Natación de la UCR arrasa en torneo Fecunde 2014

Los equipos masculinos y femeninos de natación de la UCR se sobrepusieron a muchas vicisitudes y ganaron el Torneo Universitario Fecunde 2014. (Foto: Federación

Los equipos masculinos y femeninos de natación de la UCR se sobrepusieron a muchas vicisitudes y ganaron el Torneo Universitario Fecunde 2014. (Foto: Federación Costarricense Universitaria de Deportes)

A pesar de las dificultades y de la incertidumbre sobre el lugar donde se iba a hacer, el equipo de natación de la Universidad de Costa Rica (UCR) fue el gran ganador del torneo organizado por la Federación Costarricense Universitaria de Deportes (Fecunde), tanto en categoría masculina como en femenina.

Esta competencia, en principio, se iba a realizar en las piscinas del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), pero finalmente tuvo lugar el sábado 25 de octubre en las instalaciones deportivas de la Universidad de Costa Rica, cuya alberca es de tamaño olímpico (50 metros de largo); en contraste con la del Tecnológico, que es semiolímpica (25 metros), para la cual habían practicado.

Durante el torneo, los competidores de la UCR ganaron la mayor parte de las pruebas individuales y colectivas, para dejarse la clasificación por equipos en ambas ramas.

En el caso de los varones, lograron reunir 197,5 unidades al finalizar todas las pruebas. Le sacaron unas 40 de ventaja al segundo lugar –el ITCR– y más de 80 al tercer lugar, este fue la Universidad Nacional (UNA).

Por su parte, la rama femenina estuvo más apretada entre la UCR y la UNA; sin embargo, las de la UCR lograron sacar una ventaja de 7 puntos en la tabla de posiciones (125 ante 118). El tercer lugar fue para el ITCR, que reunió 90 unidades.

TRABAS ADMINISTRATIVAS

El entrenador del equipo, Johan Marín, atribuyó el éxito al compromiso de todos los integrantes del equipo, a pesar de su reciente designación dos meses atrás y de que el equipo tenía bastante tiempo sin entrenar, debido al mes de cierre de las piscinas durante el período interciclo.

“Tuvimos muchos obstáculos para llegar a este torneo, porque en el transcurso tuvimos un cambio de entrenador; además, fueron un poco atropellados los entrenamientos, porque la piscina se cerró en vacaciones. Sin entrenador, tuvimos que reorganizarnos juntos otra vez. Más allá de todo eso, volvimos otra vez; me pusieron de encargado del equipo, estuve al frente de los entrenamientos y ahí fuimos sacando la tarea. Todo fue un trabajo en conjunto”, explicó Marín.

No obstante, externó disconformidad por el hecho de todavía no estar inscritos en la Federación Costarricense de Natación (Fecona), lo cual les hizo estar dos años sin participación hasta ese entonces; al no estar federados, no pueden concursar en torneos nacionales no universitarios y deben conformarse con un torneo anual, en el mejor de los casos, excepto que se concurse en asociaciones inscritas en torneos nacionales.

Para Marín, esta es una de las causas de que varios de los atletas se retiraran del equipo y atribuyó a aspectos administrativos los inconvenientes para poder federarse.

También aseguró que su futuro al frente del equipo es incierto para después del receso de fin de año 2014, que se iniciará el 13 de diciembre.

Por otra parte, el estratega expresó disconformidad contra la organización del torneo, como la carencia de placas electrónicas durante la competición que permitieran medir el tiempo; al respecto, advirtió que el triunfo logrado pudo haber tenido un margen más estrecho, pero “no tuvimos la posibilidad de reclamar más allá, porque 8 personas (tomando tiempos) suben mucho la posibilidad de error”, lamentó Marín.

En la rama femenina, Catalina Hernández, Valeria Porras y María Fernanda Miranda atribuyeron su éxito a las ganas de hacer bien las cosas, al compromiso grupal de quienes quedaron y a la confianza en la experiencia teórica y práctica de Marín, quien era hasta hace tres meses compañero de equipo.

“Además de estar en el equipo, también hago triatlón; los días que no podía venir entrenaba en el equipo de triatlón, pero es más que todo puro corazón, puras ganas de demostrar que sí podemos y que no venimos a perder el tiempo acá a los entrenamientos, que venimos a tratar de hacer algo y a demostrarlo”, detalló Hernández, la principal figura entre las mujeres al ganar dos medallas de oro, igual cantidad de plata y una de bronce, en las cinco pruebas en que participó.

Su compañera Porras, también triatlonista y ganadora de una de oro, una de plata y otra de bronce, es del mismo sentir. “Más que todo fue venir acá a los entrenamientos cuando podía, porque el triatlón lo jala mucho a uno, pero también porque él (Marín) nos dice que uno puede hacer las cosas y bien; pero, más que todo, fue por los entrenamientos y las ganas de querer hacerlo”.

Miranda, quien ganó una de oro y otra de plata, consideró que el respaldo de los integrantes del equipo más el de un estudiante de Educación Física ayudó en los triunfos. “Siento que ha sido puro corazón y ganas (del triunfo), porque la verdad es que no hemos tenido mucho apoyo de parte de la U, aunque entre nosotros nos hemos apoyado mucho y esa es la clave”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Alex Solís Fallas, profesor, abogado y autor del libro Crítica de la enseñanza del derecho. (Foto: Katya Alvarado)En nuestro país solo una universidad cuenta

María Eugenia González y su familia viven sin electricidad en una casa que alquilan por ₡70.000 al mes, y sobreviven con el trabajo de

Los equipos masculinos y femeninos de natación de la UCR se sobrepusieron a muchas vicisitudes y ganaron el Torneo Universitario Fecunde 2014. (Foto: Federación

La sentencia de la Sala Constitucional que declara públicos los salarios y las evaluaciones de los profesores de derecho no necesariamente implica que también

Desde que comencé mi carrera como profe de inglés en secundaria hace más de doce años, siempre he sentido gran desagrado y repulsión por

El doctor afina su análisis. La Naturaleza es malvada porque en ella no habita todavía Dios. Los crímenes de la Naturaleza vienen del Diablo.

“No somos una superpotencia financiera o militar; sí somos una gran potencia en derechos humanos, y nuestro mensaje puede llegar a cualquier parte del

A sus 81 años, Rolando de Oraá continúa llevando su amor al arte por el mundo. Recientemente, visitó el país para dar un taller
Semanario Universidad