Caudal del río Colorado

En la edición del Semanario UNIVERSIDAD de la semana pasada, se me entrevistó en relación con la situación del río Colorado, y se me

En la edición del Semanario UNIVERSIDAD de la semana pasada, se me entrevistó en relación con la situación del río Colorado, y se me preguntó si el dragado que Nicaragua realiza había afectado ya los flujos de agua de ese río nacional. Dado que durante la entrevista no pude referirme ampliamente al tema, y en razón de que sin duda los adversarios de Costa Rica tratarán de manipular mi respuesta, explicaré lo dicho entonces.

Como los costarricenses recordarán, cuando en el año 2010 Nicaragua anunció el inicio del dragado del río San Juan, me correspondió enviar una nota oficial al Gobierno de ese país solicitando que se enviara toda la información técnica sobre las intenciones que tenía ese país al realizar esta obra, y que esta no se iniciara hasta que Costa Rica hubiese analizado si el dragado generaría un daño al territorio costarricense, incluyendo el nivel de aguas del río Colorado. Esa nota fue inicialmente criticada por algunos sectores afines a Nicaragua, pero el tiempo nos daría la razón sobre su importancia.

Nicaragua nunca envió la información solicitada. Un año antes Edén Pastora había anunciado su deseo de desviar 1,800 metros cúbicos de agua por segundo del río Colorado al bajo San Juan.  El Río Colorado lleva un promedio de entre 1,300 y 1,800 metros cúbicos de agua por segundo. Lógicamente el desvío de aguas anunciado habría representado la destrucción total del Colorado.

Ante la invasión militar al territorio costarricense, justamente con ocasión de las labores de dragado de Nicaragua, Costa Rica acudió a la Corte Internacional de Justicia.  El objetivo principal de Costa Rica en ese juicio es recobrar la soberanía plena sobre el territorio invadido por Nicaragua, así como que la Corte analice los daños provocados por Nicaragua en el Humedal Caribe Noreste, y que examine los trabajos de dragado que Nicaragua hace en el río San Juan.

Costa Rica, de acuerdo con lo que la propia Nicaragua ha dicho, prevé que los trabajos de dragado son en preparación a la obra del Canal Interoceánico que Nicaragua con tanto ahínco desea desarrollar y que afectaría gravemente los derechos territoriales y ambientales costarricenses.  Como se ha dicho en múltiples oportunidades, Costa Rica no se opone a que Nicaragua realice obras de mejora en sus ríos siempre y cuando no se produzcan afectaciones al territorio costarricense, incluidos sus ríos y, además, Nicaragua tiene la obligación, de acuerdo con lo dispuesto en el Tratado de Límites de 1858 y en el Laudo Cleveland de 1888, de consultar con Costa Rica. La opinión de Costa Rica, donde pueda afectarse sus intereses o su territorio, es de carácter vinculante, como es el presente caso.

Costa Rica presentó argumentos y evidencia ante la Corte Internacional de Justicia que demuestran que la intención de Nicaragua es justamente afectar el río Colorado.  Cuando se me preguntó que si ya se habían producido afectaciones sobre el caudal del río Colorado, manifesté que no teníamos aún certeza, porque se estaban realizando estudios sobre el caudal, y que esos estudios también tienen que contemplar la situación climatológica.  A pesar de que hay evidencia que apunta a una disminución, lo cierto es que las condiciones climáticas en la zona, particularmente por períodos secos en los últimos dos años, no nos permiten aún determinar con precisión el grado y razones  de tal disminución.  Es estrictamente en este contexto que mis palabras deben entenderse.

Lo que sí está plenamente comprobado es que a Nicaragua no le importa afectar significativamente el caudal del río Colorado para su provecho. Por ello tiene cuatro dragas trabajando permanentemente en esa zona, lo que ha implicado el movimiento de millones de metros cúbicos de sedimentos. Algunos de estos sedimentos han sido lanzados a la margen nicaragüense del río San Juan, y otros posiblemente han acabado en el río Colorado.  Es evidente que cuando Edén Pastora habló sobre el tapón del San Juan, y que finalmente lo había limpiado, se refería al punto de bifurcación entre el Colorado y el San Juan. Justo ahí se ve a simple vista vastos depósitos de sedimentos, justo donde nace el río Colorado, que anteriormente no existían, y que se acumularon precisamente a partir del momento en que Nicaragua dragó ahí.

Asimismo, se han observado desprendimientos de la margen costarricense del río San Juan, asociados a tuberías que Nicaragua instaló en esos sectores, lo cual fue debidamente documentado por Costa Rica y expuesto ante la Corte Internacional de Justicia. El hecho que aún Nicaragua no haya logrado desviar un flujo importante de agua del Colorado al San Juan se debe a circunstancias principalmente geológicas, pero no porque no haya tratado o no esté tratando de hacerlo. Costa Rica continuará sosteniendo ante la Corte Internacional de Justicia el hecho que Nicaragua no puede causar daño al río Colorado, y que su intento de hacerlo es una violación al derecho internacional.  Nuestro país también hará ver que otros impactos han sido ocasionados producto de obras que Nicaragua realiza, como la construcción del puente Santa Fe y un aeropuerto en un humedal internacional.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, así como las otras instituciones del Estado que patrióticamente colaboran con el país en la defensa de sus intereses y su soberanía, continuamos monitoreando la situación del río Colorado, y haremos valer los derechos de Costa Rica tantas veces y ante tantas instancias como sea necesario.  En esto también debemos reconocer el interés y llamado de atención que hace permanentemente el diputado Claudio Monge. Pese a todo esto, aspiramos a que Nicaragua cese su conducta hostil hacia Costa Rica, y que las obras de desarrollo e infraestructura que se realicen en esa zona se hagan en cumplimiento de los compromisos internacionales que ese país tiene frente a Costa Rica.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El sitio www.zompopas.com pretende poner al alcance de todos, información detallada y relevante sobre estas interesantes hormigas. (Imagen tomada de Internet).Difícilmente alguna persona que

El próximo 17 de julio los funcionarios administrativos de la Universidad de Costa Rica (UCR) en propiedad elegirán a su representante ante el Consejo

En la edición del Semanario UNIVERSIDAD de la semana pasada, se me entrevistó en relación con la situación del río Colorado, y se me

Las exigencias de los mercados actuales hacia mayores grados de especialización, junto con el predominio del imperio del dinero, han desatado toda una tendencia

El proyecto de ley biomédica genera gran cantidad de dudas. La UCR fue sede del foro “Investigación con seres humanos, bioética y legalidad en

El Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) empezó a pagar la semana antepasada a las empresas constructoras los cobros pendientes por los trabajos realizados en

Cada persona que muere deja un espacio difícil de llenar en las personas que le quieren y en muchas ocasiones en su centro de

Las personas que compran sus alimentos puesto que no los producen, se han enterado del acelerado aumento en los  costos de los alimentos. Esta
Semanario Universidad