Marcelo Jenkins, jerarca del Micitt:

«Estamos estancados en I+D»

La inversión en Investigación y Desarrollo, tanto pública como privada, sigue estando en 0,56% del PIB. «Marcelo Jenkins, jerarca del Micitt».

¿Cuál es la valoración sobre la inversión en investigación y desarrollo y qué dice esto del país y sus políticas?

-La inversión en Investigación y Desarrollo, tanto pública como privada, sigue estando en 0,56% del PIB. Esto es más o menos estable y no ha crecido como porcentaje del PIB, lo cual nos dice que estamos estancados en esta área.

Lo que tenemos que definir ahora es más política pública de cómo atraemos más inversión en esa áreas, tanto en el sector público como privado. La mayoría de esta inversión es hecha en el sector público, principalmente en las universidades a través del financiamiento del FEES (Fondo Especial para la Educación Superior) que les da el Estado.

Tenemos que incrementar el financiamiento de actividades de inversión en el sector privado. Para eso tenemos que ver cómo hacemos más emprendedurismo en las empresas que ya existen y cómo atraemos más inversión extranjera directa para institutos de investigación de empresas que ya están en el país.

¿Qué perfil tiene la inversión en I+D en las empresas privadas en el país?

-Tiene un perfil muy comercial, lo cual es bueno, pero es muy incipiente, muy exiguo. Muy pocas empresas tanto nacionales como extranjeras están haciendo investigación y desarrollo a nivel nacional. Tenemos que la mayoría de la inversión se dedica a dar servicios o a fabricar productos, pero los centros de investigación son relativamente pequeños y pocos.

¿Cómo plantea el Micitt mejorar estas carencias del país en I+D?

-Le falta mucho al país para llegar al 1% del PIB, es una meta muy alta que es difícil de alcanzar. Tenemos que convencer a los políticos del país de que es necesaria una política a nivel nacional, más de Estado y de largo plazo es inversión en investigación y desarrollo, algo que hasta ahora no hemos logrado.

Cierto sector de la política costarricense sostiene que las universidades malgastan dinero, pero estos resultados indican que tiene la batuta en ciencia.

¿Cómo valora el impacto y la importancia de la investigación en este sector?

-El impacto es enorme. Si uno ve los proyectos de investigación y acción social que desarrollan las universidades públicas, su impacto en la sociedad es innumerable, de cientos y cientos de proyectos, es enorme. Alguna de esta no se divulga adecuadamente y por eso a veces no se ve. Sin embargo, creo que es una buena inversión y me parece que las universidades están contribuyendo al desarrollo de este país, pero tenemos que complementar esa inversión con inversión en el sector privado.

Ahí está el espacio para las alianzas público-privadas. ¿Qué tipo de iniciativas promueve el Micitt en este campo?

-Hay que conectar más a las universidades con las empresas. Hay problemas de propiedad intelectual, de falta de conexión y falta de conocimiento. Este es un reto país.

Universidades ticas gradúan más científicos

Desde el 2006, cuando el Ministerio de Ciencia y Tecnología empezó a medir los nuevos profesionales en el país, la proporción de nuevos graduados en ciencia y tecnología por cada 1.000 habitantes creció en casi un 50%.

Hace ocho años, por cada 1.000 habitantes del país había 1,7 nuevos graduados en los campos de Ciencias Exactas y Naturales, Ciencias Agrícolas, Ingeniería y Tecnología y Ciencias de la Salud. Para el 2013, esa tasa llegó a 2,8.

Desde el Micitt, el Gobierno busca opciones para apoyar al talento humano local, que a su vez puede abrir las puertas a mayor inversión por la calidad de los profesionales ticos.

El proyecto PIH (Proyecto Innovación y Capital Humano) cuenta con $35 millones que están siendo invertidos principalmente en becas al exterior y en apoyo a pymes en innovación y desarrollo.

«Ese proyecto ya se está empezando a ejecutar: tenemos 364 solicitudes de jóvenes que quieren realizar posgrados en ciencia y tecnología en el extranjero, en la primera ronda del 2015 y que serán pagados en un promedio de $85.000 por estudiante. Esa es una gran inversión del Micitt en recurso humano», explicó Marcelo Jenkins, jerarca del Micitt.

Este mismo fondo también permite invertir en la promoción de la innovación en pequeños emprendimientos.

«Además tenemos $3,5 para apoyar pymes en innovación. Ya tenemos 64 solicitudes que también vamos a empezar a girar. Ya giramos $400 mil a 12 pymes y hay 64 más en la lista», detalló Jenkins.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

El nombre ‘Hypatia’ significa ‘la más grande, la altísima, la suprema' y ya desde la antigüedad fue una figura cultural relevante. Hypatia nació

Soresco aclara su pocisión respecto del proyecto de refinería conjunta entre China y Costa Rica

En un debate sobre nuevo proyecto de sociedad, convocado por la Cátedra “Víctor Sanabria” de la Universidad Nacional, en 1992, el profesor

Semanario Universidad