Casa Infantil Universitaria, un servicio con sentido de solidaridad

Estudiantes en condición de parentalidad, adscritos al programa, tienen acceso al cuido de sus bebés, atención psicológica y en salud

Todas las mañanas, a las 6:30, empieza el trajín. Entre risas, llantos, abrazos, besos y despedidas, la Casa Infantil Universitaria (CIU) de la Universidad de Costa Rica (UCR) abre sus puertas y brinda un servicio de apoyo y sostén a estudiantes que se encuentran en condición de maternidad o paternidad.

En esta casa, los y las jóvenes pueden dejar a sus bebés mientras cumplen con sus labores universitarias, pues saben que están en buenas manos y que sus necesidades son atendidas por profesionales de alta calidad.

Pero no se trata de una guardería o de un maternal institucionalizado, es un espacio creado para ser la primera instancia −fuera del ámbito familiar− para los bebés de estos estudiantes; es un lugar donde se les brinda apoyo en temas relacionados con salud, nutrición, psicología, consejería vocacional, orientación en temáticas de crianza y desarrollo, así como acompañamiento, dependiendo de las problemáticas individuales de cada estudiante.

“No somos un kínder, somos una Casa Infantil. Damos acogida a niños desde los 15 días de nacidos, hasta los 3 años y 7 meses, al inicio del periodo lectivo; somos el espacio de transición entre el hogar y lo que será el sistema educativo formal para estos bebés”, detalló Milagros Jaime, directora de la CIU.

Precisamente, el nombre Casa Infantil hace referencia a la integralidad del hogar. Es un espacio abierto, en el cual interactúan las especialistas del CIU, mientras brindan el servicio de cuido a los bebés, donde se entrelazan historias de vida y se tejen lazos fuertes de amistad y camaradería.

Además del cuido, señaló la directora del CIU, el equipo de preescolar ofrece a cada bebé toda la atención relacionada con la estimulación para el desarrollo y el acompañamiento de los niños; los y las estudiantes pueden solicitar ayuda, orientación u apoyo en cualquier momento.

“Los estudiantes pueden venir en cualquier momento a consultar; además, pueden estar junto con sus hijos durante toda la jornada si lo requieren. Eso sí, el servicio de cuido de los bebés es exclusivamente en el periodo que se encuentran atendiendo sus labores académicas”, añadió Jaime.

La dinámica de la Casa Infantil permite que los papás y las mamás asistan −incluso en momentos en que no tienen lecciones− a disfrutar con sus bebés o a compartir con el personal; incluso, a los bebés los pueden venir a visitar otros miembros de la familia, como los abuelitos o tíos, pues se trata de un ambiente lo más cercano a la casa.

En las instalaciones no hay aulas que separen a los niños por edades, dado que el objetivo es lograr la mayor interacción posible, ya sea entre funcionarios, estudiantes, padres, madres y los menores. La CIU recuerda mucho a una comunidad en la cual todos se apoyan y se establecen lazos de amistad. Es una verdadera Red de Cuido.

Atención integral

La comunidad de la Casa Infantil Universitaria está conformada especialmente por estudiantes madres; sin embargo, aseguró la Directora, se han incrementado los casos de estudiantes que son padres y asumen responsablemente el cuido de sus bebés y, por ende, solicitan el apoyo de la CIU.

“Trabajamos una modalidad de educación basada en las interacciones significativas entre los actores de la población; esto incluye a los estudiantes, a los profesionales y a un grupo de apoyo que cumplen horas estudiantes. Eso sí, los jóvenes solo realizan funciones de apoyo, bajo la supervisión total; la atención más íntima de los bebés la ofrecen las profesionales de la Casa Infantil”, añadió Jaime.

El servicio de cuido se brinda por horas, de acuerdo con los horarios de matrícula de cada ciclo lectivo de los estudiantes; la CIU cubre el tiempo de clases y actividades académicas que sean requisitos para los cursos, giras prácticas, trabajos finales de graduación y TCU. Esto hace que cada niño tenga su propio horario.

Por ejemplo, hay niños que asisten pocas horas a la Casa Infantil, otras van con más frecuencia, pues esto también depende de las redes de cuido con que cuenten los y las estudiantes, ya que algunos de ellos tienen el apoyo de familiares para cubrir alguna parte de los horarios.

“La normativa establece que son 15 horas semanales de cuido por estudiante; en casos especiales se realiza el estudio pertinente. Pero es importante que quede claro que el estudiante se puede quedar en las instalaciones el tiempo que necesite, eso sí, atendiendo personalmente a su bebé, pues el cuido no puede ser todo el día. El horario es de 6:30 de la mañana a 5:30 de la tarde”, dijo la directora de la CIU.

Cada estudiante da un aporte solidario a la Casa Infantil, aunque esto no cubre todos los gastos, pues el cuido de bebés es un servicio sumamente costoso, por lo que son financiados por la Vicerrectoría de Vida Estudiantil y totalmente respaldados por la Universidad de Costa Rica.

En adición, se les puede exonerar hasta en un 90%, de acuerdo con la categoría de beca que tengan; los ingresos se reinvierten en materiales didácticos, papelería u otros elementos que se requieran para el funcionamiento de la Casa Infantil.

Respecto a la alimentación, cada estudiante proporciona la comida de su bebé, ya que, debido a la corta edad de los niños, su alimentación es muy variada y específica, además de los hábitos nutricionales de cada familia; eso sí, de ser necesario, los y las jóvenes reciben asesoría nutricional y acompañamiento, para que sus bebés reciban las vitaminas necesarias.

También se atienden las necesidades académicas de los estudiantes, en coordinación con el Centro de Asesoría Estudiantil (CASE), donde se les orienta y apoya en las materias o temas que requieran.

En cada ciclo lectivo se brinda este servicio a entre 50 y 55 estudiantes y sus hijos.

La Casa Infantil Universitaria es uno más de los servicios de la UCR que evidencian el aporte solidario, consciente y en función del desarrollo de la sociedad costarricense y del apoyo a sus estudiantes. Este 30 de agosto la CIU celebrará sus once años de servicio.

Al servicio estudiantil

La Casa Infantil Universitaria (CIU) es una unidad perteneciente a la Vicerrectoría de Vida Estudiantil y depende específicamente de la Oficina de Orientación.

Es un servicio dirigido al apoyo de los estudiantes, al igual que el Centro de Asesoría Estudiantil (CASE) y el Centro de Orientación Vocacional (COVO).

Todos estos servicios fueron creados para atender las necesidades de estudiantes y, en el caso de la CIU, a quienes tienen hijos, para que cuenten con un espacio donde dejar a sus niños mientras están en lecciones o realizando labores universitarias.

Cabe destacar que la CIU no es lo mismo que el Centro Infantil Laboratorio (CIL), pues este es un programa de la Vicerrectoría de Acción Social, dirigido a una población más amplia y con una cobertura de niños en edad preescolar.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

No estoy en contra de la transparencia o la rendición de cuentas, ni de tratar de ser siempre mejores; sin embargo

Se dice que cuando a una idea le llega su hora no existe fuerza que la detenga. En ocasiones se apuesta por realizar

El Directorio de la FEUCR está cumpliendo ya 8 meses de gestión. Se acabó la parte más rendidora de la labor,

Semanario Universidad