Informe señala “serias deficiencias” en nueva torre de parqueos de la UCR

Según el Informe Unidad de Salud Ocupacional y Ambiental, las deficiencias señaladas pudieron evitarse con un trabajo interdisciplinario que protegiera aún más a los

Según el Informe Unidad de Salud Ocupacional y Ambiental, las deficiencias señaladas pudieron evitarse con un trabajo interdisciplinario que protegiera aún más a los usuarios, sus bienes y los activos universitarios. (Foto: Katya Alvarado)

Un informe de la Unidad de Salud Ocupacional de la Universidad de Costa Rica (UCR) advierte que el nuevo edificio de parqueos construido en la Ciudad de la Investigación “posee serias deficiencias en lo referente a la protección de los usuarios, bienes y activos universitarios”.

El documento, emitido por la Unidad de Salud Ocupacional y Ambiental de la Oficina de Bienestar y Salud (OBS) de la UCR, reúne un listado de cuestionamientos y recomendaciones a la Oficina Ejecutora del Programa de Inversiones (OEPI) de la UCR acerca del actual edificio. Destacan entre ellas la ausencia de ascensores, una altura máxima que impide el paso de algunas busetas y ambulancias o la falta de rampas específicas para el acceso de personas con discapacidad a tres de los cinco niveles del parqueo.

La obra de 14 600 metros cuadrados está presupuestada en más de ¢2300 millones y pretende responder a proyectos conjuntos como la construcción del nuevo edificio de Ciencias Sociales de la Universidad. La OEPI defiende el proyecto y afirma, ante las críticas del informe, que se ha cumplido con toda la normativa existente.

CRÍTICAS A LA TORRE

El edificio de parqueos cuenta con una escalera central y cuatro de emergencia, así como una rampa de acceso vehicular para sus cinco niveles. Sin embargo, carece de ascensores, lo que dificultaría el acceso a los niveles superiores, especialmente a personas con problemas de movilidad o lesiones temporales.

Para Omar Chavarría, coordinador de la OEPI, los elevadores tenían un costo elevado que encarecía significativamente el proyecto.

“Tendríamos que poner no solo el ascensor sino también vigilancia, considerar los riesgos de asaltos y todo. El edificio se hizo con dos accesos directos a calle: uno que está en el primer piso y otro que está en el tercero. Los espacios para discapacitados son reservados y son accesibles de manera que puedan salir al nivel sin tener que desplazarse entre edificios. Esto es aceptable dentro de la normativa”, explicó.

Según el arquitecto, agregar un ascensor involucra un costo mayor a los $50 000 y este es un servicio gratuito de la Universidad.

“Es más, prácticamente ningún edificio de parqueos tiene ascensor excepto los centros comerciales, porque se pagan. Esto es un parqueo gratuito, institucional, y no aplica con una cuestión de un servicio público”, afirma.

Pese a esto, no existen rampas especiales para que las personas con discapacidad puedan acceder al segundo, cuarto o quinto nivel, deben transitar por las rampas de acceso vehicular que –señalan– tienen una inclinación aún más baja que la mínima exigida por la ley, o las escaleras.

“¿Para qué tiene que ir al quinto piso? Si ustedes quieren verlo de esa manera me parece una exageración. Si fuese un edificio de una oficina donde usted tiene que ir a hacer gestiones en cualquier piso la inversión se justifica (…) [Los espacios para personas con discapacidad] no pueden estar completamente llenos, excepto que haya una convención de discapacitados”, dijo.

En el informe de la OBS, los Ingenieros Donald Sanabria y Esteban Muñoz practicaron pruebas para observar si existían inconvenientes ante el acceso de vehículos especializados.

“La entrada del edificio del parqueo no permite el ingreso de vehículos que posean una altura superior a los 2,40 metros”, destacan. Algunas de las busetas de la Universidad no podrían ingresar ni tampoco una de las ambulancias universitarias, la segunda unidad evaluada vería su antena de radiocomunicación “seriamente dañada” al ingresar al edificio.

«Se supone que el transporte público no tiene por qué entrar a un edificio de parqueos”, discrepó Chavarría. Sobre las ambulancias afirma que en ningún caso de emergencias se permite la entrada de una ambulancia a un edificio. La OEPI consultó con la Dirección de Ingeniería de Bomberos, la cual confirmó que, de suceder una emergencia, se debe entrar por la escalera. Aumentar la altura también supondría elevar los costos, defendió.

Entre otras cuestiones, el informe destaca que existe riesgo de actos vandálicos por la estructura, la falta de un espacio de seguridad específico para emergencias fuera del edificio y la necesidad de mejorar los elementos de seguridad disponibles.

La OBS destacó que las deficiencias señaladas pudieron “haberse previsto si desde la fase de diseño se hubiese trabajado en forma interdisciplinaria” con la Oficina de Seguridad y Tránsito, de Servicios Generales o la misma Unidad de Salud Ocupacional.

Como respuesta al documento, Agustín Mourelo, director de la OEPI, afirmó se había corroborado la información sobre la normativa aplicada a nivel nacional en edificios de parqueos y que había sido ejecutada plenamente en el edificio. Los “insumos” del documento son “muy importantes para ser aplicados en futuras construcciones similares”, indicó. Sobre esto, la OEPI considera la construcción de otro parqueo en la zona, con una capacidad aproximada de mil espacios. Chavarría agregó que el parqueo que falta por construir tendrá “las mismas características”, del que actualmente está cuestionado.

El Semanario Universidad contactó a Felipe Morales, arquitecto del proyecto, quien prefirió que fueran las autoridades universitarias quienes se refirieran al tema.


Universitarios subutilizan parqueo

Daniel Salazar Murillo

[email protected]

El nuevo edificio de la Ciudad de la Investigación es aún un parqueo sin carros. Pese a que la torre, con 550 espacios para vehículos, ha estado abierta durante todo este ciclo lectivo, el edificio aún no logra aumentar la cifra de 50 usuarios que tiene, aproximadamente, por día.

El edificio está habilidado para procurar que se despejen las zonas de estacionamiento de la Finca Uno de la Sede Rodrigo Facio, pero –pese a la disponibilidad de un sistema de transporte de 7:20 a.m. a 5:20 p.m.– aún no se observan aumentos en el uso del servicio.

“En este momento, la Universidad está pagando un bus que pasa cada media hora y ¿sabe cuántas personas trae? Tres (…) Somos carro-dependientes, nos da pereza agarrar el bus. Yo creo que esto va a cambiar en el momento en que (la Facultad de Ciencias) Sociales se traslade”, espera Omar Chavarría, coordinador de la OEPI.

Mientras tanto, la Institución busca incentivar a los universitarios a que aprovechen estos espacios. Incluso han debido hacer concursos para ello: la Universidad creó “El reto 10×10: El parqueo también juega”. En la actividad los concursantes, hacían grupos de 10 funcionarios, debían estacionar su vehículo durante diez días hábiles durante, al menos 8 horas, y lograrían participar en la rifa de una pantalla plana para la unidad de trabajo. El “reto” finaliza este 12 de junio.

Se espera que el nuevo edificio de Ciencias Sociales –situado frente al edificio de parqueos– empiece a ser utilizado a partir del próximo año y, con ello, se incremente el uso de los espacios de este edificio.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El SEP UCR ha iniciado el proceso de admisión  para “quienes tengan interés en especializarse en Administración Aduanera y Comercio Internacional”. “Dada la evolución

Parejas diversas cotizan igual que heterosexuales y la mayoría no tiene hijos que asegurar.El 56% de parejas de un mismo sexo tienen alto nivel

La Bioética, como disciplina, tiene muchas tareas por delante. Una de tantas es demarcar su ámbito epistemológico. Pero también, mientras construye esta epistemología fundamental,

Melvin Jiménez es obispo de la Iglesia Luterana desde abril del 2008. Para el abogado recurrente su condición de obispo le impide ejercer constitucionalmente

La  Constitución Política, en su artículo 142, manda que para ser ministro de gobierno, se requiere ser del Estado seglar. Por lo tanto, si

“No hay verdad por encima de los hechos”. H. ArendtNo ha de interpretarse el curso del mundo a partir de nuestros deseos. Nada es

Scott Morgenstern, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos. (Foto: Jorge Araya)“Siempre es difícil participar en un sistema

El ministro de Ambiente y Energía, Édgar Gutiérrez, modificó su vehículo para que utilizara hidrógeno y mejorara su desempeño. (Foto: Katya Alvarado)Reconoce carencias en
Semanario Universidad