Lo que se enfrenta en las elecciones

El despliegue del proceso electoral costarricense que culminará en febrero ha presentado novedades respecto de los que han marcado la transición entre siglos. Asimismo,

El despliegue del proceso electoral costarricense que culminará en febrero ha presentado novedades respecto de los que han marcado la transición entre siglos. Asimismo, ha confirmado algunos de los rasgos que estaban presentes ya en ellos. Comencemos con los últimos. El Partido Unidad Social Cristiana mantiene su estado de coma asistida tras el enjuiciamiento de los expresidentes Calderón y Rodríguez. Abel Pacheco, con todas sus limitaciones, le dio una presidencia solo porque no amparó la corrupción de esos jerarcas y porque había acumulado prestigio de persona honesta. El abelismo fue siempre algo diferenciado dentro del social cristianismo. No dejó huella. Tampoco quiso dejarla.

El Partido Liberación Nacional hoy exuda que no existe como tal. Sus grupos internos de interés llevan a que los hermanos Arias se mantengan fríos respecto del que debería ser su candidato. Si Araya resulta vencedor, salvado el voto ingenuo, será porque acarrea votos de clientelas ya establecidas que esperan cuatro años más de rapiña, negociados con las finanzas públicas. En las condiciones actuales (con una derecha económica local e internacional agresiva a la que pertenecen los hermanos Arias), su presidencia puede finalizar en desastre. Los grupos de interés apreciarán intolerable un saqueo encabezado por él. Un giro de Araya hacia sectores políticos decentes resulta improbable. Quizás tampoco esos actores se sientan atraídos por el ligamen.

En el Movimiento Libertario hay que distinguir entre sus adherentes y el eterno postulante. Otto Guevara enseña la talla de lo que siempre pareció ser: un aventurero. Desea ser presidente, eso es todo. Mejor no preguntarse para qué. El ML, que en su momento expresó una ruta ideológica antiestatista con base en el individuo y el mercado libre, fue eclipsado por la derechización generalizada de la economía mundial y del área. Figueres Jr., los Arias y Laura Chinchilla (todos partidarios del gran capital, la última con remilgos) sofocaron el espacio político de los libertarios. ¿Para qué Otto si se tiene a Óscar y se avanza en privatizaciones e instancia “técnicas” en la economía? Si Araya desea que Arias, el Nobel, lo respalde, tiene que concederle lo que el gran capital desea pero, incluso cediendo Araya, sería socio menor y prescindible en los negocios. En esta selva no rige el dicho de que entre bueyes no hay cornadas. No hay una carreta común que jalar.

Lo nuevo de la elección es que existen (con opción de voto variado) dos candidatos que, con sus distancias, tienen un referente común: el ojo puesto en la corrupción, venalidad e impunidad. Por sí mismo es programa magno. De los dos, el más lucido es el del Frente Amplio. Político joven, estudioso y con historia de lucha. Han buscado ridiculizarlo por inexperto, mal vestido y “comunista”. ¿En qué son expertas las fichas liberacionistas? ¿De dónde sale el dinero de sus atuendos y campañas sucias? El candidato del PAC tiene menor perfil público, pero también lo arropa la decencia. El otro lado no lo ensucia porque no huele peligro; pero un político decente en Costa Rica es una bomba. Una articulación de Frente Amplio y PAC, después de las elecciones, podría ser el inicio de una ciudadana bola de nieve que redima a Costa Rica.

Dejemos decantarse el sueño. Lo que se enfrenta en las elecciones de febrero es un modelo que privilegia unilateralmente al gran capital mundial y local y sus negocios, mientras acorrala a la fuerza de trabajo. Frente Amplio y PAC ofrecen distintas armas para que el ciudadano y la economía, desde la historia del país, enfrenten ese modelo. Su percepción es extensible a otras candidaturas. Es lo nuevo y sano de esta elección. Sin vacilar, hay que alimentarlo.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Otto Guevara, José María Villalta, Luis Guillermo Solís y Rodolfo Piza firmaron un compromiso con Transparencia Internacional para combatir la corrupción. (Foto: Javier Córdoba)La

Este año 9918 estudiantes matricularon algún curso durante el periodo de verano. Un 30,2% de la cifra corresponde sedes regionales. (Foto: Katya Alvarado)La matrícula

Cinco jóvenes esperaban a Aracelly Elizondo, administradora del Mirador Nemaclys, para que ella abriera el portón de la propiedad.Era un sábado 14 de diciembre,

Ottón Solís reconsideró su retiro y volvió a la campaña del PAC, el martes estuvo hablándole a la gente en los buses (Foto tomada

La carrera de Medicina registró la nota de corte más alta este año en laUniversidad de Costa Rica (UCR), tras darse a conocer hoy

Los “muchachos” -por aquello de los Chicago Boys- del equipo económico de don Otto Guevara, reclaman por medio de un artículo firmado por Thelmo

La poetisa Julieta Dobles Izaguirre y escultor Evangelista Blanco Brenes son los ganadores del Premio Nacional de Cultura Magón y del Premio Nacional de

"¿Cuál es el principal problema del país?" n=635Fuente: Centro de Investigación y Estudios Políticos, Universidad de Costa Rica. Encuesta de opinión noviembre 2013.Las dificultades
Semanario Universidad