Sanguis martyrum semen eclesiam est

Por cierto mi latín deja mucho que desear, pero la idea es que los mártires de una causa siempre fertilizan esa causa eventualmente. Todas

Por cierto mi latín deja mucho que desear, pero la idea es que los mártires de una causa siempre fertilizan esa causa eventualmente. Todas las persecuciones han terminado en producir al héroe-mártir. En verdad la frase de Tertuliano de que “la sangre de los mártires es la semilla de la Iglesia”, probó ser profundamente veraz en las persecuciones del temprano cristianismo. El populacho romano gritaba “cristianos ad leonem” y la causa del cristianismo fue elevada a los altares. Las persecuciones contra la hierberas que fueron quemadas como brujas, eventualmente despertaron un interés mundial en la herbología y la causa de la brujería. Las persecuciones contra la izquierda suramericana durante la “Operación Cóndor” llevaron a un eventual destape, en el cual casi todos los pueblos del continente votaron mayoritariamente por candidatos de izquierda. Y  así, en tantos y tantos casos.

 

Más hay uno que ha quedado inédito en gran parte. Me refiero a como el habitante del gueto o tugurio involuntario es un mártir de un sistema económico de exclusión. El migrante, el extranjero, el que vive en la miseria, el paria de una economía carente de caridad y de misericordia. La nota optimista siempre ha sido que una generación trabaja en la pobreza, para que sus descendientes prosperen posteriormente. Por otra parte, se ha notado que el fenómeno de descender económicamente, es cada vez más y más frecuente.

Estudios como los de Hanson et al., Man et al. y Hackman et al., han indicado que nacer en un precario no solamente parece dañar el cerebro, sino que predispone a conductas averiadas posteriormente. Es un factor de riesgo, pues Kirkbride et al. ya habían comprobado que la ausencia de solidaridad en las comunidades era un factor de riesgo para la esquizofrenia. En fin, existen comprobaciones muy serias que indican que en verdad los niños del tugurio serán adultos con daños conductuales y neurocerebrales. Alabado sea Dios, ¿cómo es posible esto?, se preguntaría el ciudadano de clase media para arriba. ¿No hay acaso un goteo de dinero adecuado que fertilice esas economías de obrero pobre? Existen estudios serios que de nuevo indican que esas parcelas de miseria son necesarias para mantener sueldos submínimos de trabajadores. ¡Como quien dice hay una dinámica que impulsa ese barbarismo!

A veces creo que esas miserias del Tercer Mundo son como la Sombra de la Cruz. No parece haber razón de nacer entre tanto sufrimiento. No parece existir una razón de ser que justifique esto. Una posible solución es que Dios lo ha permitido para promulgar un proceso revolucionario de cambio social y de mayor armonización. Un retorno y a la vez un salto hacia una sociedad de mayor dignidad, justicia y prosperidad. Yo personalmente creo que es necesario cambiar los ejes de esa represión y abuso del inocente, del mártir y a la vez del necesitado. Uno se pregunta cuándo es que Dios formulará la pregunta y la oración del fin del hiperrico que produce el hiperpobre. ¡Cuando se hará justicia oh Señor!

Volviendo a las investigaciones más modernas, encontramos que se ha descubierto una proteína denominada BDNF (factor neurotrópico derivado del cerebro)  que actúa contra el estrés impredecible de tipo social. Según recientes investigaciones el BDNF es antisuicidal. Baja en concentración durante intentos de suicidio y sube durante estados de éxtasis, tales y como los que producen las plantas alucinatorias. De hecho se ha propuesto en la literatura más moderna y reciente, la búsqueda de medios sintéticos y análogos del BDNF, con fines de curar a suicidas seriales. El estrés de tipo impredecible parece que juega un papel nocivo en bajar las concentraciones del BDNF y por ende propician estados suicidales de pensamiento y emocionalidad. Estrés que es muy prolífero hoy en día, especialmente en los tugurios. Todo esto es parte de la “sangre de los mártires”, de la “Sombra de la Cruz”. Asimismo lo ha sido la persecución de los gais, en el mundo del pasado y del presente. Muchas veces en aras de malentendidos religiosos. Todas las grandes religiones se basan desde el código de Hamurabi, en el amor y respeto al prójimo. Solo así se pueden fabricar las terribles fuerzas del odio en el mundo. Pero querer lastimar a una persona porque es gay, es un pecado y un crimen. Es intentar disminuir su humanidad y desvirtuar su proceso de redención. Eso va en contra de la Cruz redentiva y del Cristo de la liberación. Similarmente es contrario a todo humanismo concebible.

Para terminar este trabajo debemos volver al punto de por qué se nace para sufrir. De nuevo para no predicar un Dios irrelevante y  de poca misericordia, debemos postular la posibilidad de que es necesario demostrarle al mundo el crimen contra la humanidad que es la explotación. Es necesario un proceso revolucionario en compañía de Dios, para quitar esa tara tan terrible de la historia y de la evolución humana.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El Diccionario de la Real Academia Española recoge el término judicialización, entendiendo por éste la “acción y efecto de judicializar”; y precisamente para judicializar

El perro está más vivo que nuncaArte, infamia y contracultura en la aldea globalSergio Villena FiengoEnsayoEditorial Arlekín2011La editorial Arlekín se anota un nuevo acierto

Panamá tiene gran cantidad de proyectos mineros, los cuales abarcan miles de hectáreas y que se encuentran en diversas etapas, entre ellas, de exploración,

De lo que era yo entonces no queda nada: apenas hombre, era aún un crío. Lo sabía hacía tiempo, pero todo ocurrió a finales

Los sindicatos griegos protestaron el pasado viernes y sábado, en una nueva huelga general, contra las draconianas medidas que le quieren imponer al país,

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS, recibirá un 15% de las utilidades de las empresas públicas, luego de que hoy el Gobierno anunciara

El artista nacional Néstor Zeledón calificó como “muy dolorosa” la destrucción de una escultura suya ubicada en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, limítrofe

Un arte espectral, recién publicado por el sello Backlist (Planeta), nos regala las valiosas reflexiones de un peso pesado de la literatura del siglo
Semanario Universidad