Un evangelio no tan justo

En las últimas semanas hemos sido informados por varios medios de comunicación acerca de un “político” que parece buscaba más que evangelizar

En las últimas semanas hemos sido informados por varios medios de comunicación acerca de un “político” que parece buscaba más que evangelizar a una MUJER con mayúscula, en un lugar muy poco santo para la investidura que en algún momento lo recubrió…

Autoproclamado representante del “Supremo Hacedor aquí en la Tierra” o para ubicarnos mejor, “en Tiquicia”. Perseguidor e inquisidor de sodomitas, mujeres habitantes de la isla de Lesbos y niños probeta, además de toda persona que no comparta sus mismas “Aficiones Espirituales” y con un pequeño “club de fans” que lo acompañará hasta la puerta del tribunal y que de ahí no pasará.

Ha llamado la atención porque en estos días se le cayó la biblia y no precisamente del púlpito donde predicaba, sino más bien de la Nube Blanca donde flotaba… allá por Pavas, ya que se creía un “ángel” al mejor estilo del tristemente recordado Jimmy Swaggart. Pero todo depende del peluquín con que se peine, porque toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario dirían sus hermanos desde la “fe” de sus “Curules.”

Pero las mujeres en este país no comemos cuentos y mucho menos disfrazados de parábolas de seducción con una mala dosis de tanda de 3 p.m., al mejor estilo de Caperucita y el Lobo, porque no era precisamente la visita del Arcángel Gabriel la que se venía a anunciar.

Y aunque el portón se estaba cerrando, mejor de aquí salimos volando… Eso sí con la frente muy en alto, porque ningún SINVERGUENZA vestido de “Pastor Alemán” (y me refiero a un perro) nos va a venir a CUENTEAR en ningún lugar, por más Saco y Corbata que vista “disfrazado de caballero,” pero con unas UÑAS de Gavilán Pollero.

Por tanto, ya es suficiente que algunos “políticos” que andan por la vida tratando de parecer “mártires” pero escudados en el MACHISMO imperante que cobija a algunos sectores del País, sigan aparentando que son engatusados o engañados, para obtener de ellos algún beneficio por esos seres malévolos llamados algunas veces con desdén y desprecio: MUJERES, al mejor estilo de la canción de Vicente.

Y que de alguna forma extraña los hacen enloquecer hasta casi llevarlos al “Psiquiátrico”, allá por Pavas… no se vayan a perder, donde después buscan refugiarse en la autoridad más cercana para aducir que fueron obligados por una “desequilibrada mental, que seguramente portaba un arma” y los obligó a conducir su automóvil hasta la NUBE BLANCA, pero no precisamente la que se llevó al Profeta Elías en el Viejo Testamento, sino más bien la que lo puso en evidencia y ridículo por andar buscando, como decían las abuelas, lo que no ha perdido. Porque acuérdense que todo Cristo redentor muere crucificado…

Pero aquí en Tiquicia no sería extraño que por gracia del espíritu santo resucite el susodicho al tercer día y que todos canten en coro: ¡EL QUE ESTÉ LIBRE DE PECADO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA! ¡ALELUYA HERMANOS! Pero no, señoras y señores, no se vayan a equivocar que no estamos hablando de María Magdalena y mucho menos de Barrabás.

Así que ni se les ocurra guardar las PIEDRITAS, ténganlas en la mano, no sea que la próxima vez que les ofrezcan irles a encaminar las necesiten, porque aquí estamos hablando de ¡ACOSO SEXUAL! palabras que para algunos políticos son sinónimo de respirar o forman parte de los costarriqueñismos de este País, DONDE UN EVANGELIO NO TAN JUSTO ES LA TABLA DE SALVACIÓN para algunos que piensan, son el reflejo vivo de la “Verdad, Santidad y Castidad” para todos los Hermanos, Amén…

Mis respetos y absoluta admiración hacia todas aquellas mujeres que alzaron su voz frente a diversas situaciones de acoso, marginación, discriminación y violencia de género y que a pesar de las críticas de algunos Hipócritas y Santurrones que dan vueltas por ahí, siguen viviendo con su frente ¡MUY EN ALTO!

 

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Semanario Universidad