Odontología de la UCR se enfoca en la salud de población vulnerable

La Universidad de Costa Rica (UCR), por medio de sus clínicas odontológicas, de sus unidades móviles de atención y gracias al fuerte compromiso social

La Universidad de Costa Rica (UCR), por medio de sus clínicas odontológicas, de sus unidades móviles de atención y gracias al fuerte compromiso social de sus estudiantes y profesores de grado y de posgrado, atiende a la población más vulnerable del país.

En los últimos cinco años, son 288.900 las consultas de pacientes atendidos en sus clínicas de grado y de posgrado, y 7.530 las personas beneficiadas con los servicios odontológicos que ofrecen en diferentes comunidades, de forma gratuita y cuyo costo asciende solo en materiales a ¢362 millones.

En las clínicas de la Facultad de Odontología, los docentes supervisan el trabajo que realiza el estudiantado de quinto y sexto año de carrera, así como los que cursan estudios de posgrado y llevan a cabo pasantías de posgrado en cirugía oral, endodoncia (problemas en raíces y nervios), periodoncia (encías) y prostodoncia (labor restaurativa y de oclusión).

Según lo indicó Carlos Filloy Esna, decano de esa unidad académica, diariamente atienden a 250 pacientes, en promedio, en las clínicas de grado y 45 en las de posgrado, todos los días de la semana, de 7 a.m. a 7 p.m. Los servicios los prestan por un módico precio, que apenas cubre el costo de los materiales empleados.

Dentro de los requisitos de la carrera está el programa de externado clínico, que desarrollan en diferentes comunidades, y los cursos de Odontología Social. Trabajan por ocho semanas en San Ramón, Palmares, Grecia, Turrialba y Paraíso de Cartago, y por otras ocho semanas en clínicas especiales, ubicadas en el Hospital de Niños, el Hospital Psiquiátrico, el Centro Nacional de Rehabilitación y el Centro Nacional de Enseñanza Especial Fernando Centeno Güell; el Centro de Educación Especial La Pitahaya, el Hogar de Ancianos Carlos Ma. Ulloa, el Centro Diurno Asociación Cívica Pilar Gamboa y en la clínica de Pavas de Coopesalud.

Un grupo de 10 o 12 estudiantes universitarios como parte de su labor en la clínica de Odontopediatría y Ortodoncia hace su práctica en la Escuela Carmen Lyra, en Concepción de Alajuelita, en donde atiende a 880 escolares y preescolares. Actualmente están ampliando la cobertura del servicio hacia otras escuelas cercanas.

Como si fuera poco, también desarrollan un programa voluntario llamado “Campos de Trabajo Odontológico”, que coordina Rodrigo Soto Montero, en el que participan estudiantes y profesores en unas 10 o 14 giras anuales a diferentes comunidades indígenas y otras zonas marginales del territorio nacional.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Semanario Universidad