Dios me haga profeta

Primera: afirmar desde la izquierda “¿revolucionaria?” que el candidato del PAC, Luis Guillermo Solís, una vez en el gobierno será más de lo mismo,

Si anunciar que un pueblo 500 años sufrido está gestando un futuro digno, y que, dadas las condiciones socioeconómicas y políticas objetivas, dicha coyuntura pasa  por la superación de dos pruebas electorales: una ya consumada y la otra, en apariencia, convertida en simple trámite, es decir, prever el desenlace del devenir político de Costa Rica en los últimos 20 años de lucha antineoliberal, significa, según palabras de un connotado periodista, que Dios podría favorecerme con el don de la profecía, entonces he de implorar al elevado espíritu para que me guíe en las siguientes conjeturas.

Primera: afirmar desde la izquierda “¿revolucionaria?” que el candidato del PAC, Luis Guillermo Solís, una vez en el gobierno será más de lo mismo, y que, aunque quisiera inducir un cambio sustancial con su gestión, la Asamblea Legislativa (muy fracturada) y los grupos de poder económico no se lo van a permitir, significa apagar el fuego sin haberlo encendido; máxime si se trata de una persona honesta y trabajadora que, en su momento, supo defender con denuedo y sabiduría los intereses del pueblo en la lucha contra el TLC con EE.UU.

Segunda: siendo la intención proyectada por don Luis Guillermo y su equipo la del cambio necesario en la administración de la cosa pública en favor, principalmente, de los sectores más vulnerables del país, su accionar será imposible sin el acompañamiento de esos sectores y de las organizaciones solidarias con ellos. Sin una convocatoria en tal sentido, lo que haga el gobierno no trascenderá el asistencialismo, propio de la política clientelista.

Tercera: en los últimos 20 años la educación ha sido azotada por una crisis gnoseológica y ética que raya en lo catastrófico. Por eso el país necesita un presidente capaz de dignificar la herramienta primordial del desarrollo social. No sin adoptar las medidas de urgencia requeridas para relajar las tensiones en el sistema educativo, como el reordenamiento del calendario escolar, el cual debe permitir al maestro cumplir con rigor académico sus funciones, actualizar sus conocimientos y descansar dignamente, el presidente convocará, a la mayor brevedad, un congreso educativo nacional que perfile los ejes fundamentales del desarrollo de la educación en todos sus niveles y con proyección a futuro.

Cuarta: en cuanto a los cuidados intensivos en que se encuentra la CCSS, el presidente acudirá a los verdaderos defensores de la institución, reactivará sus mecanismos de autorreparación y, una vez oxigenada, aplicará terapia de avivamiento y la Caja, cual madre nutricia de la salud y la seguridad social de Costa Rica, volverá a su estado vigoroso. La mayor dificultad con que topará el presidente se traduce en la necesidad imperiosa de llamar a cuentas a los responsables del daño ocasionado a la noble institución.

Quinta: si de aportar lo mejor que Costa Rica posee a los esfuerzos por salvar el Planeta de la catástrofe ecológica global se trata, el presidente dará un giro a la política ambiental hipócrita de los gobiernos neoliberales, que ven en la naturaleza únicamente recursos depredables para el crecimiento económico, y promulgará su gobernanza a partir de las exigencias medioambientales necesarias para la reversión del cambio climático por causas antropogénicas. Ecológicamente Costa Rica está por ser rescatada; si no, basta con lanzar una mirada a las cordilleras y a los ríos desde cualquier ángulo o contemplar las bajuras desde la cima de algún volcán.

Sexta: aparte de desarticular las redes del chorizo con los recursos públicos y poner en cintura a los evasores de impuestos y deudores de la Caja, eliminando además todos los privilegios que reciben empresas extranjeras y nacionales responsables de las fugas de capital, en el área económica el presidente apelará al consejo de las madres jefes de hogar, de los pulperos y de los campesinos que todavía resisten los embates de la globalización neoliberal, haciendo verdaderos milagros económicos; a diferencia de los economistas que sólo han servido a la avaricia del capital y a la defensa del dólar.

Séptima: en caso de que, por entrampamiento de la gobernabilidad a causa de las contradicciones exacerbadas entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, el presidente considerara menester la transformación del sistema económico y político del Estado y convocara a un proceso de asamblea constituyente, acudiríamos gustosos con nuestras propuestas.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

A pocos kilómetros río abajo, cerca de la frontera con Costa Rica, se encontraba la casa de José Coronel en la Hacienda San Francisco,

Sonia Marta Mora y Rolf Heusser firmaron la incorporación del Sinaes al convenio Multra. (Foto: Sinaes)El Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior

El 19 de marzo se cumplieron 20 años de la partida del gran poeta nicaragüense José Coronel Urtecho. Figura cimera de las letras centroamericanas.

El actual proceso electoral, pleno de giros y vicisitudes, ha evidenciado la diversidad que caracteriza el mapa social, político e ideológico de nuestro país.

El montaje de Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, reúne el trabajo de más de un centenar de estudiantes y profesores

Undeca atribuye a las autoridades de la CCSS beneficiarse con aumentos salariales, pagos a directivos por asistir a sus reuniones, altos gastos en alimentación

El intercambio social es muy importante en la consultas grupales de nutrición, pues al compartir conocimientos y experiencias los participantes sobrellevan mejor las dificultades

Montevideo, 31 mar (dpa) - El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá, presentó hoy su renuncia junto al resto del
Semanario Universidad