¿Hay monopolio en la descarga de contenedores?

El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) sostiene que el contrato de concesión de APM Terminals establece un monopolio sobre el manejo de contenedores

El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) sostiene que el contrato de concesión de APM Terminals establece un monopolio sobre el manejo de contenedores que perjudicará a Japdeva. (Foto: Katya Alvarado)

Uno de los principales alegatos del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) en su oposición al contrato de concesión de APM Terminals es que se crea un “monopolio” en la carga y descarga de contenedores, según se establece en la cláusula 9.1 del contrato.

“Según la especialización planteada por el Plan Maestro, de que la TCM será la terminal especializada para el manejo de contenedores, del Complejo Portuario de Limón I Moín y en la Costa Caribe, así como la única encargada de atender barcos porta contenedores (fully-cellular container ships) destinados a la importación y exportación de carga hacia y desde Costa Rica, según las fases 2 y 3 del Plan maestro Portuario, que sirve de referencia”, dice el contrato.

En el Plan maestro Portuario se establece que mientras la nueva TCM asumirá la carga en contenedores, el muelle de Limón se convertiría en una estructura para atender barcos turísticos (cruceros), mientras que Moín quedaría para carga no “contenerizada”, petrolera, y toda la carga de “dimensión inusual”, así como la atención de embarcaciones accidentadas y todo tráfico de comercio irregular.

El vocero de Sintrajap, José Luis Castillo, aseguró que el contrato es “claro y contundente”, al establecer que APM tendrá el único puerto que puede realizar carga y descarga de contenedores, pues así lo solicitaron al Gobierno desde que se negoció la concesión.

“Si solo ellos pueden mover contenedores, ¿cómo va a tener ingresos Japdeva? ¿Dónde se meten el discurso de “libertad de empresa y libre competencia”, si privan a Japdeva del 70% de sus actuales ingresos, que vienen del manejo de los contenedores? Es como que en la apertura de telecomunicaciones se le hubiese dicho al ICE que solo podía vender líneas de teléfono fijas”, cuestionó Castillo.

Respecto a la posibilidad que le queda a Japdeva de descargar contenedores en barcos de “carga mixta”, Castillo aseguró que esto es un “anzuelo”, en vista de que este tipo de barcos ya no se fabrican más, y la tendencia mundial apunta a que en 10 años toda la carga se mueva mediante contenedores.

Asimismo, criticó la propuesta que hizo el Gobierno al sindicato, sobre invertir en nuevas grúas para Japdeva, cuando el contrato de concesión dejará a los puertos prácticamente sin cargas que manejar, y por tanto comprar nuevas grúas sería “un desperdicio de recursos”.

Datos de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) señalan que durante el 2013 en los puertos de Limón y Moín, a cargo de Japdeva, se movieron 1.053.734 contenedores, siendo el número 14 entre 80 puertos analizados en América Latina en este rubro.

El Plan maestro Portuario, que sirve de referencia para esta concesión, estima que en un “escenario medio”, para el 2030 el tráfico de contenedores en los puertos de Caribe alcanzaría los 2,5 millones de contenedores.


APM necesitaría permisos y nuevo EIA en tajos submarinos

Si el proyecto de la Terminal de Contenedores de Moín a cargo de la empresa APM Terminals lograra superar el trámite ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), aún tendría que solicitar concesiones de explotación para extraer el material del fondo marino, que se requiere para hacer el “relleno” sobre el cual se montaría el nuevo puerto.

Así lo confirmó la directora de la Dirección General de Geología y Minas, Marlene Salazar, tras una consulta remitida por Allan Astorga, Álvaro Sagot y Mauricio Álvarez, presentada el año anterior.

Astorga detalló que en el proyecto de construcción de la TCM se plantea la extracción y movimiento de 10 millones de metros cúbicos de material en 11 “tajos” submarinos, según se describe en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

Sin embargo, de superar el trámite en Setena, la empresa holandesa también tendría que tramitar las concesiones mineras para la extracción del material, con el consiguiente EIA para cada tajo.

“Toda solicitud de concesión minera para la extracción de minerales en el mar patrimonial deberá cumplir con toda la legislación y normativa vigente, así como lo señalado en el punto anterior, en lo que respecta a condiciones y estipulaciones que establezca la Asamblea Legislativa”, respondió Salazar en una carta del 30 de octubre del 2013.

Astorga, Sagot y Álvarez señalaron este punto a la Setena, advirtiendo sobre la necesidad de requerir evaluación ambiental por separado, para el movimiento de esta gran cantidad de material, pero la entidad nunca dio respuesta al respecto.


¿Se puede renegociar el contrato con APM Terminals?

Solo un acuerdo entre las partes (Gobierno y la empresa APM Terminals) podría abrir la puerta de una renegociación del contrato de concesión para la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM), tal y como lo ha solicitado el Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap).

¿Ha intentado el Gobierno abrir esta posibilidad? Las manifestaciones del presidente Luis Guillermo Solís y de su ministro de Trabajo, Víctor Morales, parecen indicar que no habría voluntad de intentar la renegociación del punto 9.1 del contrato.

“El Presidente de la República ha sido muy claro en relación a ese tema. La cláusula 9.1 del contrato con APM Terminals debe ser respetada. Ese es el criterio que mantiene este Gobierno”, dijo el ministro Morales en declaraciones consignadas en un comunicado de prensa de la Casa Presidencial del 23 de abril.

En el programa de gobierno del Partido Acción Ciudadana (PAC), en el pasado proceso electoral, se abría la posibilidad de buscar la renegociación, ya que en el apartado 4 del primer punto de los “Compromisos con Costa Rica”, se hacía referencia a este tema.

“Modernización portuaria con participación estatal de Japdeva, revisión de la gestión y renegociación de los contratos de concesión de puertos y promoción del turismo de cruceros”, dice el artículo que se encuentra en la página 14 de las promesas que hizo en campaña el hoy presidente.

Según reveló el medio digital CRHoy, el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, solicitó a la empresa APM indicar si es posible modificar la cláusula 11.8 del contrato, relacionada con el aporte del 5% de los ingresos de la concesionaria para el desarrollo de Limón, y un 2,5% para el desarrollo de Japdeva.

Al respecto, el vocero de Sintrajap, José Luis Castillo, dijo que es claro que la renegociación del punto 9.1 no se da por falta de voluntad del Gobierno, pues sí han intentando renegociar otros puntos del contrato.

“La cláusula 12.10 establece mecanismos para renegociar el contrato; tan es así, que el Gobierno contradictoriamente está revisando tres cláusulas del contrato; tres de cuatro aspectos que planteamos fueron aceptados para renegociar. Pero, no renegocian el monopolio, pues dicen que  es el corazón de la concesión”, criticó Castillo.



[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Una poca concurrida asamblea del PAC terminó sin acuerdos el pasado 25 de octubre, y es incierta la fecha de una nueva convocatoria. (Foto:

El referido artículo se refiere a una investigación realizada en el cantón de Matina, donde existen plantaciones de banano propiedad de diferentes empresas y

La educación en Costa Rica ha sido el medio prioritario para el desarrollo integral del costarricense. Es el instrumento óptimo que los políticos han

/Las comunicadoras Laura Chinchilla y Andrea Alvarado presentaron el proyecto para la nueva Ley de Radio y Televisión en el Sexto Encuentro Nacional de

El Presupuesto Nacional 2015 se convirtió, casi desde su lanzamiento, en una diana de tiro al blanco sobre la que disparan economistas, jerarcas de

En setiembre del año pasado, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación empezó un programa de trabajo con la fundación Panthera, para

Instalaciones de la empresa Amazon en Calle Blancos. (Foto: Katya Alvarado)Juvenal Benavides es ingeniero en Electromecánica y trabajó durante 17 años en la empresa

Calderón en la marcha del 7 de octubre contra la moción legislativa para reducir el crecimiento del FEES. El candidato aseguró que "no hay
Semanario Universidad