc Ellis, director del Centro de Estudios Judíos de la Universidad de Baylor, en Waco (Texas). Hoy sigue insistiendo en esa necesidad.

El conocido teólogo judío, autor de diversos libros como “El judaísmo no es lo mismo que Israel” y conferencista en algunas de las principales universidades norteamericanas Marc Ellis estuvo en Costa Rica, donde habló del “Otro judaísmo: la identidad judía y la paz en Oriente Medio” y dio conferencias en la Universidad para la Paz y el Centro de Amigos por la paz.

“He experimentado en mi vida –visceralmente, internamente­– el fin de la historia judía como la habíamos conocido y heredado”, afirmó, en noviembre pasado, en el Centro de Estudios del Medio Oriente de la Universidad de Harvard. “No es conceptual o abstracta la violencia que yo y otros judíos de conciencia hemos sentido por parte de otros judíos. La violencia que llega al final de la historia judía”, agregó.

 

En Costa Rica, Ellis reivindicó el resurgimiento de un judaísmo profético que le permite sentirse esperanzado. Ese otro judaísmo –asegura– “está cerca de mi corazón”.

En medio de la incertidumbre, y pese a que los progresos hacia la paz parecen lejanos y muy pobres, Ellis no oculta cierta esperanza. “Hay una explosión de lo profético en Israel y también en los Estados Unidos”, asegura. Y lo profético, esa previsión de un mundo distinto, es parte de la herencia de Israel, aspecto que “Israel donó a la humanidad”, mencionó.

UNIVERSIDAD conversó con él, durante su paso por San José, sobre las políticas israelíes y su trato con los palestinos, y sobre su visión de lo que habría que cambiar para avanzar hacia la paz en la región.

Quizás no sea extraño que se oiga muchas veces, en la entrevista, la frase “no lo sabemos”, expresión de la incertidumbre por la que atraviesa una de las regiones cuya situación política es de las más volátiles del mundo.

Hace dos años usted señaló, durante una gira por Canadá, que el futuro del judaísmo, y de Israel depende de un cambio radical en las relaciones con los palestinos y una nueva dirección del proceso de paz. ¿Sigue pensando lo mismo? ¿Qué cambios son necesarios?

– Necesitamos revertir la ocupación del margen occidental, de Jerusalén, dar libertad a Gaza. Pero eso no es lo que va a pasar. Israel y los judíos, en general, necesitan darse cuenta de que lo que hemos estado haciendo con los palestinos está equivocado. Si lo reconocemos, podemos comenzar de nuevo. Algunos judíos lo hacemos, pero la comunidad judía, en general, es ignorante y no quiere saber nada de esos problemas. Nos están llevando a una situación cada vez más peligrosa, porque cuando no le das alternativa a un pueblo, solo lo golpeas, golpeas, y golpeas, sobrevives apenas por el poder.

No obstante, no puedes vivir así para siempre. Tenemos que volver atrás. Pienso que, como pueblo, no queremos hacer eso. No quiero que una catástrofe nos obligue a cambiar. Por ejemplo, si Israel decide bombardear Irán, se necesitarían enormes recursos, por los menos cien aviones, según el New York Times. Y, si lo hace, ¿qué pasaría? No sabemos. Misiles y bombas estallarían de un lado y otro. Israel trata de ampliar su margen de maniobra, pero este se reduce y no siempre se puede ganar.

El proceso de paz al que Usted hace referencia está estancado desde hace años. ¿Tiene futuro ese proceso?

– No tiene futuro. El proceso de paz comenzó en 1967. Ha sido muy largo. Año tras año y nada ha ocurrido realmente. Solo hemos avanzado un poco en cuanto a la libertad de los palestinos, mientras Israel ha ido extendiendo su presencia en el margen occidental del Jordán.

No hay futuro, a menos que ocurra algo que signifique un punto de quiebre: digamos que Israel bombardea Irán o que Hezbollah lanza un cohete sobre Tel Aviv, mata un montón de gente. ¿Qué pasaría? ¡No sabemos!, pero el proceso de paz estaría muerto para siempre.

Israel sigue construyendo en territorio palestino ocupado en Cisjordania. La semana pasada anunció la construcción de otras 600 casas. ¿Cuál será, en su opinión, el futuro de esa política?

– Poder. Nuevamente poder. Poder contra debilidad, cada vez que construyen un casa. Si uno ve el mapa de la región, como se ha ido extendiendo la colonización de esa zona, no haría esta pregunta. Lo único que pasará es que seguirá peor, las cosas siempre pueden estar peor.  Seguirán peor, hasta que pase algo. Cuando se piensa que se puede hacer algo, viene otro golpe.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha acusado a Israel de estar llevando a cabo una “limpieza étnica” en Jerusalén. ¿Usted coincide con ese criterio?

– Han echado a los palestinos de sus tierras desde la creación del Estado de Israel. Para crear Israel, tuvieron que echar a miles. Si se miran los asentamientos judíos en la región, vemos como crecen. Obviamente, hay una limpieza étnica en Palestina y en el margen occidental, para hacer espacio para los judíos.

En Occidente, no nos gusta pensar que los judíos podrían hacer una limpieza étnica, pero cuando tenemos poder lo hacemos del mismo modo. Lo estamos haciendo nosotros, tal como otros lo han hecho con los judíos. Lo hemos hecho y continuamos haciéndolo.

Esto es muy triste para los judíos también y para los palestinos. Yo pensé que solo los alemanes, los cristianos, los mismos españoles podían hacer eso. Es una tristeza ver que nosotros también lo hacemos. Deberíamos estar de luto por eso, pero lo celebramos como un éxito de los judíos. No hay que equivocarse, mientras peor le vaya a los palestinos, más peligroso será para Israel.

¿Cómo influenciarán los cambios que están ocurriendo en el mundo árabe, especialmente en Egipto, las relaciones entre Israel y Palestina?

– No lo sabemos, no está claro. Estados Unidos apoyaba al presidente egipcio, Hosni Mubarak. Ahora Mubarak ya no está y la pregunta es ¿hacia dónde va Egipto?

La gente piensa que Israel debe ser cuestionado por lo que hace con los palestinos, pero el mundo árabe está en el bolsillo de los Estados Unidos. Cambiar eso tendría un gran costo para ellos. Para los militares, los políticos, los sectores gobernantes, los sectores económicos… ¿vale la pena cambiar? No hay que olvidar que el ejército egipcio depende de los miles de millones que le da Estados Unidos y, seguramente, no quieren perder esos recursos.

Lo cierto es que las cosas están cambiando, pero no suficientemente y no sabemos lo que puede ocurrir.

¿Las tensiones con Irán terminarán conduciendo a un ataque israelí contra ese país?

– Tampoco lo sabemos. Podría haber un ataque masivo, que sería muy peligroso para todos, incluyendo Israel. ¿Puede Israel atacar realmente? No lo sabemos. Es una fanfarronada, aunque podría ocurrir. Es una situación muy peligrosa, como en un juego.

Si Irán es atacado, ¿qué haría? Tampoco sabemos. Normalmente, los políticos no hacen algo cuando hay tantas interrogantes, pero no podemos estar seguros. Es un juego tremendo. Sería demasiado arriesgado.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Si Facebook fuera un país sería el tercero más poblado detrás de China e India.  Esta red social sería la provincia con más habitantes

Aunque sus trayectorias e inquietudes plásticas los han llevado por diversos rumbos, siete artistas graduados de la Universidad de Costa Rica (UCR) tienen la

Así comienza Claraboya la novela inédita que el premio Nobel presentó a una editorial en 1953 y cuyo rechazo casi aborta su carrera de

Responder a inquietudes de estudiantes y docentes fue la principal actividad que tuvo en días pasados el candidato por la rectoría y actual vicerrector

La sobrepoblación y el hacinamiento en las cárceles de Costa Rica es crítica y sigue en aumento, alertó la Defensoría de los Habitantes, al

“Yo lo he dicho con toda claridad: si quedo de rector, yo voy a aceptar los fondos del Banco Mundial”, así de categórico fue

Me calza a la perfección aquella ley de la biología que certifica que si una especie no se reproduce, perece. Es un hecho. También

El Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez, el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con
Semanario Universidad