Roy Bourgeois: “Costa Rica es muy importante para el cierre de la Escuela de las Américas”

Roy Bourgeois espera que Costa Rica deje de enviar a sus policías a la Escuela de las Américas, y apoye el cierre de esta

Roy Bourgeois espera que Costa Rica deje de enviar a sus policías a la Escuela de las Américas, y apoye el cierre de esta instalación militar. (Foto: Katya Alvarado)

Activista estadounidense pide al gobierno de Costa Rica que deje de enviar policías a la Escuela de las Américas, pues va en contra de la imagen civilista y pacífica del país.

“Si Costa Rica deja de enviar estudiantes a la Escuela de las Américas, sería un gran paso para que el Congreso de Estados Unidos cierre esta instalación militar”, afirmó el activista y sacerdote excomulgado Roy Bourgeois, quien estuvo de visita en el país para continuar en su lucha contra el entrenamiento de latinoamericanos en la base de Fort Benning, Georgia.

La Escuela de las Américas es el antiguo nombre de lo que hoy se llama Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica (WHINSEC, por sus siglas en inglés), donde durante las décadas de 1970 y 1980 se formó militarmente a varios de los más “célebres” asesinos  y protagonistas de masacres en América Latina.

 

El “padre Roy” visita periódicamente varios países latinoamericanos para pedir apoyo en su lucha por el cierre de dicha escuela, y en esta ocasión vino a manifestar su respaldo a un recurso de amparo que pretende suspender el envío de alumnos de Costa Rica a esa instalación militar.

PROMESA ROTA

La última vez que Roy Bourgeois visitó Costa Rica, en el año 2007, fue recibido por el entonces presidente Óscar Arias en la Casa Presidencial, en compañía de su entonces ministro de Seguridad, Fernando Berrocal.

De aquella cita salió la promesa de Arias de no enviar más integrantes de los cuerpos policiales del país a formarse en esa escuela, por la  que hasta ese momento habían pasado ya 2588 costarricenses desde su fundación en 1946.

El padre Roy recordó esa promesa como una “gran victoria” para su organización SOA Watch y para la memoria de los muchos latinoamericanos que murieron o sufrieron el terror de las guerras y dictaduras militares en el continente, comandadas por varios graduados de esa escuela.

“Aunque la Escuela de las Américas cambió el nombre, ese fue un cambio cosmético y el presidente Arias lo entendió perfectamente. Pero, entendemos que Estados Unidos hizo presión para que no dejara de enviar alumnos a esta escuela”, comentó.

SOA Watch mantiene una lucha constante por el cierre de la Escuela de las Américas desde el Congreso de los Estados Unidos, donde —según Bourgeois— el apoyo de Costa Rica hubiese sido decisivo en algunas votaciones cerradas que se dieron años atrás.

Nicaragua, Venezuela, Uruguay, Argentina, Bolivia y Ecuador han dejado de enviar oficiales a entrenarse en Fort Benning, pero para él la imagen civilista y de país sin ejército que tiene Costa Rica puede tener aún más peso en los congresistas de su país.

“Esta es una escuela bañada con la sangre del continente,  y Costa Rica jugó un papel importante  en frenar ese correr de sangre. ¿Con qué moral envían ahora  a su policía allí? ¿Cómo va a tratar esta gente a su población? Aplaudimos el deseo de profesionalizar su policía, pero ¿en esa escuela?”, cuestionó Lisa Sullivan, integrante de SOA Watch.

“La muerte de Monseñor Romero en El Salvador fue a manos de graduados de la Escuela de las Américas, la masacre de El Mozote en ese mismo país, el asesinato de seis jesuitas y muchos crímenes más. Sus objetivos siempre fueron los campesinos, los pobres, los estudiantes, la gente que quiso alzar la voz”, recordó Bourgeois.

Aseguró que la influencia de esta escuela no es cosa del pasado, pues en años recientes  sus graduados también estuvieron presentes en los golpes de Estado en Venezuela (2002) y Honduras (2009); siento aún una amenaza para la democracia, comentó.

RECURSO LEGAL

En su opinión, en Costa Rica se ha abierto una nueva alternativa de lucha con la presentación del recurso de amparo ante la Sala Constitucional, que se encuentra en estudio desde el año anterior.

El recurso fue presentado por el abogado Roberto Zamora, quien argumenta que el presidente Arias comprometió al Estado costarricense a no enviar más policías a WHINSEC en aquella cita con Roy Bourgeois, de la cual dieron cuenta este Semanario y la agencia de noticias Notimex.

“Tal y como reveló Wikileaks y reportó La Nación el 6 de marzo del 2011, y según confesó el mismo Berrocal, él ideó un plan según el cual él solicitaría a Arias el permiso (de enviar nuevamente alumnos); Arias no respondería y Berrocal interpretaría eso como un silencio positivo”, señala Zamora en el mencionado recurso.

Para el abogado, esa interpretación errónea del “silencio positivo” hace que la decisión del mandatario no haya sido anulada, y además argumenta que el envío de policías a Fort Benning atenta contra la paz como valor constitucional, reconocido así por la misma Sala IV en varias de sus sentencias.

 


 

Ordenación de mujeres le valió la excomunión

El cierre de la Escuela de las Américas no es la única lucha que ha emprendido Roy Bourgeois, pues como sacerdote católico también ha apoyado activamente un movimiento que busca la ordenación de mujeres en el sacerdocio.

Este apoyo le costó la excomunión por parte del Vaticano, dictada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que le fue comunicada en el mes de octubre del año anterior.

“Hace mucho me di cuenta que existe mucha inequidad de género en la Iglesia Católica, porque son hombres los que la dominan, y solo a los hombres se les habilita para ser sacerdotes”, comentó.

Roy Bourgeois recordó que tras ver la muerte muy de cerca como militar en Vietnam, sintió el llamado al sacerdocio, llamado que cuando es sentido por una mujer es reprimido y silenciado por la Iglesia Católica.

“Hay un serio problema aquí. Nosotros como católicos debemos entender que mujeres y hombres somos iguales, iguales en dignidad. El llamado a ser sacerdote viene de Dios;  entonces empecé a cuestionarme como humano: ¿quiénes somos para decirle a alguien si el llamado que le hizo Dios es auténtico? Lo que vi aquí es discriminación y sexismo”, aseguró.

El padre Roy comparó la situación con la época en que siendo niño en Luisiana, vio cómo a las personas de raza negra se les prohibía asistir a las escuelas de los “blancos”, y en la propia iglesia se les apartaban las bancas de atrás.

“Nadie alzó la voz entonces: ni el sacerdote, ni el maestro, ni el estudiante, ni yo. Entonces ahora quise alzar la voz contra esta injusticia, porque nuestro silencio es la voz de la complicidad; pero, el Vaticano me dijo que no hablara, porque estaba en contra de lo que la Iglesia enseña. Pero no podía callarme, porque hombres y mujeres somos iguales”, dijo.

“Cuando seguí hablando de esto, fue un gran escándalo en el Vaticano. En Estados Unidos muchos sacerdotes molestaron sexualmente a cientos de niños, y esto fue encubierto por los obispos. Pero eso no fue escándalo en el Vaticano”, añadió.

Bourgeois asegura que no conoce bien al nuevo papa Francisco, pero advirtió que si la Iglesia Católica no cambia pronto sus posturas respecto a las mujeres y las personas con una orientación sexual distinta, estará destinada a desaparecer.

 


 

La Escuela de las Américas y sus “célebres graduados”

Por la Escuela de las Américas han pasado cerca de 60.000 latinoamericanos entrenados en maniobras militares, que sirvieron de “fichas” estadounidenses en sus frecuentes intervenciones en varios países, durante las décadas de 1970 y 1980.

En su lista de graduados se pueden encontrar nombres fáciles de reconocer, como el del general panameño Manuel Antonio Noriega, exdictador y condenado por narcotráfico; así como el dictador boliviano Hugo Banzer.

También “estudió” en esta escuela, Tito Montaño Belzú, condenado por genocidio y asesinato en el golpe de Estado en 1980; y de Ecuador se recuerda al dictador Guillermo Rodríguez.

En Guatemala, el dictador Romero Lucas García fue entrenado en esta escuela, y su régimen es señalado por acumular más de 5000 asesinatos políticos, así como 2500 muertos civiles.

En Perú, el graduado Juan Velazco Alvarado comandó un golpe de Estado, además de señalársele por tráfico de drogas, asesinatos, masacre de estudiantes y torturas.

En Costa Rica, Minor Masís, graduado de la Escuela de las Américas y antiguo líder del “comando cobra”, cumple 42 años de condena por violación y homicidio durante un operativo antidrogas en Talamanca.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Laura Cruz (al centro) llegó al Girasol siendo estudiante de Inglés, hoy se dedica tiempo completo al arte y es parte de Danza Abierta.

Los que dejamos el ombligo en este lindo país, aprendemos con el tiempo a perder el asombro para sobrevivir a tanto subdesarrollo. No son

Puentes, torres y muros constituyen el lenguaje metafórico con el que el artista Manuel Zumbado aborda la tarea de ser de su cronista de

¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el SEÑOR: Practicar la justicia,

Admitámoslo: si hoy un candidato político ofreciera en campaña eliminar la impuntualidad, simple y sencillamente, no ganaría. Y casi seguro que sería criticado y

Las piscinas y los vestidores son las únicas estructuras que se conservan en el terreno del Centro Vacacional Bejuco. La Vicerrectoría de Administración aspira

En un primer comentario (Universidad, 21/11/2012), el filólogo Roy Alfaro Vargas se presentó como un consumidor insatisfecho; en una segunda intervención (Universidad, 23/1/2013), demostró

El 19  de setiembre de 2011, la Rectoría de la Universidad de Costa Rica, en su nota R5446-2011 comunicó a la comunidad universitaria el
Semanario Universidad