La volatilidad de los nicas

¿Por qué vuelan?Habría que ver con la lupa de la ciencia y con la no ciencia, esa otra que ve y sabe sin ciencia

¿Por qué vuelan?

Habría que ver con la lupa de la ciencia y con la no ciencia, esa otra que ve y sabe sin ciencia antes de tener la prueba sólida para ser sometida de nuevo a investigación.

En la historia de los censos se dan casos curiosos, las aves que como los zanates pueden volar y con ello pasar por una frontera de un lugar a otro sin registro migratorio cedular ni sellos de gobierno, son en cierto sentido visibles por seguimiento y monitoreo científico.

La curiosidad comienza cuando uno se pregunta cómo hacen familias enteras que emigran de Nicaragua a Costa Rica sin ser detectadas. ¿Se regresan a Nicaragua, tal vez, pero cómo? En muchas ocasiones están a la vez a un lado y a otro de la frontera, una categoría del “don” de ubicuidad de los avatares, los profetas y los seres humanos que llevan vidas santas.

Según la teoría y visos de certeza que al asunto le dan oficinas gubernamentales y “organizaciones no gubernamentales” asociadas en Nicaragua, no hay ninguna novedad, solo que ahora todo está documentado y no hay por qué hacerse preguntas tontas.

Para las dictaduras tipo Ortega-Murillo, hijos-hijas y Asociados-Asociadas, en el viejo 2014 después de Cristo (porque son catoliquísimos), la cosa es materia de política y control de poder, donde siempre la oficina de gobierno es la oficina del partido del Sandino que no es Sandino: ahí los datos que se plantean en el padrón electoral contrastan con la plancha del resultado electoral, que construye la maquinaria de la dictadura para perpetuarse como un canal interminable en sus delirios de inmortalidad y culto a la imagen del dinero y voz única, Yo, Daniel. Estás en el partido y conmigo, o estás fuera de los beneficios del partido.

Tenés que estar bien con el comandante y aplaudirle sus monadas, el país está cada día mejor, no somos limosneros internacionales, aquí se respetan las leyes del comandante y somos un país de gran felicidad.

En general, los nicas como cualquier otra población en el mundo, mueren, con lo que los registros contables deberían certificar las cifras exactas o aproximadas a la realidad de cuántos son los que quedan vivos, entre tales y cuáles edades.

Así que del 7 de junio tomamos algunos datos y comentarios publicados en el periódico La Prensa de aquel vecino y lejano país, donde tratan de responder a la pregunta de qué se hicieron 1.9 millones de nicaragüenses entre el 2011 y el 2013, habitantes que no aparecen por ningún lado, según unos. La contraparte armoniosa dice que todo está en orden y no hace falta ni uno. Hasta que apareció un disidente, lo que en Costa Rica damos en llamar “salir con un domingo siete”, que dijo que la población uno a uno, una a una en edad de votar, aparece y desaparece luego del día de las elecciones, a conveniencia sandinista.

En fin, el asunto tiene sus toques de fina observación.

Con el triunfo de la revolución sandinista en julio de 1979, se abría una época de sueños y discursos materialistas que pretendía construir una realidad ajena a las dictaduras, democrática y participativa de todos y todas por igual.

Sin embargo, los hechos nos dan cifras escalofriantes de emigración; el sueño está en las cuentas bancarias de una nueva clase política neoburguesa capitalista salvaje. Como bien señala una opinión muy del corazón nica de pueblo, acerca de los años 80 y con lo que ocurre en su país en el 2014: -“Aquellos tiempos se quedaron allá, y todo lo que hay ahora, es la conformación y estructuración de un nuevo sistema, sencillamente familiar y autoritario, dominado por la familia Ortega / Murillo, con la complicidad de viejos y nuevos testaferros”.

Pero, ¿dónde están los 1.9 millones de nicas que no aparecen (o desaparecen) en el registro civil y electoral? Según la opinión de un nica común y corriente: – “No los busque… todos estos hermanos están en el vecino del sur”.

Y con buen sentido del humor, otro ciudadano de aquel país curioso, apunta: – Me parece que hay una abducción alienígena, buscando nicas para ir a cortar caña al planeta Marte; con razón yo he visto platillos voladores algunas veces”.

Casos y cosas.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Ajenos a la deuda pública de su país por más de $11 000 millones, millares de argentinos se trasladaron a Brasil para apoyar a

El grupo BRICS emitió la “Declaración de Fortaleza”, un documento de 72 puntos, que analiza las perspectivas de esa integración y establece los principios

La ciudad de Río de Janeiro no logró superar sus problemas de indigencia, basura y suciedad durante la Copa del Mundo. (Foto: Javier Córdoba)Entre

El director musical Elio Urciuolo, de Italia, dirige a la Orquesta Sinfónica Nacional en el montaje de Nabucco, de Giuseppe Verdi.Decir que la ópera

Lo que ofrecen estas organizaciones es asesoramiento en diseño de imagen corporativa, protección de propiedad intelectual, capacitación en temas tales como inteligencia competitiva,  incluso

Mediante voto constitucional no. 10.809-14, redactado por el magistrado laboralista Luis Fernando Salazar, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, vía amparo,

Walter Morales, director musical de la Orquesta Sinfónica de Edgewood, es uno de los varios ponentes del evento. (Foto: Edgewood Symphony Orchestra)La Escuela de

El equipo de futsal de la Universidad de Costa Rica ligó su sexta derrota consecutiva en Coronado y la décima en la temporada. A
Semanario Universidad