Juzgar a los demás

Es fácil juzgar a otra persona. Sólo se necesita que el otro exista y que una lengua de alguien que no es ese

Es fácil juzgar a otra persona. Sólo se necesita que el otro exista y que una lengua de alguien que no es ese otro primero también exista y esté dispuesta a hablar.

Juzgar a otro es dictar sobre otro una opinión conclusiva y a veces, o casi siempre, condenatoria.

Hay sociedades y personas que acostumbran a enjuiciar a otros. Es muy fácil hacer esos juicios. Quien juzga a otro casi siempre pontifica desde un casi vigente estado de perfección. Quien juzga además divide a las personas, no une, separa, descuartiza la sociedad desde su perspectiva de peculiar unitarismo.

No te digo que estés equivocado al juzgar así a los demás. Sólo te digo que no tienes derecho a hacerlo.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Todos los costarricenses han sido testigos en las últimas décadas de un sinnúmero de delitos y estafas ocurridas en el país una y otra vez,

UNIRE es la organización que representa el sector universitario privado costarricense. Sus estatutos señalan claramente el compromiso de sus integrantes

La educación básica Costa Rica, sin diferenciarse casi del resto de Latinoamérica, ha seguido ruta colonialista inicial sin cambios filosóficos importantes a través siglos.

Semanario Universidad