La gestión del talento humano: aprendizaje participativo

La cultura organizacional es una temática que demanda, cada vez más, un espacio con mayor propiedad dentro del espectro de las organizaciones públicas y

La cultura organizacional es una temática que demanda, cada vez más, un espacio con mayor propiedad dentro del espectro de las organizaciones públicas y privadas. Se trata de un conjunto de actividades referidas a las conjeturas y creencias que comparten los miembros de una organización y que operan en forma inconsciente, explicando la visión que los miembros tienen de ésta y de sus relaciones con el entorno y que han sido ensayadas, asimiladas y absorbidas como respuestas a los problemas de subsistencia con el medio y con la integración interna de la organización.

Anteriormente, y con base en una teoría organizacional que únicamente trataba de interpretar los múltiples procesos que sucedían al interior de las organizaciones, no existía posibilidad para la comprensión de los fenómenos sistémicos nacionales, y mucho menos, los mundiales, ni tampoco formas para interpretar dichas manifestaciones en la relación existente entre el sistema organizacional y su entorno.

Dichas actividades son un tema periódico en el análisis, evaluación y toma de decisiones en los departamentos u oficinas de recursos humanos a nivel nacional e internacional. Algunas personas piensan que es un tema de gran importancia, para otras, un tema viejo y deteriorado, mientras que para otros, se trata de un tema que está sobrevalorado, que no es valioso, que tiene muy poca repercusión y en el que no hay que invertir más de lo básico.

No obstante lo anterior, el manejo adecuado de la cultura organizacional es clave para el éxito organizacional, constituyéndose en una estrategia eficaz y en una de las mejores herramientas de retención de empleados comprometidos y como espacio para fortalecer su moral y su productividad durante la crisis, pues cada persona es la expresión de muchas variables, en donde las diferencias en cuanto a aptitudes y patrones de comportamientos son muy diversas.

Si las organizaciones están construidas por personas, el estudio de estas constituye el elemento básico para comprender a aquellas y, particularmente, la extensa e infinita interrelación que se crea en cuanto a la administración y gestión del talento humano. La organización de hoy no es la misma de ayer, pues los cambios cada día son más y más evidentes, exigiendo que cada uno de sus componentes sea amoldado con nitidez, para ajustarse óptimamente a tales cambios.

La gestión estratégica actual no se basa únicamente en factores como la tecnología y la información, sino que la clave de ese tipo de gestión está basada en las personas, en su capacidad de cambio interno, en la innovación concebida como un proceso que involucra múltiples actores, factores y escenarios que permiten entender la realidad, la organización y la misión de las personas en ella. Los espacios de generación, desarrollo e innovación, establecen un aprendizaje participativo, donde la información y la realimentación producen una interacción dinámica y cambiante entre las personas y las organizaciones, que beneficia con sentido a clientes internos y externos.

Es hasta este siglo XXI que se observa, dentro de las instituciones públicas y privadas, un mayor compromiso en el aprovechamiento de la gestión estratégica del talento humano, en donde poco a poco se ven cambios muy positivos a favor de los colaboradores, dentro de una perspectiva de crecimiento y bienestar integral.

Resulta necesario generar un mejoramiento continuo de la cultura organizacional, como una herramienta fundamental en pro de muchos componentes administrativos, como la gestión por competencias, el clima laboral, el desarrollo organizacional, el coaching y  la comunicación interna y externa, entre otros, los cuales ahondan en el auge y compromiso del capital humano, y engrandecen las competencias de cada uno de los individuos comprometidos con el quehacer organizacional.

EI mundo ha cambiado enormemente en las últimas décadas y continúa cambiando, por lo que las organizaciones que han hecho del cambio una constante, son las que más oportunidades han aprovechado y las que más éxito han compartido con sus trabajadores. Las Oficinas, Unidades y Departamentos de Gestión del Talento Humano tienen que mantenerse, ampliarse y desarrollarse, para contribuir de modo inteligente en la gestión institucional o corporativa, favoreciendo al encaje organizacional dentro de un mundo cada vez más variable y competiti­vo.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La cultura organizacional es una temática que demanda, cada vez más, un espacio con mayor propiedad dentro del espectro de las organizaciones públicas y

UNIVERSIDAD fue testigo de esta descarga de agua caliente con un fuerte olor a leche,  sobre la quebrada cercana a la planta de Dos

Industrias Infinito pretendía extraer oro a cielo abierto en Crucitas, de San Carlos. Sentencias del Tribunal Contencioso Administrativo, la Sala Primera y la Sala

Para muchos individuos, sobre todo abogados, chovinistas y estadistas (entiéndase estos últimos, como vividores del Estado) atacan fuertemente el abstencionismo. Según ellos, este es

Pertenezco a un grupo de historiadores exiliados de algo que don Iván denominó en alguna reunión “cultura académica”; ahora creo ser más un autoexiliado

La madurez y la salud de un país no se miden por los índices sanitarios, ni por el sistema degobierno, ni por la tecnología

Patricia Cuenca, directora del INISA, considera que el premio que van a recibir es un estímulo para seguir trabajando con más ahínco. (Foto: archivo

El Coro Universitario es uno de los grupos con más trayectoria, fue fundado en 1955 y es considerado el coro de más antigüedad
Semanario Universidad