Un mundo de incomunicación y soledad cobrará vida en El túnel

A partir del 29 de agosto, el grupo Esurios Teatro-Los Hambrientos Producciones llevará a las tablas la novela El túnel, del escritor Ernesto Sábato.

Tal como pensaba Ernesto Sábato, la memoria funciona como una luz que alumbra ese sórdido museo de la vergüenza que es el pasado.

Aún con el recuerdo de la Segunda Guerra Mundial fue escrita El túnel (1948), al leerla, resuenan esos cafés bonaerenses donde la gente se encerraba a escuchar tangos, “como un creyente en Dios oye La pasión según San Mateo”.

En los capítulos del libro, el protagonista es un pintor argentino, muy reconocido, que recuerda desde la cárcel cómo fue que conoció, conquistó y asesinó a su amada María Iribarne. Las palabras van relatando una cadena de acontecimientos que aunque intenten salir del túnel, si se los mira para atrás solo se divisan lugares oscuros y solitarios.

Esa insaciable condición humana que nunca está satisfecha sigue estando, cuidado no, más vigente en nuestros días que en los días de Sábato. Como dice Esaú Cordero, director de la obra: “A pesar de ser una historia desarrollada en un contexto de hace muchos años, esta puesta contiene gran vigencia, ya que con el paso del tiempo hemos sido testigos de cómo la sociedad y sus estructuras pueden llegar a influir en las y los individuos, convirtiéndolos en seres ególatras y egoístas, produciendo, además, individuos con poca capacidad de comunicación”, aseguró.

La adaptación a las tablas de esta reconocida novela del escritor, físico y poeta argentino Ernesto Sábato está a cargo de Esurios Teatro-Los Hambrientos Producciones, un grupo que surgió a partir del Seminario de Proyectos Teatrales del Taller Nacional de Teatro (TNT), en el año 2015. Está integrado por Esaú Cordero, Cristián Salazar y Karina Bejarano, todos egresados del TNT.

La obra El túnel fue escogida para arrancar con esta iniciativa que busca que grupos egresados del TNT desarrollen proyectos teatrales bajo la asesoría de algún profesor de la institución, y se les brinde todas las condiciones para presentar una obra. Sin duda, es un inmenso apoyo para los grupos teatrales emergentes, que rebosan de ideas, pero que suelen carecer de financiamiento.

El montaje de El túnel está dirigido especialmente a un público joven, pues como afirma Karina Bejarano, productora, refleja una realidad que se ha acrecentado muchísimo en los últimos años dentro de las nuevas generaciones y la obra puede ser un punto de giro para tomar conciencia en medio de un mundo cada vez más conectado entre las máquinas, y menos entre los seres humanos.

Propuesta escénica

Dirección: Esaú Cubero.

Actuaciones: Cristian Salazar y Mónica Hernández.

Dónde: Teatro Óscar Fessler, San José.

Cuándo: Del 29 de agosto al 27 de setiembre.

Funciones: Sábados a las 8 p.m. y domingos a las 5p.m. y 8 p.m.

Entrada: ¢4.000 general, ¢2.000 estudiantes y ciudadanos de oro.

Reservaciones: 2221-1273 / 8892-8372 / 8880-5983

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

El conjunto de energía, trabajos, cariños y ayudas que las madres despliegan para el bienestar de sus niños(as), desde antes del nacimiento

El referéndum es un mecanismo de democracia directa utilizado generalmente para la aprobación creación, modificación o derogación de una normativa de alcance general.

Semanario Universidad