Como un torrente

Como un torrente, como un dique roto que se desborda. Por ahí irrumpió un caudal incontrolable que fue llenando la plaza de banderas rojiamarillas,

celebracion1erikamoraComo un torrente, como un dique roto que se desborda. Por ahí irrumpió un caudal incontrolable que fue llenando la plaza de banderas rojiamarillas, como si allí fuera encontrando acomodo el agua desbordada en la tarde fresca del domingo.

Eran las seis de la tarde. Todo estaba escrito, pero aún no se sabía.


Volvamos al principio: domingo 6 de abril. Escuela Otto Hübb, La Uruca, 11 de la mañana de un día soleado y caluroso. En la fila, unas ocho personas esperan su turno en la mesa. Las otras cinco están más vacías.

No hay fiscales del PLN. En el conteo del PAC, a esa hora, había votado poco más del 20% del padrón, sigue acercándose gente a las mesas. Al mediodía algo anima el ambiente para, luego, volver a decaer. Se especula: una abstención de 40 a 45%.

Imposible saber con certeza y algún liberacionista sueña con que una baja votación los favorezca, que el “voto duro” salve su partido de la debacle.


Volvamos a la plaza. Desde el palco de prensa, luce ahora como un mar. Desde esa altura, un mar rojiamarillo ondula, a veces en calma; pero otras, desbordado. Los proyectos que durante las últimas tres décadas represaron las fuerzas del país se ven ahora rebalsados por una fuerza incontrolable. Son casi las ocho de la noche. La plaza es ahora multitud.

Hace fresco. Es como si aquí, en la plaza Roosevelt, en el corazón de San Pedro, esa agua hubiese encontrado su remanso, como si aquí viniera a recalar.

—   Quiero un cambio en Costa Rica— explica alguien la razón de su presencia.

—   Que trabaje por el pueblo, no sólo por los ricos— dice otro explicando la suya.

En la esquina, un semáforo sigue su rutina, ahora inútil: verde, un rápido amarillo, rojo. El ritmo es otro, desbordado. Pierde su lógica esa rutina.

Hace más de una hora se cerraron las urnas. La suerte está echada. Aquí todos lo saben. En la plaza hacen pequeños negocios: pinchos de carne asada con repollo servido en un cucurucho de plástico. Tazas para el café: amarillas. En letras rojas “Luis Guillermo Solís – presidente 2014-2018” y su retrato. ¿Será? Todos creen que sí.

“Esto no es el final de nada, es el principio”, dice quien estuvo en el origen de todo y que viene llegando a la plaza: Ottón Solís.

—   Quédenme mal y van a ver lo que les pasa— afirma, citando a algún partidario imaginario, o quizás resumiendo la esperanza de que esta agua desbordada abone la cosecha, mientras sigue su camino por la plaza.


Son las ocho. 77% de los votos, poco más de un millón, a favor de Luis Guillermo Solís y todavía falta por contar. Las aguas vuelven a agitarse, como en tumulto.

– ¡Luis Guillermo, Presidente!

Dos mundos surgen en la plaza. En la tarima, tres pantallas gigantes dividen el mundo en dos partes. En una, habla Johnny Araya. ¿Qué decir? ¿Cómo explicar la derrota? En la otra mitad, la marea sigue creciendo. Son dos mundos distintos: Johnny y la plaza.

— Somos una “sociedad políticamente fragmentada”— dice, y cita la composición de la Asamblea Legislativa. Aquí, a nadie le importa. Por lo menos por ahora.


Hay que terminar. Luis Guillermo se asoma. Volvamos la mirada seis meses atrás, cuando este torrente era apenas un pequeño caudal. Fue el afluente que aportó más agua a este torrente.

Anuncia nuevos caminos de esperanza para el país, asume su mandato para el cambio, ofrece una ruta de honradez y prosperidad.

Es noche de esperanza y promesas.

¡Luis Guillermo es presidente!


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La fiesta del primer Mundial de Fútbol de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) en Costa Rica dejó varios logros deportivos y extradeportivos.

La mayoría de los parqueos se encuentran en zonas cercanas a los edificios. (Foto Laura Rodríguez)Buscar dónde estacionar la bicicleta en la Universidad de

En Huacas de Hojancha,  el PLN registró la participación más notoria pese a la escasa participación que protagonizó toda la jornada electoral. (Foto: Yanory

El ministro de la Presidencia designado, Melvin Jiménez,  ofreció ejercer su cargo de enlace entre el Poder Ejecutivo y la Asamblea Legislativa en diálogo

Decenas de estudiantes protestan este jueves contra el Decano de la Facultad de Derecho en las afueras del edificio, a quien señalan por tomar

“El pueblo ha dicho hasta aquí a la política tradicional”, dijo Luis Guillermo Solís en su discurso de la victoria (Foto: David Bolaños).Nueva administración

Otra vez la primera pareja en el nuevo Paraíso del primer hombre y la primera mujer. Así lo insinuás selva adentro mientras cae vegetal

Sin embargo,  los seres humanos constantemente cometemos “hipóstasis”,  al creer que ciertas organizaciones  son inmortales y las tratamos   -inclusive adoramos- como si fueran seres
Semanario Universidad