Gobierno del PAC topa con primeras piedras en su camino

Los educadores desfilaron el 7 de  mayo pasado, víspera de la toma de posesión del nuevo Gobierno, en protesta por la falta de

Los educadores desfilaron el 7 de  mayo pasado, víspera de la toma de posesión del nuevo Gobierno, en protesta por la falta de pago de sus salarios. (Foto: Katya Alvarado)

La falta de experiencia política desafía al novel  equipo de gobierno.

El aterrizaje en la realidad política del país con un equipo gubernamental compuesto en su mayoría por académicos y caras nuevas sin experiencia en la administración pública, se avizora como el gran desafío del Partido Acción Ciudadana (PAC) desde el 8 de mayo, en el arranque de su primer gobierno desde la  fundación del partido en el año 2000.

De partida, los rostros frescos parecen una ventaja de cara a las deseos de cambio mostrados en el resultado de las elecciones; pero, hay problemas que ya empezaron a poner a prueba la capacidad del nuevo oficialismo, para transformar la política y trasladar a la administración del Estado parte del éxito electoral que logró con el meteórico ascenso político el hoy presidente Luis Guillermo Solís, quien ha generado enormes expectativas en el país.

En cuanto a la vida partidaria interna, el PAC también enfrenta el reto de reconstituir sus debilitadas estructuras de dirección, y reponer a figuras que asumieron puestos en el nuevo Gobierno, por lo que ya no podrán tener más participación político-partidaria. Esto en momentos en que la agrupación debe empezar a preparar su organización para las elecciones municipales del 2016.

En el directorio ejecutivo, el PAC tiene que sustituir a la vicepresidenta, secretaria, tesorera y subtesorero, y en la comisión política también hay que nombrar a varias personas, comentó el presidente del partido, Olivier Pérez, quien anunció la posible convocatoria de la asamblea nacional para el 14 de  junio próximo.

Con ese propósito se está haciendo un “rastreo” de delegados para ver si hay quórum; la idea es que no falte ninguno, porque algunos delegados también salieron para formar parte del Gobierno, explicó.

El PAC encaró su primera prueba de fuego como partido oficial en la trinchera legislativa, con la negociación para elegir directorio legislativo el pasado 1 de mayo. Allí tuvo ocasión de poner pies en tierra y “ensuciarse” en la realidad de la negociación política, en una Asamblea Legislativa fragmentada, donde solo cuenta con el 23% de los votos.

Trastabilló al negociar con los evangélicos de Renovación Costarricense la posposición del proyecto de sociedades de convivencia, lo que desató un vendaval de críticas en las redes sociales, por la supuesta endeblez programática en el apoyo a dichas uniones, y se vio obligado a dar marcha atrás.

Luego se dijo que no había sacrificado ningún postulado y que fue solo un acuerdo verbal que no se llegó a firmar, para posponer la discusión del tema durante el primer año; no obstante, en la retina de muchos el incidente quedó como un traspié, que generó preguntas sobre la capacidad del PAC para impulsar una agenda y negociaciones, sin sacrificar propuestas en temas esenciales como derechos humanos.

En opinión del exdiputado Federico Malavassi, fue una “novatada” para sumar dos votos extra que estuvo a punto de echarle a perder al PAC la alianza que tenía con el Frente Amplio (FA), que junto a los de la Unidad Socialcristiana (PUSC) le daban los votos para elegir directorio compartido. Y fue el PUSC el que le “sacó las castañas” del fuego, asegurando la alianza junto al FA para elegir a Henry Mora en la presidencia del Poder Legislativo, un logro importante que le permite dirigir al PAC el debate y nombrar las comisiones en el primer año, lo que facilitará la tramitación de los proyectos del Gobierno.

Otra polémica que enfrenta el partido oficial es el  nombramiento del empresario Mariano Figueres como jerarca de la Dirección Nacional de Investigación y Seguridad (DIS), que fue recibido con críticas, aplausos y dudas.

Este nombramiento de su amigo y hombre de confianza en temas de seguridad, lo anunció Solís sorpresivamente, al final de la primera sesión del Consejo de Gobierno del 8 de mayo. Causó extrañeza, porque él había dicho que Figueres no ocuparía puestos en el Gobierno, y porque el PAC ha propugnado la disolución de la DIS, por ser una policía política.

Mientras tanto, al flamante Gobierno lo recibió una huelga del Magisterio heredada de la administración de Laura Chinchilla, por los atrasos en los pagos de salarios a los educadores. Luego de varias negociaciones con los sindicatos magisteriales, no se había encontrado solución a la huelga, un reflejo de múltiples problemas acumulados en a lo largo de las anteriores administraciones, con los que tendrá que apechugar el equipo de Solís.

RIESGO

Para el politólogo Constantino Urcuyo, más de 1.300.000 de votos le dan a Solís aire para actuar, pero se corre el riesgo de crear expectativas muy altas, ya que la reacción legislativa es lenta y el Gobierno corre para hacer una agenda, porque el “plan rescate” que propuso el PAC en campaña eran objetivos generales, que deben traducirse en proyectos de ley.

La resistencia político-partidaria y de sectores, ante decisiones que se deben tomar y que no pueden complacer a todos, así como la pesadez del aparato burocrático que muchos de los miembros del nuevo gabinete no conocen, son parte de los retos que le aguardan, apuntó Urcuyo durante un conversatorio celebrado el pasado 7 de mayo en el Instituto Cultural de México, en Los Yoses.

Una cosa es la ciencia política y otra el arte de la política, que hay que aplicar en un gobierno; muchos de los nuevos nombres no tienen esa práctica y ese aterrizaje es un gran desafío, advirtió.

Por su parte, el sociólogo y politólogo Manuel Rojas dijo que este será un Gobierno complicado, y todos lo reconocen, lo que juega a su favor; coincidió en que es un problema la falta de experiencia política del Gabinete, por lo que cree que va a tener que redefinirse en el primer año con gente que maneje más el juego político.


Primeras piedras en el camino

-La avalancha de críticas en redes sociales que recibió el PAC tras el acuerdo con Renovación Costarricense sobre las sociedades de convivencia, y que hacía peligrar la alianza con el Frente Amplio, tras lo cual dio marcha atrás en el acuerdo,  evidenciándose una vez más el papel de las redes sociales que hay que tomar en cuenta en las decisiones políticas.

-Cuestionamientos al nombramiento del obispo luterano Melvin Jiménez como nuevo ministro de la Presidencia, por presunta violación a la prohibición del artículo 142 de la Constitución Política, el cual establece que los ministros de gobierno deben ser del estado seglar. La Sala Constitucional debe resolver la admisibilidad de un recurso presentado por un ciudadano, quien solicitó la nulidad del nombramiento.

-Polémica a favor y en contra del nombramiento del empresario Mariano Figueres, amigo y hombre de confianza del presidente Luis Guillermo Solís, a la cabeza de la Dirección Nacional de Inteligencia y Seguridad (DIS), luego de que ambos habían asegurado que Figueres no ocuparía puestos en el Gobierno y de que el PAC ha pedido la disolución de DIS, considerada una policía política.

-La dificultad para completar los nombramientos de los jerarcas en ministerios e instituciones autónomas del Gobierno, complicada −entre otras razones− por la necesidad de cumplir con la promesa de nombrar caras nuevas y dar lugar paritario a las mujeres y la juventud, y por el escaso margen de tiempo que media entre la elección del presidente en segunda ronda el 6 de abril, y la toma de posesión del nuevo gobierno el 8 de mayo.

Entre las pruebas en curso se encuentran las siguientes:

-La negociación con los gremios magisteriales para resolver la huelga heredada de la administración de Laura Chinchilla, por atrasos en el pago del salario a los educadores.

-La aplicación del decreto de emergencia para intervenir los puentes de la red vial en estado calamitoso, a fin de evitar colapsos trágicos, lo que implica enfrentar poderosos intereses de empresas y sectores.

-Probar la habilidad política y de negociación del equipo de Gobierno, la mayoría del cual está integrado por académicos y caras nuevas, sin experiencia en la administración pública.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Me estaba desternillando de risa,me reía de las mujeres libres. Anna WulfSi las jóvenes supieran,si las viejas pudieran... Jane Somers Cómo olvidar la

“Mentira que la miseria la manda Dios, eso lodicen  los ricos, los serviles y los tontos paraque  Ud. y sus hijos la sigan aguantando

La muerte es una de las situaciones que nos sigue exponiendo la vulnerabilidad de los humanos, y es una de las lecciones más difíciles

Si hay algo que ha caracterizado a la humanidad a lo largo de la historia es la violencia. Parece que es algo inherente a

A partir de la firma de los Acuerdos de Paz en enero de 1992 y su puesta en práctica, comenzó a desarrollarse una nueva

El asunto tiene dos frentes básicos: el presidente Solís resolvió mantener a la DIS, una instancia de espionaje, directamente sujeta a la Casa Presidencial.

Mirta González Novela EUCR 2013CRIMEN CON SONRISA, UN APORTE A LA MEMORIA DE LOS SUBALTERNOS No es un libro de historia, pero sí es uno ...

La Habana/Bogotá, 16 may (dpa) - Las guerrillas de las FARC y del -ELN declararon hoy una tregua unilateral del 20 al 28 de
Semanario Universidad