Quebrada Los Negritos: El hedor de la descoordinación burocrática

La quebrada Los Negritos tiene una alta densidad de coliformes fecales, gusanos rojos y larvas, aunque en su naciente el agua es tan pura

La quebrada Los Negritos tiene una alta densidad de coliformes fecales, gusanos rojos y larvas, aunque en su naciente el agua es tan pura que abastece a cuatro familias. (Foto: Mila Navarro)

Quienes frecuentan la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio conocen de memoria el hedor crónico y el aspecto de alcantarilla que arrastra el cauce de la quebrada Los Negritos al cruzar el campus, cuyo estado ha mejorado poco en una década de esfuerzos de la Universidad de Costa Rica (UCR) debido a la escasa cooperación entre entes públicos.

La Municipalidad de Montes de Oca, la Unidad de Gestión Ambiental (UGA) de la UCR, la Escuela de Biología y el Ministerio de Ambiente y Energía han manifestado su disposición de recuperar a Los Negritos; sin embargo, declaraciones de funcionarios de esas entidades apuntan a que la desorganización de los esfuerzos ha causado que cada unidad se limite a hacer su tarea de forma desarticulada.Las aguas de la quebrada Los Negritos están muy contaminadas con desechos domésticos, comerciales y basura de todos los tipos. El Programa de Gestión Ambiental Institucional (ProGai, precursor de la UGA) había concluido que la contaminación se originaba en las comunidades que bordean el cauce, río arriba, y que persistiría hasta que se conectaran sus tuberías de aguas negras y jabonosas al sistema sanitario que corresponde.

El más reciente estudio químico de contaminación de las aguas de la quebrada fue hecho dentro del campus por estudiantes de la Escuela de Biología, en el 2012, utilizando el índice BMWP (por las siglas en inglés Biological Monitoring Working Party). En él observaron la existencia de indicadores biológicos como gusanos rojos y larvas que solo sobreviven en agua muy sucia, registraron una alta densidad de coliformes fecales en el agua y concluyeron que la quebrada presentaba un estado de “extrema contaminación”.

El principal cauce de la quebrada Los Negritos tiene 4490 metros de largo, desde La Bamba en Sabanilla de Montes de Oca hasta el Río Torres, donde desemboca. Las aguas pasan por Finca Dos y vuelven a entrar a la Universidad por la Escuela de Artes Musicales para dejarla cerca de la Facultad de Derecho.

OLOR VERSUS ESTUDIO

No se necesita un análisis para advertir el deterioro de la quebrada que atraviesa la Universidad; especialmente en la época seca, cuando la contaminación está menos diluida y la olorosa evidencia es abrumadora.

Por ejemplo, la cuenca está infestada con bolsas plásticas, botellas, tapas y otros desechos físicos, la hediondez es perceptible incluso dentro de las aulas y sodas, principalmente en los edificios de Música, Educación y Derecho.

“No entiendo por qué no se ha hecho nada al respecto. Esta es una Facultad muy bonita donde es muy agradable estar y algo como el olor simplemente le quita a uno las ganas de estar acá”, dijo el estudiante de Economía David Ching.

“Me parece muy raro que el río esté tan sucio si la U se autoproclama libre de desechos y ambientalista y que cuida el ambiente”, expresó la estudiante de Comunicación, Anastasia Molina.
Para Lydia Echeverría, funcionaria de la soda de Ciencias Sociales, las quejas por el mal olor son frecuentes: “Para muchos clientes el olor es incómodo. Es un olor como a cloaca que a veces casi se siente como un sabor y realmente es incómodo tanto para el consumo como para la preparación de alimentos”.

Ricardo Murillo, profesor de la Escuela de Biología, afirma que la contaminación del cauce ya es una emergencia y cree que la UCR podría hacer más para mejorar la situación. “La mejor opción es darle prioridad de espacio a este tema y construir una planta de tratamiento de aguas en la Ciudad de la Investigación. Es una inversión costosa pero vale la pena”, opinó Murillo. Una solución a corto plazo es instalar una rueda o molino para combatir la eutrofización (desoxigenación) del agua.

“La Unidad de Gestión Ambiental solo puede impulsar campañas de acción social y educación ambiental en las comunidades, pero ha habido una respuesta muy baja”, explicó Emilia Martén, coordinadora de estos proyectos en la UGA. Martén afirmó que para avanzar en el proyecto hacen falta más recursos humanos y económicos.

UN PROBLEMA DE SOLUCIÓN COLECTIVA

En su naciente, Los Negritos emana agua cristalina y potable que beben cuatro familias, pero cuando el líquido llega al campus de la UCR los habitantes de Sabanilla, Vargas Araya y Mercedes ya han vertido la mayor parte de los contaminantes.

Yamileth Astorga, actual directora ejecutiva del AyA y excoordinadora del ProGai, había calificado a estas zonas en el 2013 como “cloacas a cielo abierto”, ya que muchas viviendas no cuentan con tanque séptico y sus aguas negras caen directamente al río.  

El problema “requiere un abordaje integral y transinstitucional, que podría comenzar a resolverse con el liderazgo universitario, con un plan y un seguimiento en etapas y con objetivos claros”, afirmó Gerardo Vicente, asesor en el despacho de la ministra de Salud, María Elena López.

A pesar de que un margen de 10 metros de distancia de la orilla de un cuerpo de agua es Zona de Protección, según la Ley Forestal de Costa Rica, muchas casas en esas comunidades son más antiguas que la Ley y hay construcciones a menos de tres metros de la orilla.

“Esas casas no se pueden botar”, afirmó Fernando Trejos, alcalde de Montes de Oca. “Solo las casas nuevas que se van construyendo ahí acatan la Ley”.

Para Trejos, el problema del lanzamiento de desechos a la quebrada “es cultural, pues las personas no tienen sentido de la responsabilidad ambiental”. Según el Alcalde, aún faltan 15 o 20 años para lograr cambiar la actitud de los ciudadanos hacia Los Negritos.

Trejos insistió en que no hay razones para que los vecinos de Montes de Oca lancen basura al río ya que aseguró que el servicio de recolección es eficiente y puntual. “En Montes de Oca es inaceptable la excusa de que ‘tengo que tirar la basura al río porque no se recoge’. Eso es inaceptable y quien lo dice miente (…) si lo hace ya sería por falta de cultura o por sinvergüenzada”.

Emilia Martén, de la UGA, afirma que no se conocen las consecuencias que 20 años más de abuso puedan causar en la quebrada. “Es difícil de proyectar, pero ya estamos en una emergencia”, advirtió.

En el 2009, Yamileth Astorga proyectó mejoras sustanciales en la quebrada para el 2015. A un año de cumplirse el plazo es claro ver que el esfuerzo debe ser aún más intensivo y que más recursos deben dirigirse hacia el proyecto.

“Podríamos disfrutar de un espacio de relajación, con pájaros y animales, en vez de una alcantarilla como lo es ahora mismo –reflexionó Murillo– pero tiene que ser un esfuerzo de todos juntos”.

El alcalde Gerardo Vicente y Yamileth Astorga coincidieron en que debe reforzarse la iniciativa de la Universidad, mediante la formulación de un plan de gestión con objetivos y metas claras, que involucre a las instituciones estatales y municipales.

La quebrada Los Negritos convulsiona bajo los puentes de la Universidad de Costa Rica. Los expertos afirman que aún hay tiempo para recuperarla, pero la única forma es que confluyan los esfuerzos de todos, incluida la ciudadanía del cantón de Montes de Oca. Solo así será posible ver un progreso real.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Desde hace poco no se están enviando a domicilio los recibos de cobro por servicios públicos; ahora se envían por correo electrónico. Así está

Las autoridades de la Universidad de Costa Rica despidieron en capilla ardiente y con honores especiales a la exdecana de la Facultad de Educación

Patrullas en desuso depositadas en la delegación de Montecillos, Alajuela. (Foto: cortesía de la diputada Nidia Jiménez)De las 350 patrullas que la República

Washinton, 25 jul (dpa) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que los niños migrantes no acompañados que no califiquen para

Es necesario avanzar en modelos de producción agropecuarios alternativos, que le permitan a los pequeños y medianos productores y productoras del campo enfrentar los

El equipo de futsal de la Universidad de Costa Rica ligó su sexta derrota consecutiva en Coronado y la décima en la temporada. A

¿Por qué vuelan?Habría que ver con la lupa de la ciencia y con la no ciencia, esa otra que ve y sabe sin ciencia

Tel Aviv/Gaza, 27 jul (dpa) - Calles enteras han quedado reducidas a escombros en la Franja de Gaza. Tras casi tres semanas de bombardeos
Semanario Universidad