¿Nace una nueva derecha?

Dadas las circunstancias actuales, pareciera que aquella situación política e histórica tiende a repetirse… La crisis mundial que envuelve a la humanidad, merced a

Vale recordar la época crítica de Costa Rica en la  década de los años 40 que culminó con la lucha civil de 1948, y que dio origen a una nueva forma de gobernar, sustentada en una clase social emergente que decía aglutinar los más altos anhelos de la población costarricense. Dos resultados destacables fueron la eliminación del ejército y el ascenso al poder del partido político Liberación Nacional, que junto con la Social Democracia guiaron durante décadas, en forma alterna, los destinos de la Nación. Al principio todo fue euforia y novedad y los proyectos políticos avanzaban por prueba y error, cada gobierno creó instituciones que llegaron a impulsar cierto desarrollo en varios campos de la sociedad, tales como el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) (energía y telecomunicaciones), la banca nacionalizada, el INS y otras áreas que reforzaron la Caja Costarricense de Seguro Social, el Código de Trabajo y la Garantías Sociales instauradas entre 1941 y 1944. A pesar de los avances sociales y tecnológicos, la clase gobernante que buscaba perpetuarse en el poder, traía consigo la semilla del mal que se hizo cada vez más evidente; por un lado, el aumento creciente de la corrupción traspasó los límites de la imaginación, a la vez que se enajenaban los bienes patrios, las riquezas y recursos del Estado, en provecho de empresarios extranjeros y nacionales ricos y poderosos.En general, las políticas diseñadas durante esa época no lograron abarcar a toda la población, por el contrario, el indígena fue despojado constantemente de sus pertenencias y sus territorios y el crecimiento de los sectores marginados y empobrecidos fue una constante hasta nuestros días: las brechas sociales aumentaron con cada administración política como demuestran las encuestas y los estudios de población.

Dadas las circunstancias actuales, pareciera que aquella situación política e histórica tiende a repetirse… La crisis mundial que envuelve a la humanidad, merced a la globalización del capitalismo neoliberal, nos legó, por disposición de la corrupción administrativa, una serie de vicios y males que dañan la soberanía nacional y entregan la riqueza nacional al gran capital. Así lo disponen los Tratados de Libre Comercio, las leyes de concesión de obras públicas y otras condiciones emanadas a inicios del siglo XXI por los grandes consorcios y el capitalismo mundial. Por su lado, la Administración de don Luis Guillermo Solís podría ser muy sana (como quizá fueron las inmediatas a la guerra civil), pero vendrán otras generaciones acostumbradas a vivir de la ‘cosa pública’ y a hacer carrera política sirviéndose  a sí mismos desde los distintos cargos burocráticos del Estado.

¿Alguien podría asegurar que el PAC no guarda en sus entrañas la intrínseca maldad humana que brota cuando menos se espera? Alguna similitud se detecta cuando don Guillermo ´amenaza´ con ampliar las Zonas Francas del Área Metropolitana y extenderlas en las zonas rurales de cada provincia. En los proyectos y programas del PAC no logro visualizar políticas profundas de largo plazo que beneficien a toda la población; diríase que es imprescindible fomentar acciones y prácticas que perduren en el tiempo, que se conviertan en leyes difíciles de corromper y ojalá, con rango constitucional…; no veo una reforma agraria que dote de tierras a los costarricenses y por ende a los agricultores; asimismo, la proclamada “reforma fiscal” debe tener raíces fuertes y profundas en pro de la ciudadanía: no obstante, el temor a la reacción de las clases privilegiadas y las Cámaras Patronales que han cogobernado al lado de los políticos, parecen impedir la eliminación de los privilegios adquiridos durante tantos años. Sin embargo y por primera vez en más de 60 años, tendremos un presidente que estará libre de compromisos con los grandes millonarios nacionales y extranjeros, de pagar las deudas políticas que se adquieren en campaña política (financiamientos, préstamos, alquiler de transportes y bienes inmuebles,  ayudas condicionadas, etc.) ¡Provecho! Ya que cuanto menor sea la deuda y el compromiso contraído por un presidente en asuntos financieros, mayor es su capacidad y su libertad para actuar  acorde con su conciencia sus principios y su voluntad.

El señor Solís también debe medir y sortear los obstáculos que tendrá en el desempeño de sus funciones, entre los cuales está el cuestionado gobierno de doña Laura Chinchilla que, extendiendo sus tentáculos, amplió y renovó por varios años los contratos con siete directores y gerentes de la CCSS, del ICE, Aresep, Conavi y Sutel. Esto indica que doña Laura no quiere aflojar el mando político, manteniendo ciertas cuotas de poder para su partido Liberación Nacional, en aras de mantener sus prácticas, así como el propósito de adueñarse del próximo directorio de la Asamblea Legislativa. Con todo cinismo, el recién nombrado diputado Rolando González comentó que ´van a fiscalizar el nuevo gobierno´; es decir que, con su renovada mentalidad Araya-liberacionista, pasan a proclamarse fiscalizadores del Estado.  ¡Ausencia de ética e inmoralidad es lo que pregonan!

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Luis Guillermo Solís abrazó a su padre, Freddy, tras recibir la banda presidencial. En la tarima ubicada en el Estadio Nacional, Solís celebró con

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. El problema es mundial y está

Con una visión crítica la exposición “Ciudadanas en movimiento. La conquista del sufragio 1888-1953” se planteó el reto de exhibir un tema

Panorama actual de la poesía en Costa Rica. Antología 1980-2013. Antonio Jiménez Paz Amargord ediciones Madrid, 2014POESIA DE LA PERIFERIA Sin embargo, lo segundo es ...

Dadas las condiciones que existen en los edificios en que se asienta la Asamblea Legislativa (algunas de ellas posiblemente por descuido, mala gestión de

Robert B. Laughlin, premio Nobel de Física. “El propósito de la educación no es hacer modelos de personas, sino darles opciones para que sean

Costa Rica sigue enviando a funcionarios y policías a entrenamientos patrocinados por el Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos.El gobierno del presidente

Henry Mora, presidente de la Asamblea Legislativa: “Tenemos que tener la capacidad de desarrollar formas permanentes de autocrítica, porque el poder corrompe y el
Semanario Universidad