Vecinos de Dos Pinos en San Carlos se quejan por presunta contaminación y empresa lo niega

UNIVERSIDAD fue testigo de esta descarga de agua caliente con un fuerte olor a leche,  sobre la quebrada cercana a la planta de Dos

UNIVERSIDAD fue testigo de esta descarga de agua caliente con un fuerte olor a leche,  sobre la quebrada cercana a la planta de Dos Pinos en San Carlos. (Foto: Katya Alvarado)

Dueños de una propiedad vecina a la planta de la empresa Dos Pinos en San Carlos acusan a la cooperativa de descargar aguas negras sobre su terreno y sobre una quebrada vecina sin el adecuado tratamiento.

También señalan a la productora de leche por poner en riesgo a las poblaciones cercanas cuando se realizan las purgas de sus sistemas de enfriamiento, que funcionan a base de amoniaco, lo que provocó una emergencia la madrugada del pasado 7 de febrero (ver recuadro).

Varias tuberías con fugas y vertidos de agua de dudosa calidad se encuentran a lo largo de la quebrada Florida, cerca de la planta de Dos Pinos. (Foto: Katya Alvarado)

Dos Pinos niega que esté depositando aguas sin tratamiento sobre la quebrada y asegura que ha cumplido con todos los protocolos de seguridad necesarios para no afectar a las poblaciones cercanas, aunque el lugar en el que se ubica la planta es una zona industrial.

Los representantes de la sociedad  Inés Ugalde e Hijos, dueña de la propiedad por la que pasan las tuberías de Dos Pinos, señalan que harán lo necesario para que se aclaren los alcances de la actividad que realiza la empresa sobre el medio ambiente, y reclama que hasta el momento no han tenido respuesta clara ni de las autoridades, ni de la cooperativa.

OLOR A LECHE

UNIVERSIDAD realizó un recorrido por las márgenes de la quebrada Florida, con el fin de observar la ubicación de las tuberías que −según el abogado Humberto Quesada, representante de Inés Ugalde e Hijos− son foco de contaminación en este cuerpo de agua.

Durante este recorrido pudimos constatar la presencia de tubos provenientes de la planta de Dos Pinos, que descargan aguas con mal olor y aspecto sobre el terreno vecino, así como otras que goteaban líquido sobre canales que caen directamente a la quebrada.

El equipo periodístico de este Semanario también fue testigo de una fuerte descarga de agua caliente, con un fuerte olor a leche, que caía directamente sobre la quebrada Florida, al norte de la planta.

También se pudo observar tuberías que pasan encima de la quebrada, varias de ellas en malas condiciones y con fugas, así como conductos con cables eléctricos expuestos a la intemperie.

Un panorama como este fue el que halló también el ingeniero Randall Castro, funcionario del Sistema de Áreas de Conservación (Sinac) del Área de Conservación Arenal Huetar Norte, según quedó consignado en el documento ACAHN-SCH-153-2013 del 19 de febrero del 2013.

El “informe de campo a inspección en las antiguas instalaciones de Ingenio Santa Fe”, terreno propiedad de Inés Ugalde e Hijos S.A, señala que el funcionario realizó una visita al lugar el día 18, a solicitud de los dueños del terreno.

“(…) me apersoné a dicho sitio y de entrada se pudo observar que la empresa Dos Pinos por medio de desagües (tuberías), estaba tirando aguas de dudosa calidad teniendo como prueba su color y olor que se percibía en todo el trayecto que se realizó, ya que existe un pequeño cauce”, señala el documento.

El informe añade que en las áreas de protección de la  quebrada Florida existe un puente, cables, tuberías quebradas, y una caja de registro de aguas industriales, lo que se considera una invasión de estas zonas que deben reservarse para la protección del curso de agua.

“Es importante indicar en referencia de lo anterior, que cuando se observó las tuberías industriales, de la caja de registro se pudo ver una fuga de agua; al llegar a dicho sitio había dos personas de mantenimiento de la Dos Pinos y se considera que ellos cerraron dicha fuga al vernos”, indicó el funcionario de Sinac.

Sobre estas descargas, Dos Pinos respondió a este Semanario que sí realiza las descargas de aguas industriales provenientes de sistemas de agua condensada, producto de la evaporación de la leche, pero que estos residuos cumplen con los parámetros establecidos por el por el Reglamento de vertido y reuso de aguas residuales 33601-S, y que los análisis son realizados por el laboratorio Lambda, ente externo acreditado (ver recuadro “Dos Pinos afirma que se encuentra a derecho”).

«Esta situación se ha generado por la disconformidad de una vecina que ha pretendido vender el terreno colindante a la Cooperativa. Se han implementado diversas acciones de conformidad con el sistema de gestión ambiental de la Cooperativa para la protección del ambiente», respondió la empresa.

Uno de los análisis recientes de este laboratorio consta en el expediente del Área Rectora de Salud de Ciudad Quesada, con fecha del 24 de enero de este año, donde se señala que los vertidos de Dos Pinos cumplen con los parámetros establecidos por la respectiva ley.

Sin embargo, para el abogado Quesada, no se está tomando en cuenta la temperatura a la que salen estos líquidos sobre la quebrada, pues según los parámetros de ley, el líquido debe tener una temperatura de entre 15 y 40 grados centígrados, mientras que en videos tomados por los dueños del terreno y en la descarga que presenció UNIVERSIDAD, el líquido parece estar a alta temperatura y desprende vapor al salir.

Sobre la temperatura, Dos Pinos explicó que las aguas salen del vaporizador, y mientras realizan el recorrido completo por tuberías estas bajan la temperatura según las recomendaciones dadas por el Reglamento de vertido y reuso de aguas residuales.

“Estamos trabajando para incrementar las medidas para reducir la temperatura del agua”, añade la respuesta.

Respecto a las observaciones del Sinac en lo referente a las zonas de protección de la quebrada, la empresa asegura que se acataron las recomendaciones “llevando todas las tuberías a un mismo punto, canalizándolas hacia la propiedad en Dos Pinos”.

Desde la planta de Dos Pinos también hay tuberías que descargan aguas negras sobre la propiedad vecina, que pertenece a la sociedad Inés Ugalde e Hijos. (Foto: Katya Alvarado)

PROBLEMAS ANTERIORES

Las molestias que manifiestan los dueños del terreno vecino a la planta de Dos Pinos en San Carlos, no son nuevas ni las únicas, pues en el 2012 vecinos del cercano barrio San Martín de Ciudad Quesada presentaron una queja por los malos olores que desprendía una planta de abono orgánico de esta cooperativa en la zona.

Roger González, quien en ese momento tenía una pulpería en el barrio San Martín, fue quien puso la denuncia por los fuertes olores, que le obligaban a cerrar las puertas para tratar de mitigar el mal olor que producía esta planta.

“Una señora vecina que tenía una muchacha especial, me comentó que el olor indisponía a la muchacha cuando la sacaban a asolear; entonces me fui a poner la denuncia a Senasa y me dijeron que no era con ellos; luego fui al Ministerio de Salud y que tampoco era con ellos; entonces presenté la queja  ante la Defensoría de los Habitantes, porque ninguno de los dos me contestó a tiempo”, recordó González.

Tras la denuncia, la empresa cesó su actividad de producción de composta, al tiempo que el Ministerio de Salud canceló el permiso sanitario de funcionamiento de esta planta, según consta en el oficio 08337-2012-DHR de junio del 2012.

Algunas de las tuberías que salen de la planta de Dos Pinos se encuentran en mal estado y tienen expuestas instalaciones eléctricas como esta. (Foto: Katya Alvarado)


Dos Pinos afirma que se encuentra a derecho

Respecto a la eventual contaminación de la mencionada quebrada en San Carlos, la cooperativa Dos Pinos respondió que se encuentra a derecho con todos sus permisos, y negó que los residuos líquidos que libera al ambiente estén produciendo algún tipo de daño al entorno.

Sobre el olor a leche y la mala apariencia de algunas aguas que UNIVERSIDAD pudo observar en la visita al lugar el pasado 11 de febrero, la empresa indicó que los vertidos cumplen con los parámetros de ley, según consta en análisis de laboratorio.

“Estas aguas tienen un olor natural a leche, ya que proceden de un proceso industrial de secado de leche cruda; sin embargo, es importante resaltar que ni el olor ni la apariencia son parámetros regulados legalmente por el Reglamento de vertido y reuso de aguas residuales 33601-S”, señala Dos Pinos.

Acerca de la liberación de amoniaco de sus tuberías, la compañía explicó que sus procesos industriales en frío requieren de la realización de purgas programadas de estas tuberías, para garantizar su funcionamiento adecuado y reducir los niveles de riesgo por fuga de este gas.

“Es importante señalar que toda purga o trabajo de mantenimiento que se realiza en el sistema de amoniaco, se hace de forma controlada; para esto el personal de Salud y Seguridad está controlando las condiciones climáticas, así como las concentraciones de este gas que se liberan al ambiente, para lo que se cuenta con un medidor ambiental”, detalló la empresa.

También niega que sus tuberías estén afectando la naturaleza en las zonas de protección de la quebrada cercana, y aseguró que su planta en San Carlos, así como sus instalaciones en el resto del país, cuentan con la certificación ISO 14001:2004.

“Como parte de los requisitos de la norma, se realiza una identificación de cada uno de los procesos que conllevan variables ambientales, para identificarlos, controlarlos y darles el debido seguimiento”, dice la respuesta de Dos Pinos.


Fuga de amoniaco obliga a evacuar a trabajadores vecinos de Dos Pinos

Durante la madrugada del 7 de febrero, la familia de Marcos Calero tuvo que ser evacuada y puesta a salvo en las instalaciones de la planta de Dos Pinos en San Carlos, luego de que se presentó una fuga de amoniaco.

Este gas es utilizado por Dos Pinos para sus procesos industriales en frío, y según explicaron a UNIVERSIDAD, el sistema requiere de purgas periódicas para mantener su buen funcionamiento y minimizar riesgos.

Marcos Calero y su familia viven en el terreno del antiguo Ingenio Santa Fe, propiedad aledaña a la planta de Dos Pinos en San Carlos, y cuyos dueños, la sociedad Inés Ugalde e Hijos, reclaman presuntos daños ambientales de la cooperativa a su propiedad y a una quebrada cercana.

“Eso fue como a las 3 de la mañana, ya estábamos acostados. Una cuñada mía había venido de San José con sus chiquitos. Cuando sentimos el olor lo que hicimos fue salirnos. Luego llegaron unos guardas (de Dos Pinos) y nos llevaron arriba (a la planta)”, recordó Calero del incidente.

“Lo que nos dijeron es que no sabían que nosotros estábamos aquí, que pensaban que habíamos salido. Dijeron que era amoniaco lo que olía”, añadió el trabajador.

Ante la situación, Marco Calero se comunicó con uno de los dueños del terreno para informarle de la situación y, según el abogado Humberto Quesada, las unidades de bomberos de Ciudad Quesada no quisieron atender la emergencia.

Consultados sobre el incidente, bomberos de Ciudad Quesada confirmaron que se presentó una fuga en la planta de Dos Pinos, pero indicaron que la misma fue controlada por empleados de la empresa. Agregaron que la cooperativa les informa cada semana cuando se va a realizar una purga.

Estas liberaciones periódicas de amoniaco las confirmó también Calero, quien asegura que se siente un olor extraño que sofoca la respiración, pero que nunca antes habían tenido que ser evacuados ni han requerido atención médica por exposición al gas.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Pertenezco a un grupo de historiadores exiliados de algo que don Iván denominó en alguna reunión “cultura académica”; ahora creo ser más un autoexiliado

Correos de Costa Rica emitió una estampilla en honor al prócer Juan Rafael Mora.Con motivo de los 200 años de su nacimiento, el pasado

Para muchos individuos, sobre todo abogados, chovinistas y estadistas (entiéndase estos últimos, como vividores del Estado) atacan fuertemente el abstencionismo. Según ellos, este es

PLN se refugia en conservadurismo. PAC necesita y repele al FAApenas 19.232 votos (0,9%) separaron al Partido Acción Ciudadana del Partido Liberación Nacional en las elecciones

Industrias Infinito pretendía extraer oro a cielo abierto en Crucitas, de San Carlos. Sentencias del Tribunal Contencioso Administrativo, la Sala Primera y la Sala

La UCR dejó la administración de los EBAIS de Montes de Oca, Curridabat y La Unión desde el 14 de febrero, con pocos contratiempos.

El contrato para ampliar el canal de Panamá se pactó por $5250 millones y ahora el consorcio español Sacyr Vallehermoso pide cerca de $1500

El Foro Nacional anuncia nuevas protestas en contra de los acuerdos del Gobierno con la empresa OAS y los nuevos diseños de la carretera
Semanario Universidad