Retraso en arreglos al INBioParque costará ¢418 millones al Sinac

Una parte importante de las instalaciones actuales del INBioParque serán destinadas a albergar las oficinas de la Secretaría Técnica del Sinac y dos de

Una parte importante de las instalaciones actuales del INBioParque serán destinadas a albergar las oficinas de la Secretaría Técnica del Sinac y dos de sus Áreas de Conservación (Foto: Katya Alvarado).

Los retrasos en las obras de remodelación de las instalaciones actuales del INBioParque, donde el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) espera ubicar tres de sus dependencias tras comprarlo el año pasado, provocarán que esta institución duplique sus pagos por alquiler durante el 2015.

El Sinac planeaba trasladar tres oficinas al INBioParque y economizar ¢418 millones por alquileres durante el 2015. Ese ahorro permitiría pagarle al Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) en ese año la deuda por la compra del inmueble, sin necesidad de gastos extra.

Por el contrario, el Sinac pagará ¢34,8 millones mensuales para cubrir su deuda con el INBio y de manera paralela continuará pagando eso al mes, a tres arrendatarios que le alquilan edificios en San José centro, Santo Domingo de Heredia y La Sabana.

«Por lo menos durante este año será así, porque no vamos a tener posibilidades para pasarnos durante el 2015», explicó Julio Jurado, quien asumió la dirección ejecutiva del Sinac a mediados del año pasado.

Según los planes que la administración anterior presentó a la Contraloría General de la República para justificar la compra del INBioParque, el ahorro por alquileres empezaría a notarse en las arcas del Sinac a partir de enero del 2015. Ese excedente serviría para pagar al INBio la compra del parque.

Sin embargo, las nuevas estimaciones señalan que durante todo este año el Sistema tendrá que ingeniárselas para hacer frente a ambas obligaciones.

«No se puede mantener esta carga financiera de forma muy prolongada. No podemos seguir presupuestando pago de alquileres y de la deuda», señaló Jurado.

Estas remodelaciones y construcciones suman otros gastos al presupuesto del Sinac, que deberá destinar casi ¢650 millones a este rubro.

Para albergar las oficinas de la Dirección Ejecutiva y las Áreas de Conservación Cordillera Volcánica Central y Marina Isla del Coco, el Sinac debe remodelar las actuales edificaciones, lo que tendrá un costo de ¢236 millones y construir un edificio nuevo que costará ¢410 millones.

FINANCIAMIENTO

Cabe recordar que el 19 de diciembre del 2013, la Contraloría General de la República aprobó la compra del INBioParque por parte del Sinac, que argumentó que ubicaría sus oficinas centrales y las de dos áreas de conservación en las instalaciones del inmueble.

En el oficio DCA-3291, la Contraloría señaló que el entonces director del Sistema de Áreas de Conservación, Rafael Gutiérrez, tenía la «exclusiva y absoluta responsabilidad (de) poder disponer de los recursos necesarios para hacer frente a los pagos en los años 2014 al 2020».

Gutiérrez ya había proyectado, en un documento anterior, que durante el 2014 se harían los arreglos y se construiría el edificio nuevo, y a partir del 2015 podría hacerse el traslado.

En febrero del 2014 se concretó la compra, lo que dejó cerca de 10 meses para crear el cartel con la licitación, publicarlo, adjudicar la contratación y terminar las remodelaciones de las instalaciones actuales y la construcción del nuevo edificio de 690 metros cuadrados.

Tan ajustados estaban los montos que la deuda mensual que el Sinac tendrá con el INBio entre el 2015 y 2020 son idénticos al pago de alquileres que hubiera hecho por las propiedades donde actualmente se alberga la Secretaría Ejecutiva, el Área de Conservación Cordillera Volcánica Central y el Área de Conservación Marina Isla del Coco.

La ventaja de esta transacción es que permitía al Sinac adquirir un edificio propio con los mismos fondos que destinaba a alquileres y eliminaba el pago por arrendamiento a partir del 2020.

Así consta en el oficio Sinac-SE-DE-2688-2013, donde el entonces director ejecutivo de la institución, Rafael Gutiérrez, explica el detalle de la compra.

«Tal como lo demuestra el flujo de pagos, el Sinac mediante el sistema de sustitución de alquileres, estaría cubriendo totalmente el costo económico de las propiedades», asevera Gutiérrez en el oficio.

En entrevista con UNIVERSIDAD, el exdirector del Sinac confirmó que la fuente esperada de financiamiento era la sustitución del pago de alquileres y aseguró que su gestión dejó listo el presupuesto y el cartel para los trabajos iniciales.

«El cartel de licitación quedó listo y también los recursos para hacer el trabajo en el año 2014», recordó Gutiérrez, aunque puntualizó que este primer cartel era para remodelación.

No obstante, el actual director de la entidad desmintió que la anterior administración dejara listo algún plan o manejo de los tiempos, excepto de qué se haría con el ahorro de los alquileres.

«En realidad no hay ningún plan que asegure la disponibilidad financiera hasta el 2020, porque los presupuestos se hacen anualmente. No hay ninguna previsión que asegurara o que pudiéramos tener un presupuesto hasta el 2020. Lo que suponemos que daba fundamento a esa garantía era que se iba a utilizar el pago del alquiler para pagar eso», agregó Jurado.

La actual administración del Sinac ha revisado los procesos de contratación para remodelar las estructuras de la edificación y espera sacar a licitación pronto el cartel; el anterior director considera que ese avance debería estar listo.

«Eso tenía que estar recibido: el cartel con los planos y demás, para comenzar las modificaciones en enero; las remodelaciones son un proceso que se ejecuta en 45 días o dos meses», indicó Gutiérrez.

El mencionado atraso provocó que en febrero el Sinac tuviera que renovar el contrato de alquiler del edificio que alberga su Secretaría Ejecutiva por tres años más (el mismo plazo por el que fue arrendado inicialmente). Según explicó el departamento de Proveeduría del Sinac, el contrato podría cancelarse en el futuro si se notifica al arrendatario tres meses antes.

«Si pudiéramos hacer la licitación y contratación del edificio, nos pasaríamos en algún momento en el 2016. Si nos da chance, en algún momento del 2016 podríamos tener el traslado», expresó Jurado.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El gran periodista español Jan Martínez Ahrens realizó esta entrevista y retrato del realizador mexicano Alejandro González Iñárritu. La calidad del trabajo periodístico así

El siguiente es un extracto, adaptado, de la introducción del libro Las artimañas de la moda: una genealogía de la vestimenta, próxima publicación de

Durante siglos, las mujeres fueron sesgadas a roles sociales ínfimos, desiguales, cuyos únicos propósitos aunaban en la administración doméstica el carácter ornamental, la educación

La Sala de Lactancia Materna se encuentra ubicada en las instalaciones del PREANU-UCR, programa que pertenece a la Escuela de Nutrición, en la Ciudad

En vísperas de la celebración del Día Mundial del Agua (22 de marzo), voceros de las comunidades de El Cairo y Milano de Siquirres

Apoyo a obras en fincas 3 y 4 Más de mil personas entre estudiantes, decanos, directores de unidades académicas, centros de investigación y otras

Terminaba el mes de julio de 1914. El verano llegaba presto. Un joven profesor de Filosofía Metafísica, en la Universidad Central, editaba en las

El año pasado contadores de Tributación Directa fiscalizaron las declaraciones de impuestos del BNCR entre 2010 y 2013 y concluyeron que
Semanario Universidad