Conflicto laboral frena labor de vulcanólogos en plena crisis del Turrialba

El geólogo de campo Gino González presentó una denuncia por acoso laboral y un recurso de amparo en contra del director de la Escuela

El geólogo de campo Gino González presentó una denuncia por acoso laboral y un recurso de amparo en contra del director de la Escuela de Geología, Rolando Mora, reclamando su derecho a expresarse y dar información como científico de la UCR. (Foto: Katya Alvarado)

Un conflicto laboral dentro de la Escuela de Geología de la UCR está frenando la labor de campo y el monitoreo de la actividad volcánica, en medio de la mayor crisis eruptiva del volcán Turrialba en tiempos modernos.

Se trata de un conflicto entre el director de la Escuela de Geología, Rolando Mora,  y el geólogo de campo Gino González, quien denuncia acoso laboral por parte del jerarca.

Según los vulcanólogos, el diferendo afecta también la labor de otros dos investigadores que habitualmente realizaban trabajo en los volcanes nacionales: Raúl Mora y Carlos Ramírez.

Los vulcanólogos alegan que tienen  dificultades para obtener transporte, viáticos y que además la Escuela de Geología les asignó horarios de clases  que impiden  reunir al equipo humano completo que se requiere para subir a los volcanes a analizar su actividad.

Así lo confirmaron los investigadores Gino González y Raúl Mora, dos geólogos de campo que desde hace años hacen frecuentes estudios y mediciones frecuentes estudios y mediciones científicas en diferentes volcanes del país.

«Del año pasado a la fecha tuvimos la baja de una geóloga a la que se le pagaba con fondos de Fundevi (Yenerid Alpízar), luego despidieron a Gino González (reincorporado por un recurso de apelación) y también se le dice a Carlos Ramírez que solo puede ir al campo cuando se desocupe de sus funciones de laboratorio. Entonces la facilidad que teníamos para ir al campo todas las semanas ya no se logra», relató Mora.

El geólogo Gino González señaló que, además, el conflicto está afectando el trabajo de difusión y educación que este equipo científico realiza en las comunidades cercanas a los diferentes volcanes del país.

«Antes yo daba charlas en las comunidades aledañas a los volcanes para explicarle a la gente los procesos que estaban viviendo, los protocolos, la actividad volcánica y sísmica; ahora ya no puedo hacerlo», señaló Gino González.

El conflicto afectó también la cantidad de visitas que este equipo de geólogos de campo realiza a cada volcán para monitorear el nivel de actividad que cada uno de ellos tiene.

«Antes íbamos todas las semanas, pero ahora yo no puedo ir solo al campo a tomar muestras de un volcán activo; a Carlos Ramírez lo tienen en el laboratorio, a Gino González no lo dejan montarse en los carros de la Red Sismológica Nacional (RSN), a pesar de que es docente de la UCR», señaló Raúl Mora.

El sistema de monitoreo que realizaban los vulcanólogos de la UCR permitió el 29 de octubre del año pasado anticipar por unas horas la erupción del volcán Turrialba y posibilitó la llegada del equipo al sitio para estudiar y recoger muestras en el momento mismo de la erupción.

«Al recoger muestras nos dimos cuenta que había un aumento de temperatura de 200 grados, habitualmente tenían 400 grados y en ese momento estaba en 600 grados, regresamos a la oficina, lo informamos y al revisar las estaciones sísmicas se confirmó la actividad y pasadas las 11 p.m. se produjo la erupción», relató Mora.

El director de la Escuela de Geología, Rolando Mora, quien días atrás prohibió al geólogo Gino González hablar en nombre de la Escuela de Geología o de la Red Sismológica Nacional, no quiso referirse a ninguno de los temas que UNIVERSIDAD le consultó.

Al director se le preguntó sobre la denuncia de acoso laboral, sobre la afectación en el trabajo de monitoreo a los volcanes y sobre una investigación que lleva la Contraloría Universitaria sobre venta de servicios y los fondos que la RSN recibe para la investigación sísmica y vulcanológica.

«No me voy a referir a ninguno de esos temas por respeto a las autoridades universitarias que van a emitir un pronunciamiento sobre el tema. Si quiere mayor información puede hablar con la Rectoría, la Junta de Relaciones Laborales y la Contraloría Universitaria», respondió Mora.

El rector de la Universidad de Costa Rica (UCR), Henning Jensen, señaló que el conflicto es entre el director de la Escuela de Geología y el geólogo Gino González, y que la solución de ese conflicto es competencia del director y de la Escuela.

NO HAY VOCERÍAS

Acerca del comunicado que el director de la Escuela de Geología difundió desautorizando a González como vocero de la Red Sísmica Nacional, Jensen dijo que la UCR no pretende en ninguna de sus instancias establecer vocerías y que se respeta la libertad de prensa y el derecho de cada periodista de buscar las fuentes que él  desee contactar.

«Sin embargo, ya que hay diferentes niveles de competencia profesional cuando el tema lo amerita, intentamos orientar al comunicador a que establezca contacto con la fuente que nosotros consideramos que es más competente para referirse a un tema. En la UCR no hay oficialmente ninguna intención de establecer vocerías, lo descarto de manera absoluta y reafirmo la libertad de expresión y la libertad de prensa, que incluye la libertad del comunicador de buscar sus propias fuentes», expresó el rector Jensen.

En un comunicado emitido la semana anterior, el director de la Escuela de Geología había señalado que para obtener información los periodistas debían acudir a la Oficina de Divulgación de la UCR y que no todos los funcionarios contaban con autorización de dar declaraciones. Para ello, se indicó que se iban a designar seis voceros de la Universidad y a otros tres del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).


Contraloría universitaria investiga manejo de fondos en Geología

Ernesto Rivera

[email protected]

La Contraloría de la Universidad de Costa Rica investiga el manejo de más de ¢2.662  millones que recibió la Escuela de Geología como parte de la Red Sismológica Nacional (RSN).

Así lo confirmó el Contralor universitario, Glenn Sittenfeld, ante una consulta de  UNIVERSIDAD.

«Es una investigación sobre el manejo de los fondos de la Escuela de Geología. Estamos revisando el fondo y también la venta de servicios», señaló el Contralor.

La Escuela de Geología de la UCR conforma junto con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) la Red Sismológica Nacional, y recibe un 0,3% del superávit acumulado de las empresas públicas.

Según datos de la Comisión Nacional de Emergencias, desde el 2010 han entregado a la Escuela de Geología para este fondo ¢2.662 millones.

El rector Henning Jensen entregó a UNIVERSIDAD un reporte en donde se detallan los gastos que se realizaron con estos recursos.

Según ese reporte, entre los años 2012 y 2015, los recursos del fondo se utilizaron para comprar equipos por ¢2.229 millones. En el mismo periodo se gastaron además otros ¢47 millones en materiales y suministros y se contrataron servicios por ¢144.7 millones.

El rector Jensen confirmó que la investigación se inició a pedido suyo, luego de que recibió una solicitud de información de los diputados Mario Redondo de la Alianza Demócrata Cristiana y Carlos Hernández del Frente Amplio.


Vulcanólogo Raúl Mora:

«El país está en una crisis volcánica»

Raúl Mora es uno de los geólogos con más experiencia en el país, es docente instructor en la Escuela de Geología  y uno de los vulcanólogos más activos en el estudio de los volcanes Turrialba, Rincón de la Vieja y Poás. Él conversó con UNIVERSIDAD acerca de los riesgos que la actividad de los volcanes tiene para la población. A continuación un extracto de esa entrevista.

¿Por qué se está diciendo que el país está en medio de una crisis volcánica?

-Estamos en una crisis volcánica porque el volcán Turrialba no ha bajado su actividad y acaba de generar la erupción más importante de los tiempos modernos en el Valle Central. ¿Por qué? Porque cayó ceniza en el Valle Central y se debió cerrar el aeropuerto internacional Juan Santamaría cancelando más de 100 vuelos comerciales.

Los sismólogos están alertando que en octubre los sismos en el Turrialba se localizaban a cuatro kilómetros de profundidad y ahora se localizan a un kilómetro de profundidad, lo que indica que esa es ahora la profundidad del magma. Eso indica que el volcán está muy activo y que nos encontramos en un período en donde las observaciones de campo deberían ser mucho más fuertes.

Cuando la erupción de octubre del año pasado, nosotros teníamos las llaves del carro, pedimos permiso para subir y cuando llegamos a La Central estaba cayendo ceniza, por lo que pudimos tomar las muestras antes de que les caiga agua y altere sus características y ya no sea válida para hacer los análisis. Y luego a las 4 a.m. estando en el cráter activo, cuatro geólogos pudimos presenciar la salida de magma en pequeña cantidad desde el cráter activo.  Si nadie hubiera estado en el cráter no se habría obtenido ese registro científico de primera mano.

Antes el magma estaba a cuatro kilómetros de la superficie y ahora está a un kilómetro de la superficie. ¿Qué significa esto? ¿Qué consecuencias puede tener para el público?

-El escenario que estamos manejando es de posibles erupciones con salida de ceniza y también podría darse caída de rocas en un radio de dos a cuatro kilómetros alrededor del cráter. Por dicha hay pocas personas viviendo en esa zona. Nosotros se lo comunicamos a la Comisión Nacional de Emergencias y ellos tienen un mapa de peligro volcánico realizado por un geólogo. El tema desde el punto de vista de riesgo es que no importa si sale lava o no, el volcán lanza piedras que igual pueden provocar daños aunque no sean material fundido.  Claro que desde el punto de vista científico es muy diferente si sale magma o ceniza. Un ejemplo de este peligro es lo que ocurrió en setiembre del año pasado en Japón,  cuando una erupción del volcán Ontake mató a 60 personas.

Esta erupción del Turrialba es la primera vez que llega a paralizar el principal aeropuerto del país. ¿Hay posibilidad de que se repita un evento como este?

-Sí es posible, lamentablemente no podemos predecirla. Estamos viviendo una crisis y nadie puede detener una erupción y las cenizas van a ir hacia donde sople el viento; puede caer en el Valle Central o como ocurrió esta semana que la ceniza cayó en Limón; es muy impredecible y no se puede menospreciar el momento. En momentos como este es donde los científicos y los investigadores deberíamos estar más presentes en el volcán tomando muestras, midiendo gases y observando el fenómeno. En estas últimas erupciones del Turrialba yo estaba ahí y pude ver las tres, porque no es lo mismo que se lo cuenten a uno o ver las fotos.

Además de la erupción del volcán Turrialba, está la actividad del Rincón de la Vieja que obligó a cerrar el parque y también las actividad del Poás. ¿Hay alguna conexión entre estos eventos?

-No, son sistemas independientes. Pero hay que observarlos a todos porque el año pasado en un mismo día tuvimos erupciones freáticas en el Poás y en el Turrialba. Es un momento de mucha actividad volcánica.

¿Si ustedes no hacen el monitoreo volcánico, hay otra institución haciendo esa tarea?

-El Ovsicori (Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica, de la Universidad Nacional), pero ellos hacen cosas diferentes y tienen equipos diferentes, diría yo que son trabajos complementarios. Ellos no tienen las cámaras térmicas que tenemos nosotros, ellos utilizan un tipo de aparatos para medir gases y nosotros otro tipo diferente, ambos equipos visitamos sitios diferentes, por ejemplo ellos prácticamente no van al Rincón de la Vieja.

¿Cuando ustedes visitan el campo, qué tipo de muestras toman?

-Tomamos temperaturas de campos fumarólicos, del suelo, de lagos cratéricos, de fuentes termales, de quebradas y ríos. Tomamos muestras de gases, que luego se envían a la Universidad de Bolonia, en Italia, para su análisis. Tomamos muestras de cenizas, de rocas y además aprovechamos los viajes para hacer trabajo de geología y estudiamos los estratos y los depósitos volcánicos.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Ciudad de Guatemala, Guatemala . Miles de universitarios guatemaltecos encapuchados se burlaron este viernes de las máximas autoridades del país, criticaron la corrupción y el

El 6 de marzo leí con asombro la noticia titulada "El hidrógeno no es un hidrocarburo", escrita por César A. Parral con base en una

La ciudad de Guatemala se convirtió este viernes en escenario de masivas procesiones y representaciones teatrales del Viacrucis, a las que asistieron miles de

El exdiputado  Ronal Vargas Araya renunció al Congreso el pasado 5 de febrero porque una asesora de su despacho lo acusa de “acoso sexual”.

Yaser al Qasas espera que Israel "pague" por la muerte "de su mujer y de cuatro de sus hijas". No es el único. Miles

Nueva York - Al menos 62 niños murieron y otros 30 fueron heridos en combates en Yemen en la última semana, informó este martes el

Oficina del programa Inglés por Áreas de la Universidad de Costa Rica (Foto: Katya Alvarado).El programa Inglés por Áreas, financiado por Conare y adscrito

Luis Manuel Quirós Guerrero, quien es vecino de Cartago, cursa la Maestría en Química y actualmente realiza su proyecto de tesis dedicado al estudio
Semanario Universidad