¡A los leones!

Apetitosas en exceso y para nada eróticas resultan en cambio las parejas que en Costa Rica desean la fecundación en vitro, que la legislación

Dentro de los cuentos y contracuentos del imaginario cristiano acerca de las persecuciones y martirios que han debido sufrir sus fieles debido a su “creencia  verdadera” (y a la maldad de sus acechadores y furor del Diablo) figura el de los emperadores romanos que los arrojaban a leones y tigres como aperitivo de espectáculos más competitivos: gladiadores en combate, guerras entre esclavos y delincuentes, enfrentamientos de animales o escenificaciones porno. De los relatos, uno de los más simpáticos es el de Santa Tecla (Tecla de Iconio), una ascética seguidora o novia de Pablo de Tarso, la que fue dispuesta como alimento para leones. De acuerdo a la narración, como Tecla fue arrojada desnuda a los felinos, ellos cerraron los ojos para no avergonzarla y, en cambio, acercándose, solo lamieron sus pies. El asunto se interpreta como un milagro, pero los descreídos estiman que la actual santa resultaba demasiada flaca para el apetito de las fieras y disimulan lo de los lamidos por considerarlos eróticos.

Apetitosas en exceso y para nada eróticas resultan en cambio las parejas que en Costa Rica desean la fecundación en vitro, que la legislación del país debe autorizar para cumplir con los convenios internacionales que previamente, y sin amenaza alguna, ha firmado. En este caso, emperadores y sumos pontífices romanos radicados en la Asamblea Legislativa han resuelto, desde su esperanza de ganar el Cielo, que quien, por capricho incomprensible y contrariando la voluntad de Dios, desee un hijo de óvulo fertilizado fuera del  cuerpo de la madre (la que mañosamente ha provisto el óvulo) debe garantizar judicialmente que el semen proviene de su esposo o pareja eterna. Prohíben de esta manera la donación de esperma y la fecundación de mujeres sin pareja. De paso, liquidan al marido infértil. Esto, dicen los diputados-pontífices, que provienen del PLN (a quien Johnny amenazó con liderar), de la Alianza Demócrata Cristiana y del Movimiento Libertario (¡!), “garantizará el derecho de los hijos a tener un padre y una madre”. Según ellos, así crecerán en una “familia consolidada”. El proyecto establece que en los casos que Costa Rica haga goles en otro Mundial de fútbol, o los reciba, lo de “familia consolidada” se declara suspendido.

Otro artículo exige que los matrimoniados padres “in vitro” estén en plena capacidad cognoscitiva y volitiva, tengan salud perfecta (el diagnóstico debe provenir de una clínica cristiana, porque la CCSS se considera laica e impura en estos asuntos) y prueben su salud mental (se sugiere pasen una entrevista con el obispo Ulloa, quien desalojará de ellos cualquier síntoma de posesión satánica). Pasadas estas pruebas leoníferas, el procedimiento clínico asegura casi que la mujer involucrada como madre potencial en el proceso no se embarazará (por el precario número de óvulos fertilizados: 3; la cantidad óptima para alcanzar éxito, en opinión de Satán, es 15). Mostrando su lado generoso, los faraones señalan que los padres “in vitro” que logren tener hijos deben jugar a la Lotería Nacional el domingo siguiente.

Entrevistada la Virgen de los Ángeles declaró: “En esas condiciones no existiría culto mariano”. Su comentario, sin embargo, fue recibido con vítores por los diputados evangélicos, quienes no forman parte de la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea. Los dejaron fuera porque en este punto son finamente extremistas.

El asunto sería cómico si no violase brutalmente derechos humanos. Si los diputados de Costa Rica (que representan a los ciudadanos costarricenses, no a sus almas) quieren discriminar a quienes desean tener hijos y por algún motivo requieren hacerlo con fecundación asistida, basta con que declaren delito esa práctica ,y a quienes se involucren de cualquier manera en ella, como criminales. Así al menos el resto del mundo podría introducirse al abismo de hipocresía que separa doctrinalmente a algunas experiencias cristianas de derechos humanos.

A estos cristianos se los comerían los leones por no lavarse los pies. Según los médicos, no lavarse los pies mata el alma. De ahí la hediondez.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El campo de la cultura no se libra de los juegos de los cultores del mercado, quienes se encargan de decidir en lo esencial,

El director musical Elio Urciuolo, de Italia, dirige a la Orquesta Sinfónica Nacional en el montaje de Nabucco, de Giuseppe Verdi.Decir que la ópera

La Procuraduría General de la República calificó de inconstitucional el nombramiento del obispo luterano Melvin Jiménez como Ministro de la Presidencia.La información fue publicada

Washinton, 25 jul (dpa) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que los niños migrantes no acompañados que no califiquen para

¿Cómo no apreciar el deporte genuino? Es superación humana lograda a largo alcance, a base de tesón diario. ¿Cómo no amar el arte? Genuina

El Lic. Minor Durán, administrador de la Asada de San Gabriel de Aserrí, expresó que el agua que suministran pasa por un proceso de

Walter Morales, director musical de la Orquesta Sinfónica de Edgewood, es uno de los varios ponentes del evento. (Foto: Edgewood Symphony Orchestra)La Escuela de

Santiago de Chile, 25 jul (dpa) - La Congregación para el Clero del Vaticano ordenó la expulsión de dos sacerdotes chilenos por su responsabilidad
Semanario Universidad