UCR busca maneras de aplicar la ley contra el fumado

El Consejo Universitario continua el proceso de revisión del Reglamento Universitario sobre el Tabaco que impondría sanciones a quienes fumen dentro de instalaciones de

El Consejo Universitario continua el proceso de revisión del Reglamento Universitario sobre el Tabaco que impondría sanciones a quienes fumen dentro de instalaciones de la UCR. (Foto: Terence Chau)

La Universidad de Costa Rica (UCR) se declaró, en 2012, como un espacio 100% libre de humo de cigarrillo. Dos años más tarde todavía no puede aplicar sanciones contra quienes fumen en sus instalaciones.

La UCR tomó la decisión con base en el artículo cinco de la Ley 9028 y, dada su condición de autonomía, la Vicerrectoría de Administración creó la Comisión Especial para la declaratoria de la UCR como espacio Libre del Humo del Tabaco (CELHT), que diseñó un reglamento interno pertinente al fumado.

Sin embargo, la Universidad no tiene sanciones contra los fumadores, pues el Consejo Universitario no ha terminado el proceso de revisión del Reglamento Universitario sobre el Tabaco. “Nuestros oficiales de Seguridad y Tránsito tienen la instrucción de si ven a alguien fumar de invitarlo a salir de las instalaciones de la Universidad de Costa Rica y también de explicarle el porqué (…) pero no hay, de momento, ningún cobro”, afirmó el jefe de Seguridad y Tránsito de la UCR, Gustavo Pérez Astorga.

Según el artículo 36 de la Ley General del Control del Tabaco y sus efectos nocivos en la salud, existe una multa del 10% del salario base (¢39 940 durante 2014) para quien fume en lugares prohibidos, como los centros educativos; sin embargo, los oficiales de Seguridad no poseen la autoridad para aplicarla. “Se está negociando con las autoridades correspondientes un convenio para ver cómo se va a hacer la infracción”, comentó la coordinadora de la CELHT, Marlen Salas Guerrero.

Dentro del Reglamento, se incluyen lineamientos respecto al proceso de denuncia para que la comunidad universitaria pueda informar a las autoridades pertinentes si se encuentra a algún alumno, docente o administrativo fumando dentro del campus. Actualmente, se puede denunciar de dos maneras: la primera es presentar un oficio a la Comisión y la segunda es enviar un comentario mediante la página electrónica de la Vicerrectoría de Administración. Luego de eso la CELHT analiza el caso individual, se dialoga con la persona fumadora y se le busca ayuda.

Más que buscar métodos de restringir el fumado, la Comisión busca concientizar a la población universitaria sobre los daños que causa, mediante rotulación llamativa contra el uso del tabaco en todo el campus –especialmente en las entradas de la Universidad–, eventos como la celebración del Día Internacional Sin Tabaco el 31 de mayo y participación en Radio U.

“Hemos observado mucha anuencia a colaborar y hemos identificado poblaciones un poco más difíciles, pero estamos tratando de valorar en estos primeros años, diría uno, valorar otros apoyos como clínicas (…) para invitar a las personas que tienen la enfermedad”, agregó Salas. Pérez describió el proceso como “empezar paulatinamente a generar la cultura del no fumado en las instalaciones”.

Estudiantes fumadores entrevistados en el campus Rodrigo Facio, que no quisieron ser identificados,  manifestaron opiniones encontradas acerca de la prohibición. Para María, estudiante de trabajo social, la regulación es inútil pues nadie oblige a que sea cumplida. “Sí es incómodo, debería existir un área de fumado pero no me induce a dejarlo porque igual no hay nadie que me multe por hacerlo”.

Para Joaquin, estudiante de economía,  la prohibición es absolutamente inocua:  “No es incómodo ni me induce a dejarlo, realmente nadie me ha dicho algo al respecto entonces no le hago mucho caso”. Sin embargo, Manuel Francisco, también estudiante de economía,  admitió que la norma lo ha desincentivado a seguir fumando, no porque sea efectiva sino por respeto a los demás.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

“No hay verdad por encima de los hechos”. H. ArendtNo ha de interpretarse el curso del mundo a partir de nuestros deseos. Nada es

Desde noviembre el ambiente es incierto en el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia. Un proceso de transición generó una intervención que se prolongará hasta

Una de las conclusiones a las que se llegó durante el análisis del tema es la importancia de trabajar en conjunto con el Sinaes

El edificio Saprissa es considerado por los grafiteros como un espacio icónico, en el que de manera tácita tienen permiso para crear a sus

Según el Informe Unidad de Salud Ocupacional y Ambiental, las deficiencias señaladas pudieron evitarse con un trabajo interdisciplinario que protegiera aún más a los

La  Constitución Política, en su artículo 142, manda que para ser ministro de gobierno, se requiere ser del Estado seglar. Por lo tanto, si

Por el involucramiento que tuve en un intento de reapertura del Museo Regional de Guanacaste, debo alegrarme al conocer que el Museo Nacional nuevamente

El ministro de Ambiente y Energía, Édgar Gutiérrez, modificó su vehículo para que utilizara hidrógeno y mejorara su desempeño. (Foto: Katya Alvarado)Reconoce carencias en
Semanario Universidad