Candidatos por la FEUCR discrepan en creación de Federación Nacional de Estudiantes Universitarios

El próximo 18 y 19 de octubre los estudiantes de la Universidad de Costa Rica (UCR)  elegirán al nuevo directorio de la Federación de

El próximo 18 y 19 de octubre los estudiantes de la Universidad de Costa Rica (UCR)  elegirán al nuevo directorio de la Federación de Estudiantes (FEUCR). UNIVERSIDAD ofrecerá, en esta edición y la próxima, entrevistas con los cinco candidatos de cada partido federativo.

Esta semana es el turno de Priscilla Hernández, del partido “Convergencia”; Gustavo Viales, de “Juntos”; y Camilo Saldarriaga, de “Progre”. Las otras dos agrupaciones son: “Alerta” y “¡Ya basta!”.

Los tres candidatos discrepan en cuanto a la creación de una Federación Nacional de Estudiantes Universitarios, iniciativa impulsada por la actual Federación. Viales aboga por solucionar primero los problemas internos de la UCR, mientras que Hernández  y Saldarriaga piden una mayor articulación en el ámbito nacional. A continuación, un resumen de las entrevistas efectuadas a los tres candidatos.

Gustavo Viales de Juntos

“Debemos solucionar problemas a lo interno de la UCR”

¿Qué posición tendría Juntos en cuanto a la reforma del Reglamento de Becas que se discute en el Consejo Universitario?

—Creemos que es una medida que no solo debe de ser impulsada por el Consejo, sino también por la Federación, asambleas de Escuela, de Facultad, para articular una propuesta. La reforma ciertamente es necesaria; los estudiantes están atentos a lo que puede suceder. No hay aún una propuesta concreta de reforma que se pueda discutir. Está el tema de horas estudiante, becas, estratos de becas, que pasa a solo 5, ¿qué pasa con madres  y padres solteros… que  deja mucho en entredicho y qué puede pasar en eso? Los representantes estudiantiles en el Consejo deben de participar e informar. Hay un tema importante, el de los depósitos que se hacen a muchos a fin de mes; muchos se entregan antes o con dos días de retraso en la fecha estipulada; es mucha inestabilidad. La administración debe de ser seria en el depósito de las becas. Creemos en una situación informativa, en aportar a la reforma y que se deje una propuesta concreta y sobria.

 

Muchos critican la falta de comunicación con las Asociaciones de Estudiantes y los favoritismos de parte de la Federación, ¿qué planeta al respecto?

—El tema de comunicación es de articulación del movimiento estudiantil. Por ejemplo, en el tema de becas el movimiento no estaba enterado; no entiende cuál es la posición de la federación actual. Se debe de tener un canal informativo, para decir está pasando esto y estas van a ser nuestras alternativas. Nos mantienen saliendo a marchas y encuentros nacionales, pero no existe una articulación real, para que el estudiante pueda participar y se involucre. Deben de existir canales; el medio por Internet es efectivo, pero no es inclusivo, muchos no son partícipes. Debe de haber un acercamiento constante, no solo porque lo conozco, porque estudia mi carrera o es afín a mí políticamente.

 

En el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) y la lucha por el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), se ha deslegitimado el movimiento estudiantil en la opinión pública, ¿qué proponen para legitimarlo de nuevo?

—Esa una deslegitimación más de la Federación, que ha hecho suyas luchas que son de todos. Tener informados a más de 30 mil estudiantes es una situación complicada. Hay diferentes formas de llegar al estudiante y hay que ejercer una línea que integre. Las asociaciones son un buen mecanismo para informar. Vamos a tener un movimiento estudiantil más informado, articulado, formado con propiedad para hablar y reflexionar de temas universitarios. Eso es darle credibilidad a la FEUCR. Es un tema complejo; vemos movimientos estudiantiles instrumentalizados por la política, separados de la realidad, no toman ni hacen suyas las necesidades de la comunidad universitaria, pero sí habla del tema de trabajadores, aleteo de tiburón, estudiantes en Honduras. Temas que no pueden pasar invisibles, pero las primeras necesidades son las internas. Si se cree en el directorio, se cree en la proyección que le damos a lo externo.

 

¿Cuál es su posición de crear una Federación Nacional de Estudiantes Universitarios?

—Creo conveniente que la mejor forma es mejorar la comunicación y el ligamen interno de la UCR, para aplicarla a nivel nacional. No podemos iniciar desde arriba cuando tenemos problemas a lo interno. Hay que generar los primeros pasos y generar una articulación real a nivel nacional. Primero hay que a solucionar lo interno de la UCR; esto debe de ser prioridad frente a un tema nacional.

 

¿Hay un partido nacional detrás de Juntos? ¿Cual es la ideología de Juntos?

—El movimiento estudiantil no debería de mantener un partido nacional detrás, como ha sido muy marcado. Creemos en los estudiantes, no somos ni “troskos” ni “fachos”, tenemos una visión de universitarios. Hay una lucha nacional muy cerca en el 2014; tenemos una juventud del Frente Amplio muy articulada, del PAC. Nos achacan que tenemos afinidad con el Partido Liberación Nacional (PLN). La principal consiga es el estudiante. El PLN como partido no ayuda a Juntos. Tenemos una papeleta conformada por diferentes sectores. Todos compartimos los mismos problemas. En vez de pelear espacios ideológicos, deberíamos preocuparnos porque muchos estudiantes no pueden estar acá por temas de presupuesto. Nos ubicamos en un punto centro, tirando a la parte reformista. No somos neoliberales ni de derecha. No creemos que los extremos sean buenos. Estamos en un centro reformista.

 

¿Qué otras propuestas tiene Juntos?

—Nos interesa mucho el tema de acreditación de unidades académicas, en dar acompañamiento a asociaciones para que les vaya mejor en el proceso. Es necesario que la Federación se preocupe por la parte laboral de los estudiantes. La Federación no hace por dónde acompañar mediante ferias de empleo, bolsas de empleo, por el reconocimiento de estudiantes en las investigaciones que laboran en distintos proyectos; se reconoce solo al profesor. Hay que darle apoyo a temas nacionales: Invisibles, Estado laico, género, diversidad, universidad para todos y todas.


Priscilla Hernández de Convergencia

“Planteamos una unidad del movimiento estudiantil”

¿Qué posición tendría Convergencia, en cuanto a la reforma del Reglamento de Becas que se discute en el Consejo Universitario?

—Nosotros reivindicamos lo que  hemos venido trabajando desde que Convergencia existe. Hay una asamblea de becarios que abre la discusión en el Consejo y que tiene que concluir en una reforma, que de ninguna manera sea regresiva. Los estudiantes becarios tienen un doble condicionamiento: el régimen académico y el reglamento de becas. Hay ciertos lineamientos que no se les exigen a los estudiantes no becarios. ¿Cómo podemos solucionarlo? Teniendo asambleas democráticas de estudiantes para descubrir las necesidades. Es importante que la gente esté informada, que conozca la reforma y a partir de allí tienen que haber acciones concretas, que haya una reforma que cubra todas las necesidades de los estudiantes becarios.

 

Muchos critican la falta de comunicación con las Asociaciones de Estudiantes y los favoritismos de parte de la Federación, ¿qué planeta al respecto?

—Desde que el directorio entra, tiene que haber un primer acercamiento, que haya comunicación directa entre las dos partes. Si no hay apertura de parte de algunas asociaciones, esto también viene a limitar. El deber de la Federación es ese primer acercamiento, para que la comunicación sea fluida y así sacar proyectos que tengan alcance mucho mayor.

 

En el marco del TLC y la lucha por el FEES se ha deslegitimado el movimiento estudiantil en la opinión pública, ¿qué proponen para legitimarlo de nuevo?

—Con la cuestión de la articulación es que entendamos que el movimiento estudiantil no se puede limitar a las elecciones federativas. Es igual que a nivel nacional, la gente vota cada cuatro años y ya; el mismo descontento se ve en la Universidad. Es responsabilidad de la Federación que todos sean partícipes de la toma de decisiones. Reivindicaremos el movimiento que lucha por la educación pública, de cualquier peyorativo que se use contra el movimiento estudiantil. No somos estudiantes vagos, tenemos que sacar carreras. En un futuro los estudiantes no van a poder estudiar si no defendemos eso; claro, dando explicaciones al pueblo costarricense de porqué es que la educación pública debe de defenderse.

 

¿Cuál es su posición de crear una Federación Nacional de Estudiantes Universitarios?

—El proyecto sale este año del directorio de la Federación. Las problemáticas del Estado laico, del fotocopiado para estudiar y del presupuesto son temas que competen a todos los estudiantes del TEC, la UNA, la UNED y la UTN. Vamos a continuar con el proyecto y ojalá que el próximo año lo podamos crear.

 

¿Hay un partido nacional detrás de Convergencia? ¿Cuál es la ideología de Convergencia?

—No tenemos ningún partido detrás de nosotros. Nuestra ideología se puede definir como una agrupación que estamos para defender la educación pública. Algunos venimos de diferentes partidos y organizaciones políticas, y compartimos nuestra defensa por la educación pública.

 

¿Qué otras propuestas tiene Convergencia?

—El derecho a investigar, el tema de las investigaciones biomédicas. El voto universal, como el caso de la UNA que aprobó que la totalidad de los votos representaran el 25 % del padrón; esto obliga a que los candidatos por la rectoría politicen más el proceso y no sea solo favoritismos a asociaciones. Planteamos una unidad del movimiento estudiantil, lo cual es algo que nos diferencia de los demás sectores. Nos parece que el esfuerzo de unificar luchas es necesario. Unificarnos con otros sectores de trabajadores, populares.

 

Usted es hermana de David Hernández, actual presidente de la FEUCR, ¿qué ha producido esto en la comunidad estudiantil?

—En realidad la gente no le suma ni le resta. Además, en Convergencia no creemos en la cuestión de una figura o un caudillo. Realmente hay una cara de Convergencia que representa todo un equipo de trabajo. No creemos en los beneficios de ocupar estos puestos;  estamos en la misma situación de alguien que ayudó a jalar votos. Los ataques van a salir en campaña; ya salieron en redes sociales. Estoy acá no por ser hermana de David si no por creer en un proyecto.


Camilo Saldarriaga de Progre

“Hay que propiciar espacios de diálogo”


¿Qué posición tendría Pogre en cuanto a la reforma del Reglamento de Becas que se  discute en el Consejo Universitario?

—Abrir la discusión hacia los y las estudiantes; quienes están en el directorio deben transmitir información al estudiantado. La reforma se da gracias a la labor de nuestra representante del año pasado Sofía Cortés. La reforma no es perfecta porque hay puntos donde tenemos conflictos, pero tiene algunos positivos, como eliminar las horas becas. Estamos a favor de la reforma. Trae muchos beneficios positivos, especialmente para los estudiantes becarios 11. Precisamente nuestras candidatas al Consejo son becarias 11.

 

Muchos critican la falta de comunicación con las Asociaciones de Estudiantes y los favoritismos de parte de la Federación, ¿qué planeta al respecto?

—Proponemos generar espacios permanentes de reunión con los Consejos de Facultad, donde están todas las asociaciones de cada facultad reunidas. Abrir la información como ya lo hicimos antes con el presupuesto; por ejemplo, abrir en sí una comunicación más efectiva.

 

En el marco del TLC y la lucha por el FEES se ha deslegitimado el movimiento estudiantil en la opinión pública, ¿qué proponen para legitimarlo de nuevo?

—Creemos en una izquierda inteligente que sepa que hay mecanismos de diálogo y que hay mecanismos de presión que se pueden utilizar, pero cuando sea necesario y de manera inteligente. Durante estos últimos meses hemos intentado revivir la experiencia de la Federación en el 2000 con el tema del combo eléctrico, donde sí se tuvo una incidencia a nivel nacional, con una metodología de diálogos estudiantiles o diálogos en el pretil, como se les llamaba. Para tratar temáticas de realidad nacional y que los estudiantes puedan  integrarse a la Federación; es una realidad que muchos estudiantes nos saben qué es la Federación ni lo que hacen.

 

¿Cuál es su posición de crear una Federación Nacional de Estudiantes Universitarios?

—Creemos que es absolutamente necesario para tener un movimiento estudiantil articulado a nivel nacional; tenemos que trabajar con las demás universidades públicas. Este año se intentó hacer de una forma que favorecía más los intereses de un partido a nivel nacional que del movimiento estudiantil. Hubo un esfuerzo desde nuestro directorio hace un año; empezamos a tener diálogo con las otras federaciones estudiantiles, pero el proyecto salió a la luz pública este año, aunque la idea viene de nuestra gestión.

 

¿Hay un partido nacional detrás de Progre? ¿Cuál es la ideología de Progre?

—Somos un movimiento de carácter progresista. Creemos en la defensa de los derechos humanos, garantías sociales y la educación pública. Somos un grupo bastante diverso, desde el centro hasta diversas posiciones a la izquierda. Tenemos miembros de diferentes agrupaciones a nivel nacional, movimientos del PAC, Frente Amplio, grupos en pro de derechos reproductivos y de defensa del ambiente. No tenemos injerencia directa de partidos nacionales, a diferencia de otras agrupaciones. La mejor muestra es que soy extranjero y no puedo formar parte de partidos a nivel nacional, pero que se me ha dado la oportunidad de liderar esta iniciativa.

 

¿Qué otras propuestas tiene Progre?

—Creemos que como estudiantes tenemos derecho de vivir la U, y eso pasa por luchas por mejores condiciones de estudio, logrando la apertura de más cupos, más espacios de estudio. Por ejemplo, ya logramos el año anterior que las bibliotecas amplíen horarios en fin de semestre. También que hayan más y mejores becas. Mejorar el trabajo con sedes regionales, que reciben el 20 % de los estudiantes, pero no solo recibe el 10 % del presupuesto; logrando la equiparación del presupuesto y que reciban el 20 %, hará mejorar las condiciones en temas de cupos y residencias estudiantiles. Y, así, vincular a los estudiantes a los espacios de diálogo.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En 2014 votará incluso gente nacida en 1994, hoy colegiales de 16 años. Ellos y los menores de 30 componen el gran volumen decisivo.

Los mandatarios de Costa Rica, Laura Chinchilla y el de Honduras, Porfirio Lobo, se reunieron hoy en la capital costarricense, en un encuentro donde

Luis Chacón presenta 45 años de trabajo artístico en el Museo Calderón Guardia.Luis Chacón es uno de los referentes obligados en la plástica costarricense

Según se explicó en el foro, desde el año 2000 son más costarricenses los que salen del país que los que reingresan.La discusión en

La agricultura biodinámica se ofrece como una técnica de cultivo que no usa agroquímicos y se apoya en las fuerzas de la naturaleza para

Sirva el preámbulo para referirme a mi reciente experiencia en busca de una simple cita con la directora de Radio UCR, a quien no

Surge así la posibilidad de que a partir de enero de 2013 al Semanario “sin paredes dogmáticas” le construyan algunas, o se inserte en

La Universidad de Costa  Rica a lo largo de su historia ha experimentado  múltiples situaciones críticas y conflictivas, que incluso enfrentan  a grupos o
Semanario Universidad