UCR y Ministerio de Salud negocian finca: Instituto Clodomiro Picado podría cerrar en el 2015

En el peor de los escenarios, el Instituto Clodomiro Picado (ICP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) podría cerrar en el 2015, si

El deseo de la Ministra de Salud de construir un centro de capacitación en la finca del Instituto Clodomiro Picado, podría obligar a cerrarlo.

En el peor de los escenarios, el Instituto Clodomiro Picado (ICP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) podría cerrar en el 2015, si no cuajan las negociaciones con el Ministerio de Salud, para comprar la finca que alberga a este laboratorio de producción de sueros contra venenos de serpientes (antiofídicos), ubicado en Dulce Nombre de Coronado.

La situación se presenta porque la ministra de Salud, María Luisa Ávila Agüero, hizo saber a las autoridades de la UCR que no renovarán un convenio de “uso gratuito del inmueble” firmado en el 2000 y que vence en el 2015.

De acuerdo con una carta que la Ministra envió el pasado 11 de febrero a la rectora Yamileth González García, no está dentro de sus planes renovar el convenio, ya que “el inmueble será destinado al funcionamiento del Centro de Capacitación de Recursos Humanos del Ministerio de Salud”.
Cabe mencionar que Ávila Agüero termina el ejercicio de su cargo el próximo 8 de mayo, aunque no se descarta que la nueva presidenta Laura Chinchilla la mantenga en este puesto. De no ser así, habrá que ver si la persona que la sustituirá comparte estos planes.
La funcionaria agregó en su misiva, que “dicha decisión es motivada en la determinación de la institución a su digno cargo, de no adquirir dicho inmueble, con cuyos recursos económicos el Ministerio compraría otro inmueble para la instalación de su centro de capacitación”.
Esta “determinación” a la que se refiere Ávila, tiene que ver con lo expresado por la rectora González García en un oficio que le envió el 28 de octubre anterior, de que por el momento la UCR no podía “extender la certificación presupuestaria para la adquisición de los terrenos donde se encuentra ubicado el ICP”, sin manifestar en qué momento podría hacerlo.
Según la Ministra, desde hace unos tres años la UCR manifestó intenciones de comprar esa finca, cuyo costo rondaría el millón de dólares.
Al ser consultada la rectora González García, explicó que si bien la Universidad mantiene el interés por comprar los terrenos del Clodomiro Picado, en este momento la coyuntura económica no permite hacer la erogación y por eso buscará negociar con  Ávila un proceso de pago con montos espaciados.

DISPUTA

La situación de la finca que ocupa el Instituto Clodomiro Picado fue hecha pública por el vicerrector de Investigación, Henning Jensen Pennington, en un artículo que publicó en el diario La Nación (el 02-03-10), el cual provocó una reacción de la ministra Ávila, quien lo acusó de no decir toda la verdad al respecto.
“Él en uno de esos desafortunados momentos que amenazan con cerrar las puertas del futuro, distorsiona la verdad real de los hechos. Parece olvidar que la verdad incompleta, es una mentira completa y peligrosa” reclamó.
Ella aclaró que “siempre he tenido el mayor interés de que las dos instituciones salgan ganando de un eventual convenio; mantengo mi original intensión, comunicada hace 3 años a doña Yamileth González, de vender el inmueble a la UCR, de cambiarlo por servicios y asesorías que el MS requiera, o bien, dado que la CCSS paga al ICP  anualmente cerca de $500.000 por la compra de los sueros antiofídicos que se aplican en el país, que se le de este servicio sin costo para la Caja”.
Al ser consultada por este Semanario, la Ministra aceptó que la UCR podría pagar el monto en varios abonos, que es una propuesta que la rectora González piensa negociar con ella, según informó.
Vale recordar que en el convenio del 2000, se acordó en un punto 7, que “ambas partes coinciden en el propósito de gestionar un proyecto de ley que autorice al Estado, por medio del Ministerio de Salud, para segregar de la finca madre un terreno y donarlo a la Universidad el terreno en el cual se ubican las instalaciones y actividades del Instituto Clodomiro Picado en Dulce Nombre de Coronado, así como la finca destinada al pastoreo de caballos antes descrita”.
En este sentido, el vicerrector Henning Jensen dijo que en el gobierno anterior (Abel Pacheco) se hicieron algunos intentos con proyectos de ley para concretar este traspaso, pero no hubo ningún logro.
Acerca de la eventualidad de que la UCR pudiera construir otro centro para el Clodomiro de aquí al 2015, Jensen Pennington lo descartó, dada la cuantiosa inversión que habría que hacer en infraestructura y por los costos de los equipos que se utilizan.
“Esto (tener que desalojar la actual finca) implicaría el colapso de un proyecto que es de gran trascendencia para la salud pública de este país” (…) y es en este marco que esa decisión deber ser discutida , acotó.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Varios grupos sociales manifestaron que el acercamiento de la presidenta electa Laura Chinchilla con sectores conservadores puede ser contraproducente para el avance de proyectos

Desafiando presiones patronales y la intensa lluvia que inundó ese día varios barrios de Puerto Limón, 545 afiliados al Sindicato de Trabajadores de JAPDEVA,

Considero que el Dr. Jensen en su artículo de La Nación no dice toda la verdad en relación con el tema. Hace ya casi

El exdirector del Proyecto de Planificación Regional y Urbana de la Gran Área Metropolitana (Prugam), Eduardo Brenes, fue separado de su cargo como Secretario

El Movimiento Fotocopiando para Estudiar convocará a la comunidad universitaria a una manifestación para defender sus derechos al conocimiento mediante el fotocopiado, luego que

Los cuestionamientos son parte de un informe que presentó a mediados de diciembre pasado la División de Fiscalización Operativa y Evaluativo del ente contralor,

En algunas ocasiones, hemos escuchado sobre la negativa de algunos niños y jóvenes de enfocar un mayor interés en la lectura. Varios de sus

El motivo inmediato, habían “ganado” y eso les daba toda la razón todo el tiempo. Es de esperar que su éxtasis de “doña toda”
Semanario Universidad