CCSS:

Para una buena negociación del próximo FEES

De acuerdo con lo que establece nuestra Constitución Política, el Gobierno de la República tiene la obligación de proveer a las universidades públicas

De acuerdo con lo que establece nuestra Constitución Política, el Gobierno de la República tiene la obligación de proveer a las universidades públicas de los recursos requeridos para el desarrollo de sus actividades académicas, y en general para cumplir su misión de servir al desarrollo del país, a la formación de las nuevas generaciones y a elevar la calidad de vida de la población, con una perspectiva nacional e integradora.

Con esta base, el 26 de agosto de 2010 las rectoras y rectores de las cuatro universidades públicas de ese momento lograron que el Gobierno se comprometiera a establecer el 1.5% del PIB como meta de financiamiento para el 2015 y a garantizar una tasa de crecimiento real de dicho Fondo, independientemente del comportamiento del PIB. También quedó explícito en este Convenio que los sistemas de incentivos al personal deberían apoyarse y responder primordialmente a consideraciones de calidad y mérito en el desempeño de sus funciones.

Por su parte, las universidades prepararon el Plan Nacional de la Educación Superior Universitaria Estatal 2011-2015, el cual contiene cinco ejes medulares: pertinencia e impacto, gestión, ciencia y tecnología, aprendizaje, acceso y equidad. Todos ellos derivados de un mismo núcleo generador denominado responsabilidad social universitaria, la que les resulta inherente a su índole de universidades públicas.

Este Convenio ha permitido continuar con el desarrollo institucional en el ámbito académico, de infraestructura y equipamiento. No obstante, a las puertas de una nueva negociación de este Fondo, surgen varios retos, especialmente el de una proyección sólida y suficiente, sin obviar la situación financiera del país y las severas críticas que han enfrentado las universidades, muy en particular la Universidad de Costa Rica. Por ello, es de fundamental importancia considerar los siguientes puntos: 1) La negociación debe realizarse con transparencia, sin opacidades, de modo que cualquier miembro de las comunidades universitarias, pueda disponer de toda la información y aportar de manera propositiva, 2) El uso de unos parámetros de referencia pertinentes, y con las respectivas salvaguardas, para que haya un desarrollo real de las universidades, en todas sus dimensiones y 3) La incorporación de las ideas de diversos sectores de la comunidad universitaria, las cuales pueden provenir de foros o debates sobre el futuro de la universidad pública costarricense. De ese modo, podremos lograr, con visión institucional y solidaria el FEES que se requiere para el próximo quinquenio.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Soresco aclara su pocisión respecto del proyecto de refinería conjunta entre China y Costa Rica

Si el grafiti proviene de revelar un aspecto de insatisfacción interior, lo mismo que con el desarrollo social de la época se desarrolla

El Estado costarricense tiene pendientes legislativos en materias trascendentes para una democracia madura como la nuestra.

Semanario Universidad