Cementerio General de Cartago?

De tal suerte, estos lugares constituyen un verdadero »libro abierto» de sus respectivas localidades. Nombres, fechas, acontecimientos y sentimientos, inscritos –real y simbólicamente- en sus

Los cementerios son un testimonio claro de las mentalidades de sus respectivas sociedades en las distintas épocas de la historia; las cuales se traslucen claramente en la iconografía, en las historias, leyendas y anécdotas que tienen como trasfondo  los monumentos funerarios.

De tal suerte, estos lugares constituyen un verdadero »libro abierto» de sus respectivas localidades. Nombres, fechas, acontecimientos y sentimientos, inscritos –real y simbólicamente- en sus tumbas y mausoleos, dan cuenta de la última voluntad de quien dejó la vida; y en cierta manera, del devenir social y cultural.

En el caso particular del Cementerio General de la ciudad de Cartago, sus tumbas y monumentos, ubicados en los cuadrantes que dan a la entrada principal,  constituyen valiosos testimonios históricos y estéticos del devenir social de la antañona ciudad.

Ciertamente,  las tumbas y mausoleos de fino mármol manejan muchos símbolos en su iconografía. Retratos de los seres queridos, en relieve o en busto, ángeles, figuras alegóricas o dolientes, cristos crucificados y en su advocación de sagrado corazón.

En ocasiones, los conjuntos escultóricos incluyen representaciones de vegetales u otros objetos que simbolizan la volatilidad del alma, la brevedad de la vida, el triunfo y la trascendencia sobre el pecado. Particular interés adquieren los epitafios, que consignan el nombre del finado, fecha de nacimiento y muerte, y en ocasiones los logros y virtudes del fenecido. 

Un recorrido pausado por sus senderos y pasajes nos interna en un peculiar «museo al aire libre». Conocer y descubrir el Cementerio General de Cartago, depende simplemente de una caminata atenta y calma.

El aporte más importante en el rescate y revitalización del Cementerio General de Cartago, es la contribución a su propia transformación de espacio funerario a espacio cultural.

Por lo anterior, es necesario protegerlo de una manera integral, conservando su traza, calles, nomenclatura, vegetación y  todos los elementos que lo conforman, sobre todo, sus monumentos funerarios.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

¿y la deserción?", así como la versión de éste para el periódico La Nación, "Acabar con un sinsentido", que presenta los resultados de una

De tal suerte, estos lugares constituyen un verdadero ''libro abierto'' de sus respectivas localidades. Nombres, fechas, acontecimientos y sentimientos, inscritos –real y simbólicamente- en sus

A tan solo diez días de las elecciones presidenciales del próximo 15 de marzo, en El Salvador, derecha e izquierda se han alineado detrás

Se pueden leer las declaraciones de la decana María Eugenia Venegas, la cual indica: “La medida (del MEP) puede ser sostenida por argumentos lógicos

Si bien es cierto en 1978 se abrió como un pre-grado, ya que se otorgaba el título de Diplomado en Archivo Administrativo, posteriormente se

insistió en negar vanamente,  una mención atribuida a Joseph Stiglitz acerca de que el colapso de la especulación inmobiliaria equivalía a la “caída del

La imagen de un mártir caído en Sabanilla de Alajuela, abrazado a la urna electoral que no quiso entregar a los gendarmes del Gobierno,

Cien objetos provenientes de todo el país y de diferentes momentos del desarrollo humano de diversas culturas, componen la exposición Aves de piedra, barro
Semanario Universidad