Carlos Díaz Chavarría: “El feminismo me ha hecho más humano”

Carlos Díaz es el autor del poemario feminista La otra mitad de mi diferencia.Las mujeres son el centro de su vida y quienes le

Carlos Díaz es el autor del poemario feminista La otra mitad de mi diferencia.

Las mujeres son el centro de su vida y quienes le han formado como profesional y como ser humano. Según afirma, es gracias a la influencia de tantas mujeres en su vida que asumió una conciencia feminista que lo ha hecho “más sensible y más humano”.

Carlos Díaz Chavarría es filólogo, articulista, docente universitario y poeta. Además es, según la escritora Teresita Aguilar, el primer hombre costarricense “en escribir un poemario netamente dedicado a la reivindicación femenina, a la conciencia de género”.

El libro se titula La otra mitad de mi diferencia y su segunda edición será presentada al público el próximo jueves 6 de marzo, a las a las 7 p.m., en la Casa de la Cultura Alfredo González Flores, en Heredia. En el mismo acto, inaugurará también la muestra fotográfica Las musas de Díaz, de Girlany Murillo, que permanecerá abierta al público hasta el 15 de marzo y que consta de 27 retratos de las mujeres que inspiraron los versos de La otra mitad de mi diferencia.

El escritor compartió con UNIVERSIDAD sus perspectivas sobre el feminismo y la literatura. A continuación, un extracto de esa conversación.

¿Por qué el feminismo para un hombre escritor?

− La pregunta sería ¿por qué no?

El problema es que muchas veces se piensa que los temas de género sólo los pueden abordar las mujeres y, más bien, eso es caer en el mismo estereotipo. Claro, no es lo más común. Vivimos en una sociedad patriarcal en la que, aunque se diga que no, el machismo existe y en la que un hombre que se dice feminista debe soportar estereotipos.

¿Y cómo llegó al feminismo?

− Para mí fue una toma de conciencia desde que estaba muy pequeño, por la influencia de las mujeres en mi vida. Hubo hombres influyentes que me marcaron, pero quienes me han formado como humano y como profesional han sido mujeres. Primero mis abuelitas, mi mamá, que es una mujer que ha roto esquemas y, a su lado, mi papá, que no calza en la categoría de machista sino de esposo y padre solidario. Además, mis maestras y, luego, aquí en la Universidad (de Costa Rica) me formaron mujeres como Rosemary Karpinsky, Marina Volio, Yadira Calvo, etc.

¿Qué aportes cree usted que le ha dado el feminismo a su vida, como hombre?

− Ahí tendríamos que hablar del estereotipo de la sensibilidad pero, en mi caso, es cierto; a mí el feminismo me ha hecho más humano. Me ha ayudado a romper muchos esquemas en mi vida. No soy un hombre que si me pongo una camisa rosada me importe qué van a pensar de mí, y no tengo problema con ir al cine y, si me dan ganas, llorar y salir con los ojos rojos y que la gente me vea.

Siendo el feminismo un tema del que se habla usualmente con tanta seriedad, ¿por qué la poesía?

− Porque la poesía también puede ser dura o, al menos, crítica. En mi libro, y aunque yo cuido mucho la parte estética, hay crítica y hay reclamo hacia las mujeres. Toda la primera parte es eso, un “¿por qué se deja?, muévase, sí se puede, despiértese” y un recuento de cómo la historia de sometimiento incluso, a veces, es perpetuada por las mismas mujeres.

Por otro lado, uso la poesía porque es en lo que más me he desarrollado; otros géneros no los trabajo. He abordado estos temas en ensayos, pero la poesía es más fluida y me permite expresar mejor mis sentimientos. En la poesía encuentro belleza e inspiración y con este libro quería homenajear de manera lírica a estas mujeres que han tenido tanta influencia en mi vida.

¿Debemos caminar hacia el reconocimiento de los géneros o, más bien, hacia la dilución de las etiquetas como “masculinidad” y “feminidad”?

− Creo que no vamos a ser iguales nunca, que siempre vamos a ser diferentes y lo que buscamos es igualdad de oportunidades y decisión. No usar la diferencia para separar sino para unir, para formar a las nuevas generaciones enseñándoles que somos distintos, pero que nadie es mejor que el otro.

Como filólogo, escritor y feminista, ¿cuál es su posición sobre el lenguaje inclusivo?

− Estoy de acuerdo con el lenguaje inclusivo siempre que se aplique de manera racional, inteligente, con sentido común y teniendo presente que hay contextos en los que no se puede aplicar y en los que lo mejor es usar el lenguaje más neutro posible. Lo que sí es necesario es evitar el lenguaje que lo que hace es minimizar a las mujeres, o a cualquiera.

Mucha poesía dedicada a la “belleza” de la mujer es sexista. ¿Cómo rendir tributo a la belleza femenina sin que el cuerpo de la mujer se convierta en un objeto?

− Tal vez el asunto no es que la poesía vea a la mujer como objeto sexual, como la publicidad, sino que se enfoca en la parte física de la mujer, en el cuerpo. Hace falta ir más allá. En mi libro hablo mucho del cuerpo y del erotismo, pero como símbolo de libertad, no tanto admirando el cuerpo sino promoviendo que las mujeres disfruten sus cuerpos, así como siempre lo ha hecho el hombre.


Costa Rica escuchará gritos de mujer

La presentación de la segunda edición de La mitad de mi diferencia se realiza en el marco del IV Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer, tendiente a rendirles tributo y llevar mensajes de autoestima, de respeto y mensajes contra la violencia, por una cultura de paz.

El evento, que nació en República Dominicana de mano de la poeta Jael Uribe, se desarrollará durante el mes de marzo en 37 países.

Este será el primer año que Costa Rica se une al Festival y se realizarán dos actividades: la presentación del libro de Carlos Díaz y la muestra fotográfica de Girlany Murillo.

Complementa lo anterior un recital de poesía con temática femenina, que tendrá lugar el sábado 22 de marzo, a las 7 p.m., en el auditorio de la Escuela Municipal de Artes Integradas (EMAI), en Santa Ana.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El deseo de un cambio en el rumbo del país, por encima de la simpatía partidaria y otros aspectos, resalta como el factor que

Carlos Díaz es el autor del poemario feminista La otra mitad de mi diferencia.Las mujeres son el centro de su vida y quienes le

En la sede Rodrigo Facio es común ver actividades en pro de la población LGTBI como los Matrimonios Diversos; sin embargo, en otras sedes

Vecinos de La Carpio aseguran que el relleno sanitario está agotado y que 40 toneladas diarias de Pérez Zeledón solo aumentarían el caos.

El candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, se mostró este miércoles satisfecho pero cauto por los resultados de la encuesta del

San Salvador, 9 mar (dpa) - El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador solicitó hoy a los partidos contendientes en la segunda vuelta

Ahora debemos tener el coraje para tomar el último paso y llamar la homofobia y elheterosexualismo por lo que son. Son pecado. La homofobia

Los estudiantes del Instituto Tecnológico reportaron asaltos en los alrededores del campus. (Foto: archivo)Una ola de asaltos en los alrededores del campus del Instituto
Semanario Universidad