Cárteles mexicanos cazan otra vez a cibernautas en redes sociales

Ciudad de México, 17 oct (DPA) – “Están más cerca de nosotros de lo que creen”, fue la advertencia que acompañaba la fotografía de

Ciudad de México, 17 oct (DPA) – “Están más cerca de nosotros de
lo que creen”, fue la advertencia que acompañaba la fotografía de la
mujer muerta. La imagen no apareció en cualquier lado: alguien la
colgó en la cuenta de Twitter de la propia víctima, una médica que
denunciaba desde las redes sociales actividades del crimen organizado
en la ciudad de Reynosa en México.

La mujer, que se había puesto el apodo de Felina, utilizaba su
cuenta para alertar si había alguna camioneta sospechosa, personas
armadas o tiroteos en esa localidad fronteriza con Estados Unidos,
donde actúan grupos como Los Zetas y el Cártel del Golfo.

Su asesinato fue denunciado por el administrador de la página Valor
por Tamaulipas, con el cual la médica, María del Rosario Fuentes
Rubio, había colaborado para denunciar situaciones de riesgo,
llamadas SDR por los cibernautas.

La Procuraduría de Justicia de Tamaulipas confirmó que la familia
de la mujer había presentado una denuncia por su desaparición el
miércoles. Personas armadas la interceptaron afuera de la empresa en
la que trabajaba y se la llevaron.

“Nuestros agentes están trabajando. Hasta ahorita no hay
resultados”, dijo hoy a DPA un portavoz de la fiscalía, al ser
consultado si el cuerpo de la médica había sido encontrado.

Fuentes Rubio promovía desde su cuenta de Twitter, ya suprimida,
la publicación y denuncia de actividades criminales a través del
hashtag #Reynosafollow.

“Cierren sus cuentas. No arriesguen a sus familias como lo hice
yo. Les pido perdón”, decía uno de los mensajes de la cuenta
presuntamente usurpada después del asesinato, como denunciaron los
propios colegas tuiteros de Fuentes Rubio.

El administrador o administradora de Valor por Tamaulipas contó en
un intercambio de mensajes vía Facebook a DPA que la médica se había
puesto en riesgo al confiar su identidad a algunas personas.

“El que publica en redes está bajo amenaza, hace poco estuvo en
una situación complicada, ya que su identidad era conocida por otras
personas, algunos a los que les compartió su identidad, otros a los
que la identidad les llegó por la filtración de datos de quienes en ella
confió”, dijo.

La mujer había colaborado con él en la página Responsabilidad por
Tamaulipas. “Su corazón era tan grande que cada vez que alguien le
pedía algo, ella buscaba entre sus conocidos quién pudiera ayudar al
necesitado; yo le decía que no podía hacer eso, que se ponía en
riesgo”, contó.

En Tamaulipas hubo otros asesinatos de cibernautas en los últimos
años, por sus denuncias contra el crimen organizado. Uno de los más
impactantes fue la decapitación de la periodista  María Elizabeth
Macías, de 39 años, que escribía en el blog “Nuevo Laredo en Vivo”.

Junto al cadáver, tirado en la calle, se encontró un mensaje
firmado con varias Z (que identifica al cártel de Los Zetas). Y
pusieron junto a su cuerpo un teclado de computadora, un reproductor
de discos y varios cables.

“OK. Nuevo Laredo en Vivo y redes sociales. Yo soy la Nena de
Laredo y aquí estoy por mis reportes y los tuyos…”, decía el texto.

Páginas como el Blog del Narco, que tiene como lema “periodismo
sin censura” y publica imágenes a veces sangrientas de asesinatos de
los cárteles, también han denunciado amenazas. Valor por Tamaulipas
incluso tuvo que cerrar un breve tiempo el año pasado, por este
motivo.

De acuerdo con la organización de defensa de la libertad de
expresión Article 19, en los últimos 14 años han sido ultimados 12
periodistas en Tamaulipas, donde se encuentra Reynosa, y esto ha
impulsado la actividad de blogueros e informantes ciudadanos.

Muchos medios se autocensuran. Prefieren no informar sobre el
crimen organizado. En cambio, a las redes sociales proliferan los
avisos que se mandan ciudadanos entre sí, para avisar de situaciones
peligrosas. Algunas cuentas incluso muestran cercanía o simpatía con
las fuerzas de seguridad.

“La violencia generada contra la prensa en Tamaulipas y la falta
de garantías para proteger la libertad de expresión por parte de las
autoridades mexicanas, ha generado vacíos informativos en temas
relacionados con seguridad pública”, dijo Darío Ramírez, director de
Article 19 en México, en un comunicado.

“Las redes sociales se han convertido en una herramienta ciudadana
eficaz para informar libremente de esos hechos”, señaló Ramírez.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Desde una casa en La Cruz de Guanacaste se transmite por 102.1 Éxito FM, bajo amenaza de cierre. (Foto: Cortesía RedMICA)Desde un cuartito en

Justo Orozco y Rodolfo Piza asistieron al TSE el pasado lunes 13 de octubre al TSE, para solicitar a los magistrados del órgano electoral

Uno de los más grandes retos para los diseñadores urbanos, arquitectos y demás profesionales dentro de la agenda urbana, es que esta no está

El Semanario UNIVERSIDAD envió a dos jóvenes periodistas a la frontera entre México y Estados Unidos,  del 14 al 21 de setiembre, para conocer

Si algo quedó muy claro durante el reciente debate televisivo que sostuvieron Ottón Solís y el representante de ANEP, en torno al presupuesto nacional,

El sistema de expoliación del ser humano y de la naturaleza, montado por el capital transnacional-financiero-especulativo en alianza con la oligarquía y sus lacayos,

A pesar de algunas malas experiencias, con optimismo uno decide buscar lo bueno de aquello. Esto a tal punto de formular argumentos suficientes para

El artículo “Uso y abuso de la matematización de las realidades” (UNIVERSIDAD, 25 de junio, 2014), de Juan Huaylupo Alcázar, me parece muy bueno
Semanario Universidad