Comunidad y Estado rescatan iglesia patrimonial en El Rosario de Desamparados

La iglesia de El Rosario de Desamparados fue declarada de interés patrimonial y arquitectónico en el año 2000. (Foto: José Eduardo Mora)Con la realización

La iglesia de El Rosario de Desamparados fue declarada de interés patrimonial y arquitectónico en el año 2000. (Foto: José Eduardo Mora)

Con la realización de turnos, bingos y presentaciones culturales, sumado a una activa y comprometida participación de la comunidad, el Comité Pro Restauración de la iglesia de El Rosario de Desamparados logró, junto con el apoyo del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, rescatar su templo, construido en 1949.

El inmueble, declarado Patrimonio Histórico y Arquitectónico el 28 de julio del año 2000, tenía en malas condiciones varias estructuras de madera, y su sistema eléctrico era una bomba de tiempo porque estaba obsoleto, de acuerdo con Adrián Vindas, arquitecto del Centro de Patrimonio y quien supervisó los trabajos de restauración.

La comunidad de El Rosario se ubica 35 kilómetros al sureste de San José y pertenece al distrito 9 del cantón de Desamparados, con una población de 3061 habitantes, con base en cifras del 2011.

El Rosario es una localidad con un perfil agrícola, en el que predomina el café como el principal producto de sus tierras.

Se hizo un rescate tanto de las partes exteriores como de las interiores del inmueble. (Foto: cortesía del Comité Pro Restauración)

Natalia Abarca, quien al lado de Anabelle Delgado y Vanessa Abarca lideraron el Comité Pro Restauración del distrito de El Rosario, destacó la importancia de que el pueblo se involucrara en salvar su templo.

El proceso de conseguir recursos les llevó año y medio y en esta lucha contaron con el respaldo del Grupo Numar. Esta compañía comercializa la marca de café 1820, el cual usa la imagen de la iglesia en su empaque.

Para ello, dicha empresa firmó un acuerdo con las Temporalidades de la Iglesia Católica, precisó Gustavo Pérez, del área de mercadeo del Grupo Numar.

La inversión total para restablecer al templo fue de aproximadamente ¢ 30 millones, 25 de los cuales fueron aportados por el Centro de Patrimonio, ¢ 3.5 millones por el grupo Numar y el resto por la comunidad.

“Estamos muy contentos por el rescate de nuestra iglesia. Fue un trabajo muy duro, que se hizo gracias a la participación de toda la comunidad. Ha sido un trabajo de casi dos años”, recordó Natalia Abarca.

Para lograr que se diera una compenetración con el proyecto de rescate, Abarca explicó que hubo un constante llamado a los pobladores, por medio de la Pastoral Social.

De ese modo se cumple con uno de los principios esbozados recientemente en una entrevista con UNIVERSIDAD por la directora del Centro de Patrimonio, Ileana Vives, quien hizo énfasis en la necesidad de que los edificios patrimoniales tengan un valor de uso y responsables detrás de ellos.

En este caso, a pesar de que el inmueble pertenece a las Temporalidades de la Iglesia Católica, el templo tenía por lo menos, según Abarca, 15 años de que no se había pintado. Además, algunas estructuras en madera presentaban un evidente deterioro, por la acción de la humedad y por los excrementos de los murciélagos.

La integración del Estado (representado por el Centro de Patrimonio), la comunidad (Comité Pro Restauración) y la empresa privada (Grupo Numar) es un modelo que responde a la manera en que debería de manejarse el patrimonio histórico arquitectónico en Costa Rica, considera Vindas.

Ahora, cada vez que los feligreses asisten a misa cada sábado a las 5 p.m. saben no solo que lo harán en un inmueble que está en buenas condiciones, sino que ya tienen más claro que la comunidad pueden contribuir con su mantenimiento.

“Solo nos queda pendiente tapar un hueco por donde aún se meten los murciélagos, que hacen mucho daño”, puntualizó Abarca.

UN PAISAJE VALIOSO

La estructura se empezó a construir en 1947 y responde a un estilo ecléctico —precisó Vindas—, porque integra varios estilos arquitectónicos, fue construida con latón liso y maderas como el cedro. Estos materiales, excepto el latón se encontraban en la zona. La historia del templo dice que los obreros debieron de transportar en carreta la piedra y la arena que se utilizó tras recorrer distancias considerables.

El arquitecto aclaró que el templo no responde a un estilo puro, sino que incorpora diferentes elementos y que en este caso tiene ciertos rasgos del neoclásico.

La historia del templo dice que los obreros debieron de transportar en carreta la piedra y la arena que se utilizó, tras recorrer distancias considerables.

“Lo que más preocupaba era el sistema eléctrico que estaba totalmente obsoleto. También, se arreglaron marcos y ventanas con el aporte de la comunidad. Es muy importante el trabajo que hizo la comunidad para rescatar su bien”, dijo Vindas.

En su opinión, el involucramiento de la comunidad para preservar sus inmuebles patrimoniales, como en este caso, resulta de suma trascendencia.

Esta idea de involucrar a las comunidades también se ha desarrollado, expresó Vindas, en Quebrada Honda de Nicoya, en La Agonía de Liberia y en La Pastora de Turrialba.

“Una construcción como la de El Rosario se nota que se hizo con mucho cariño y que está muy bien hecha. Tiene una nave central, el campanario al frente, dos pasillos laterales. Eso era muy propio de las basílicas de la arquitectura romana”, agregó.

Hizo ver que para el 2014 tienen previsto restaurar la iglesia de Copey de Dota, que hace unos años iba a ser demolida en respuesta a una iniciativa del sacerdote de turno; pero gracias a la oposición de los pobladores se archivó el proyecto de derribarla.

“Este tipo de iglesias responden a un entorno rural y en ellas el contexto es muy importante. Son edificios interesantes por su valor histórico y paisajístico, y armonizan muy bien con el paisaje rural”, indicó.

APORTE SOLIDARIO

Gustavo Pérez, del área de mercadeo del Grupo Numar, resaltó que siempre estuvieron anuentes a colaborar con el Comité Pro Restauración y que lo hicieron mediante un aporte económico y en productos para las distintas actividades.

“Utilizamos la imagen de la iglesia desde hace unos diez años, porque nos gustó mucho la fachada y en general la forma que tiene”.

El dinero facilitado por Numar sirvió para que puertas, marcos y ventanas se restauraran, dado que el presupuesto de Patrimonio alcanzaba solo para cambiar el sistema eléctrico.

“Quedamos muy satisfechos con la restauración realizada. Para nosotros es importante que la iglesia que se utiliza como imagen de nuestro café esté en buen estado”.

Los tres preceptos con los que el Centro de Patrimonio pretende apuntalar a los edificios patrimoniales, se cumplen en la restauración de la iglesia de El Rosario: valor de uso, sostenibilidad y responsabilidad por parte de la comunidad.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Desde su creación en 2006, METICS acompaña a los docentes en la mediación con Tecnologías de la Información y Comunicación. (Foto: Bárbara Ocampo)METICS mantiene

Domingo 2 de febrero, 4 p.m. Para esperar los resultados en el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) hay que armarse de paciencia.Los pasillos del

Se oye, se siente, ¿Johnny presidente? El TSE: Epicentro del reto al statu quo Movimiento Libertario: Un choque contra su cuarto iceberg Frente Amplio: Aquí ...

"Es mi primer voto, me llena de mucha emoción poder ser parte de este proceso y elegir con mi voto −que es un pequeño

Previo al  2009, motivado aún por cierta euforia de artista postadolescente, en cada edición de la Bienal Costarricense de Artes Visuales (también conocida como

De conformidad con el Latinobarómetro, Costa Rica es uno de los dos países latinoamericanos en donde el tema (In) Seguridad no ocupa el primer lugar en

El abuso de esta droga produce la forma más potente de adicción, debilita las defensas,  aumenta el colesterol malo y los  triglicéridos, disminuye la

El menú de la segunda ronda electoral resultó de infarto y sorpresa: el candidato que se mantuvo como favorito durante toda la campaña política,
Semanario Universidad